España | La industria maderera gallega facturó más de 2.500 millones de euros en 2021, la cifra más alta desde que hay registros

Pese a ello, la subida de los costes de las materias primas y la energía augura un escenario de “incertidumbres”. Jose González ha anunciado que a lo largo del próximo año la Consejería iniciará el proceso de elaboración de un Plan Estratégico del sector forestal-maderero, que estará alineado con el Plan Forestal de Galicia.

 

Fuente: Universidad de Vigo

 

ESPAÑA (23/11/2022).- Después de que las paradas provocadas por el confinamiento hicieran disminuir su facturación en 2020, la industria forestal y de la madera recuperó el año pasado la senda del crecimiento en Galicia, alcanzando las cifras de facturación global más altas desde 2006, primer año de existencia estos datos.

Según el informe La cadena forestal-madera de Galicia, que la Agencia Gallega de la Industria Forestal de la Xunta (Xera) de la Xunta de Galicia elaboró ​​con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, bajo la coordinación del investigador Juan Picos, esta industria facturó el pasado ejercicio más de 2.500 millones de euros, mientras que las previsiones recogidas en este estudio para este año sitúan esta cifra en torno a los 2.900 millones.

Sin embargo, en la presentación de este informe este martes, el también director de la escuela del campus de Pontevedres se centró en el escenario de “incertidumbres” que atraviesa el sector en un contexto marcado por la subida de los precios, tanto de las materias primas como de la energía, que hacen necesario centrarse en la importancia del “desarrollo del valor añadido y de los mercados locales”.

El informe se presentó este martes en un acto que tuvo lugar en el Pazo de Quián, en Boqueixón, que se cerró con la intervención del consejero de Medio Rural, José González, quien destacó la aportación de la cadena monte-industria al PIB gallego, que rondaba el 1,6%, y que este sector representa cerca del 12% del empleo industrial, con 24.500 empleos directos. Junto a González y Picos, el acto también contó con las intervenciones de Jacobo Aboal, director de Xera; José Luis Chan, director general de Ordenación y Ordenación Forestal, y José Antonio Campo, director general del Instituto Gallego de Estadística, responsable de los indicadores estadísticos y del análisis sociodemográfico de los solicitantes de usos forestales también presentaron en esta jornada.

Cifras récord

Tras los cerca de 2.000 millones facturados en 2020, año en el que, como recuerda Picos, la covid-19 obligó a paralizar la industria durante casi una cuarta parte, la cadena forestal y de la madera generó el pasado ejercicio cerca de 2.500 millones, de los que 1.115 corresponden a la industria del cartón y pasta de papel, 542 a empresas dedicadas a la segunda transformación, 448 a aserraderos, 473 a acabadoras y 82 a biomasa. Asimismo, las estimaciones incluidas en este informe para este año sitúan la facturación total de la industria en torno a los 2.900 millones, augurando un crecimiento en todos los sectores.

Del mismo modo, el informe también apunta a un crecimiento de las exportaciones, que en el 77% de los casos tuvieron como destino otros países de la Unión Europea. En 2021, Galicia exportó cerca de un millón de toneladas de madera en bruto en ese sentido, cifra que se espera que aumente en el presente ejercicio. Asimismo, en 2021 la industria gallega supuso el 33% de las exportaciones de madera y el 27% de las exportaciones de celulosa en el conjunto de España.

 

Un contexto de alza de precios

“En 2020 tuvimos una bajada que correspondió al trimestre en el que la industria estuvo paralizada, pero se recuperó rápido y tanto en 2021 como en 2022 se fabricó mucho”, explica Picos, quien destaca la necesidad de tener en cuenta que estos Los datos forman parte de un contexto de “aumento de precios” que también augura ciertas “incertidumbres” en el futuro. En ese sentido, el director de EE Forestal señaló que en los últimos meses la industria ha visto subir los precios tanto de las materias primas como de los energéticos, pero también los de sus productos. “La pregunta es cuánto durará esto”, concluye el investigador, quien, en este contexto, destaca la importancia que tendrá para la industria generar productos “con mayor valor agregado”, así como su diversificación y el fortalecimiento de la mercado local

De hecho, el informe ya permite observar algunas “tendencias a más largo plazo” en esta dirección, reconoce Picos, en lo que incide, por ejemplo, en que en 1995 las exportaciones de muebles representaban sólo el 5% del total, mientras que estas se ubicaban en el ejercicio pasado en 22%, sin registrar una disminución en la participación de mercado de la madera y productos manufacturados, que representó el 58% del total, y de la pasta de papel, que representó el 20% de las exportaciones.

“Esta es una visión positiva de los últimos 30 años, en los que ha habido un esfuerzo, forzado quizás por las políticas, pero también por los mercados, por generar más valor agregado”, enfatiza.

Aumento de recortes y “desigualdad entre municipios”

En el primer eslabón de la cadena, en 2021 también se produjo un aumento de la tala de madera en los montes gallegos, que creció cerca de un 10% hasta alcanzar los 9,5 millones de metros cúbicos. Cerca del 59% corresponde a eucalipto, de los que se cortaron unos 5,6 millones de metros cúbicos, frente a 3,7 millones de metros cúbicos de pino, un 15% más que el año anterior, y 232.187 metros cúbicos de otras especies de frondosas caducifolias.

El aumento del corte se produjo, en porcentajes de entre el 10% y el 12%, en las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, pero no en Ourense, donde se cortaron 302.523 metros cúbicos, una cifra muy similar a la de 2020. El estudio presentado en esta Jornada por Picos también señala la “desigualdad entre municipios” en este ámbito, en torno al 50% de los recortes realizados en Galicia el año pasado corresponden a sólo 50 municipios.

Encabeza esta lista Ortigueira, municipio donde el año pasado se talaron 239.654 metros cúbicos de madera y más de 900.000 en los últimos cuatro años. Junto a este municipio coruñés, solo otros tres municipios, A Fonsagrada, Lugo y A Pontenova, superan los 500.000 metros cúbicos de madera cortada entre 2018 y 2021.

Ayuda de la Xunta de Galicia al sector

José González destacó el éxito obtenido por otra línea de aportaciones al sector, como es la dirigida a potenciar la madera como elemento estructural de la construcción. Una convocatoria -dijo- con una inversión de 2,6 millones de euros a la que se sumarán, también en 2023, otros 11 millones de euros destinados a inversiones en tecnologías forestales, transformación, movilización y comercialización de productos forestales. Además, el concejal advirtió que no se debe descuidar la investigación y en especial la mejora genética, que definió como “la base para una producción mejor y más resistente”. En ese contexto, destacó el trabajo que realiza el Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán en esta dirección.

Finalmente, González se centró en iniciativas legales a favor del sector, como la Ley para la recuperación de suelos agrícolas, enfocada a la lucha contra el abandono, o los trabajos en marcha para actualizar la Ley para la lucha integral contra incendios forestales, que permitirá avances en la diversificación de especies arbóreas y en el mosaico paisajístico. También ha destacado que en el desarrollo de esta norma participan todos los agentes de la cadena forestal-industrial, desde el recurso (Ordenanza y Ordenación Forestal) hasta la defensa del recurso (Defensa do Monte) y el producto (Agencia Galega de la Industria Forestal).

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.