La madera, el material sustentable para construir y que podría ayudar en la crisis por altas emisiones de CO2

Informe Construya | En el NEA, un 89% de los empresarios y profesionales encuestados cree que la obra privada es la que sostiene la demanda actual

Según el último resultado de la 20ª edición del Estudio de Opinión Construya, se bien hay un menor dinamismo entre empresarios y profesionales, en el NEA ven con optimismo el futuro del sector y, de darse las condiciones de dólar y control de costos, apostarían a la construcción como método de ahorro.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES (23/5/2022).- En el sector de la construcción de la Región NEA, empresarios y profesionales del rubro se mostraron más optimista sobre el futuro de la actividad en el país. Así se desprende de la consulta de la 20ª edición del Estudio de Opinión Construya, que en la respuesta de los encuestados encontró que hay “menor dinamismo entre empresarios y profesionales”. Y señalan que el principal estímulo del sector es que la construcción se considera un refugio de valor.

Construya es una asociación civil que tiene como objetivo fomentar la construcción y la cultura de la calidad en dicha industria en nuestro país, y agrupa a las empresas nacionales más importantes en la producción y comercialización de materiales. Fue creada en 2002 y se ha convertido en un referente del sector. Está integrada por : Later-Cer S.A. – Cerámica Quilmes S.A.; FV Grifería de Alta Tecnología;  Loma Negra; Ferrum S.A.; PAREXKLAUKOL S.A;  ALUAR – División Elaborados; ACERBRAG; PLAVICON;  Cerámica San Lorenzo ; CEFAS – El Milagro; PEISA y Grupo Dema.

Una vez más, la mayoría de los referentes del sector de la construcción y las inmobiliarias ratifican que su actividad se sostiene por la demanda de unidades pequeñas y medianas, así como por refacciones y ampliaciones.

 

Resultados de la encuesta

Más precisamente, el 91 % de los consultados para la 20ª edición del Estudio de Opinión Construya se inclinó por alguna de esas opciones. En lo que respecta a las perspectivas para los próximos doce meses, la mayoría de los encuestados piensa que su actividad se mantendrá sin cambios (37 %). Con respecto a la encuesta anterior, se observó una caída de la proporción de respuestas positivas e intermedias (de 26 % a 21 % y de 42 % a 37 %, respectivamente) mientras que hubo un aumento de las respuestas negativas (de 25 % a 35 %).

Haciendo un análisis por región, en esta ocasión los encuestados que llevan adelante operaciones en el NEA (Corrientes, Formosa, Misiones y Chaco) fueron los más optimistas sobre el futuro. Del total de encuestados de esta región, el 36 % consideró que su actividad aumentará en los próximos doce meses. A la inversa, en la Región Cuyo llamó la atención la proporción de respuestas pesimistas (58% del total).

En particular, en la región Centro (Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y La Pampa) también predominó el pesimismo sobre el futuro, con 39% del total de encuestados. En tanto, el 29 % cree que su actividad se mantendrá y 21 % que aumentará.

Evolución de los últimos 12 meses

A nivel nacional, la mayoría de los encuestados sostuvo que su actividad no varió durante el último año (39 %), mientras que el 36 % afirmó que disminuyó. Completan el total el 23 % de las respuestas que afirman que aumentó y un 2 % de los encuestados que decidió no contestar.

Visto por regiones, la que más vio crecer su actividad durante el último año fue Buenos Aires, en donde el 25 % de los encuestados se inclinó por esta opción, mientras el 40% sostiene que se mantuvo igual.

Como contracara, en Cuyo, solo 17 % de los que respondieron señalaron un crecimiento de la actividad en los últimos doce meses, 33 % consideró que su actividad se mantuvo sin cambios y 50 % indicó una disminución.

Por su parte, en el NEA las respuestas positivas representaron 22 % del total, lo cual representó una mejora con respecto a 19 % del año pasado, al tiempo que la mayoría (47 %) indicó que su actividad se mantuvo sin cambios. En tanto, 31 % del total consideró que su operación fue inferior a la de doce meses atrás.

Analizado por sectores, el más golpeado durante los últimos 12 meses fueron las inmobiliarias. El 62 % de los referentes de este sector afirmó que su actividad disminuyó en el último año, cuando en la edición anterior solamente había sido el 48 %.

Ahora bien, los sectores que vieron mayores aumentos en su actividad durante el último año fueron los ingenieros (el 31 % de ellos), los maestros mayores de obras (29 %) y las distribuidoras de materiales (27 %).

La inversión privada como sostén de la actividad

De los gráficos, se observa que las respuestas tienen sus matices según la región y el sector a los que pertenezcan los encuestados.

Sin embargo, hay un indicador que atraviesa el país y los sectores. Consultados sobre qué segmento impulsa actualmente la demanda en su negocio, la gran mayoría de las respuestas se inclinan por el sector privado.

Esto puede ser a través de obras grandes nuevas (10 % de las respuestas), las refacciones y ampliaciones (25 %) y principalmente las obras medianas y pequeñas nuevas del sector privado (56 %).

En otras palabras, solo el 9% de los encuestados a nivel nacional sostuvo que el principal impulsor de su actividad sean las obras públicas. De esta manera, como ya ocurrió en encuestas anteriores, el sector reafirma la importancia que tiene la actividad privada como sostén de su actividad.

Las obras privadas nuevas medianas y pequeñas fueron las más relevantes en todas las regiones: Buenos Aires (55 %), Centro (62 %), NOA (57 %), Cuyo (58 %), Patagonia (60 %) y NEA (36 %). En este último caso, igualaron en importancia con las refacciones/ampliaciones.

Las obras de refacción/ampliación fueron la segunda opción en todas las regiones, excepto en el NEA, tal como se indicó más arriba. En Buenos Aires, con 25 % de las respuestas, en Centro, con 27 %, en NOA, con 24 %, en Patagonia, con 20 %, en Cuyo, con 17 %, y en NEA, con 36 %.

Facilitadores y dificultades

Por otra parte, se vuelve a sostener que la construcción como refugio de valor es, por una amplia diferencia, el mayor impulsor para el sector. Más precisamente, el 43 % de los encuestados eligió está opción en esta pregunta de respuestas múltiples.

En tanto, la disminución del precio del metro cuadrado (en dólares) vuelve a perder relevancia por segunda edición consecutiva y fue elegido por apenas el 18 % (en las dos ediciones 18ª y 19ª, había sido por el 31,7 % y el 20 %, respectivamente).

Visto por regiones, la opción más elegida siempre fue la construcción como refugio de valor: El Centro del país fue la que más eligió esta opción (55 %) y la que menos lo hizo fue Cuyo (32 %). El NEA se ubicó en el cuarto lugar con el 39 %.

Con relación a los frenos a la actividad, el podio es un virtual empate, en donde la menor disponibilidad de financiamiento fue elegida por el 22 %, la incertidumbre por el tipo de cambio por el 21 % y el mayor costo de la construcción por el 20 %.

De esta manera, en línea con lo ocurrido en la edición anterior, las mayores dificultades están relacionadas con temas que dependen de las políticas y la gestión públicas.

En cambio, aquellas variables que dependen de la dinámica de oferta y demanda (costo de los terrenos, disponibilidad de terrenos y menor inversión en obras privadas) apenas reunieron el 19 % en total, dos puntos porcentuales por encima que la edición anterior.

En el caso del NEA, la opción más elegida fue “menor disponibilidad de financiamiento” con el 29 % y la segunda, “mayor costo de la construcción” con el 26 %.

Por último, vale la pena destacar que la construcción sigue siendo la elegida como el mejor método de ahorro (45 %). Casi 8 de cada 10 encuestados afirmaron que, teniendo en cuenta la baja en el costo de la construcción en dólares, es un buen momento para invertir en construcción.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *