Misiones | Fuerzas federales tendrían en la mira a narcotraficantes y contrabandistas que operan en la zona de áreas naturales del Peñón del Teyú Cuaré, en San Ignacio

La costa del Río Paraná funcionaría como un puerto clandestino donde diariamente cruzan personas y mercancías de contrabando, violando los decretos nacionales e internacionales que se profundizó ante la pandemia. Testimonios de propietarios de una reserva privada en el área del Peñón del Teyú Cuaré confirman esta situación y denuncian la gravedad de la problemática ante los hechos de violencia, intrusión, daño ambiental e inseguridad que se viven ante constantes enfrentamientos con los malvivientes.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

MISIONES (16/4/2022).- En la zona de áreas naturales de Colonia Teyú Cuaré, en San Ignacio, una familia lleva adelante un proyecto de inversión turístico llamado “Monte Victoria Eco Lodge” , que a su vez representa un lugar de valor ambiental por su ubicación estratégica a mil metros del Parque Provincial Teyú Cuaré, cercana a la costa del Río Paraná, y que forma parte de la iniciativa de desarrollo local y socio territorial con la “Ruta Escénica del Teyú Cuaré”.

En forma voluntaria, los propietarios de Monte Victoria avanzan en la creación de una Reserva Natural, gestión que en trámite en el Ministerio de Ecología de Misiones. Pero denuncian que la intrusión e inseguridad en el lugar está en proceso de expansión con gente vinculada a los delitos de contrabando y narcotráfico: “Se han realizado varios operativos, nosotros hemos presentado denuncias en la Justicia, las fuerzas de seguridad, la Municipalidad y hasta el Concejo Deliberante hace algunas semanas, porque todo sucede ante los ojos de las autoridades locales pero hacen la vista gorda, y el problema es grave ante los daños ambientales que provocan en el área natural”, denunciaron los propietarios de la reserva privada.

“En nuestro caso el proceso de usurpación inició hace casi una década y aún no logramos respuesta de la Justicia por el desalojo ante la usurpación de unas 4 hectáreas de nuestra propiedad. El problema es que siguen avanzando, y llega cada vez más gente peligrosa. A los intrusos denunciados inicialmente que son de la zona, ahora se suman paraguayos y colombianos que se asientan en el lugar, como una base vinculada al contrabando y el narcotráfico. Hay enfrentamientos cotidianos, se vive en situación de conflicto y alerta constante en la zona. Nos han quitado la paz, justo lo que más enamoró a mis padres cuando decidieron radicarse en San Ignacio”, expresó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el empresario Jorge Rodríguez Leyrías.

Su madre es la escritora Aída Giménez, reconocida en la comunidad de la cultura misionera por ser la delegada de SADE Misiones (Sociedad Argentina de Escritores), y esposa del fotógrafo Carlos Miguel Leyrias -fallecido el 31 de marzo de 2021-, con quien eligió hace más de 20 años comprar ese lugar mágico para vivir en contacto con la naturaleza y en armonía. Hoy, su hijo Jorge -que regresó de Buenos Aires ante el fallecimiento de su padre para acompañar el proceso- decidieron con Aida llevar adelante el emprendimiento ecoturístico en la zona del emblemático Peñón del Teyú Cuaré.

“Los problemas de usurpación comenzaron hace 8 años desde la costa del Río Paraná. Mi papá se quebrantó mucho por esta situación. Han iniciadas causas civiles y penales en proceso ante la Justicia, reiteradas denuncias en la policía local, Gendarmería Nacional, en la Municipalidad y en las últimas semanas hemos presentado un informe ante el Concejo Deliberante, ya que se profundizó la toma de tierras y la inseguridad. Se han instalado en un área que corta un camino vecinal, lo que obstruye el paso a nuestra propiedad y de otros vecinos”, indicaron los dueños de Monte Victoria.

Cabe aclarar que ante la demanda de desalojo por usurpación en el Juzgado N°5 de Posadas, y se dictaminó una orden de “No Innovar” a favor de la familia, pero la medida fue violada en forma reiterada por los intrusos denunciados quienes se encargaron de desmontar árboles nativos, realizar quemas y destruir monte natural para poder tener campo abierto y conectar con la costa donde realizan los cruces ilegales y diversos contrabandos, indicó Rodríguez  Leyrías.

“Convivimos día a día con el miedo y el vandalismo que ejercen estos delincuentes que no pagan un solo impuesto y están apañados por el municipio. En la última nota que le presentamos al intendente Javier Peralta, este nos respondió en persona que para sacar a esa gente necesitaba conseguir 1 millón de pesos, construirles una casa y que debía preguntarles si querían irse y darles todos los beneficios”, expresó con indignación el propietario de Monte Victoria.

“La situación es grave, ya que se trata de personas que están vinculadas al contrabando y narcotráfico en la costa del Río Paraná. Todo esos datos hemos presentado ante la Justicia, pero necesitamos ayuda de las autoridades provinciales, queremos que se sepa lo que está ocurriendo en San Ignacio”, remarcó Aída Giménez en la entrevista.

Denuniaron intrusión y apeo ilegal para construir sus “chozas” de refugio para los ilicitos en la costa del Río Paraná, en el área natural del Teyú Cuaré.

 

Inseguridad y daños ambientales

Ante la situación de conflicto constante, los propietarios de la reserva natural se consideran “víctimas de una organización delictiva para el contrabando, usurpando la propiedad privada y generando daños ambientales al tumbar árboles nativos para instalar sus chozas”, describieron, acercando fotos y videos de recientes invasiones a la reserva natural.

Las acciones legales que respaldan las denuncias realizadas ante la justicia se iniciaron hace varios años, pero en los últimos meses se van ampliando las denuncias. “Hemos presentado un informe ante el Concejo Deliberante semanas atrás porque no tenemos respuesta de la Municipalidad de San Ignacio. Al intendente Javier Peralta le hemos informado del proyecto de inversión, que se enmarca en la iniciativa de desarrollar como destino turístico la Ruta Escénica del Teyú Cuaré, y ante las situaciones de peligro que se vive en la zona al tratarse de personas peligrosas, vinculadas a la ilegalidad, no hemos tenido apoyo para encontrar una solución”, dijo Rodríguez Leyrias.

 

Las personas denunciadas por intrusión fueron capturadas el domingo 6 de marzo por contrabando en uno de los operativos realizados. En la izquierda el colombiano Marquez García Julían, seguido Yanina Britez, Manuel Rojas y Silvia Lima de Britez.

 

Fuerzas de seguridad tienen en la mira a los contrabandistas

“Esta situación de toma de tierras no es nueva en San Ignacio. Hemos solicitado durante años a los intendentes anteriores también solución a los problemas de asentamientos ilegales, y ahora al actual jefe comunal, para  que no permita que se sigan instalando intrusos en el lugar. Ante la Justicia hemos solicitado el desalojo de esta gente malviviente, pero tienen permisos municipales y con ello justifican la construcción de casillas sobre calles de la colonia, donde su único interés es vivir aquí para ejercer el contrabando, narcotráfico y vandalismo, aprovechando la costa fronteriza del Paraná que conecta con el Paraguay”, aseveran los propietarios.

La primera usurpación fue denunciada hace casi 10 años, donde tomaron más de 4 hectáreas de la propiedad de Leyrías-Gimenez. “Es gente malviviente, que en su momento fue indemnizada por la EBY (Elisa Navarro y Rojas por demanda judicial de desalojo). Estas personas no solo están cometiendo el delito de usurpación, sino que también se dedican al contrabando de neumáticos de camión, marihuana, cigarrillos, étcetera”, precisaron en la nota entregada en el Concejo Deliberante de San Ignacio.

El 14 de junio de 2021 hubo en el lugar un allanamiento realizado por Prefectura Naval Argentina donde secuestraron neumáticos y marihuana, esta causa obra en el Juzgado Federal de Oberá, cuyo número de expediente N° FPO 2331/21.

En tanto, el 15 de junio de 2021, Aida efectuó una denuncia en Gendarmería Nacional que obra en el Juzgado de Oberá con el expediente N° FPO 2389/21 a cargo del Juez Gallandat. “Esta denuncia la hicimos para desvincularnos de esta actividad que se está llevando a cabo dentro de nuestra propiedad usurpada, también por el temor que existan mafias que puedan llegar a atacarnos y terminar siendo víctimas por cualquiera de las bandas delictivas que operan dentro de nuestro campo hasta la fecha”, explicaron.

Frente a la propiedad viven dos familias más que también estarían vinculadas a la delincuencia, y  ambas tienen casillas construidas sobre calles que el municipio les otorgó. “Ambas familias están emparentadas entre sí, lo que genera  más problemas entre vecinos ya que todos están en connivencia para delinquir”, denunciaron, por otra parte, en el informe elevado ante el Concejo Deliberante.

Los problemas son recurrentes, recientemente presentaron una denuncia penal contra una persona R.R., que sería familiar directo de las personas anteriormente mencionadas, por el robo del cartel que identifica el ingreso a la reserva.

Vandalismo. Los propietarios denunciaron el robo reciente del nuevo cartel de ingreso a la propiedad

 

“Se trata de situaciones de inseguridad en forma diaria y es terrible para nosotros porque de no resolverse nos preguntamos qué proyecto turístico podemos hacer en el área del Teyú Cuaré. En forma particular tengo participación activa  en la iniciativa de desarrollar la Ruta Escénica, sin embargo no encontramos soluciones a la intrusión. Esta gente genera daños ambientales en el área, arruinan la actividad turística, hacen daños materiales,  y nos ponen en peligro constante a nosotros como vecinos y a los turistas que vienen a disfrutar del Parque Provincial, ya que también utilizan el Peñón como puerto clandestino y varios turistas nos manifestaron que fueron echados por estos delincuentes que no quieren que haya gente mientras ellos hacen sus contrabandos y esperan las lanchas paraguayas”, describió Rodríguez Leyría.

Asevera, en ese contexto, que están viviendo rodeados de delincuentes paraguayos y colombianos, que usurpan la propiedad privada y atemorizan en forma violenta a los pobladores que viven en lotes privados en zonas de áreas naturales en San Ignacio.

Habría reiteradas notas presentadas ante el municipio como antecedente, además de las denuncias policiales y judiciales que respaldaron con pruebas de lo descripto, identificando a las personas involucradas.

Las personas denunciadas por intrusión fueron capturadas el domingo 6 de marzo por contrabando en uno de los operativos realizados por las fuerzas de seguridad. En la izquierda el colombiano, seguido Yanina Britez, Manuel Rojas y Silvia Lima de Britez.

 

Causas penales y civiles en proceso judicial

  • Resumen de las causas civiles 

-Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 547561/2020. “Expte. Nº 47561/2020 Bis1/20 LEYRIAS CARLOS MIGUEL y Otro/a C/ NAVARRO ELISA RAMONA S/ Prohibición de Innovar”. Las instalaciones son ilegales debido a la existencia de una demanda judicial por usurpación donde se solicita la reivindicación de la propiedad privada.

-Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 5, Secretaría Única, en los autos caratulados: “Expte. Nº 47561/2020 LEYRIAS CARLOS MIGUEL y Otro/a C/ OCUPANTES S/ Reivindicación”,

 

  • Resumen de las causas penales

-Juzgado Federal de Oberá – Fiscalía de Oberá  Expte. Nº FPO 2389/2021 por Delitos de contrabando/  Delitos a la Salud Pública por narcotráfico /  Imputados 2331/2021

-Denuncia 15 de junio 2021 ante Gendarmería Nacional Escuadrón 11

-Denuncia 02 de marzo 2021 Expediente N°353 Juzgado de Instrucción Penal 1-1 Posadas, por realizar quemas y talados en nuestra propiedad violando la PROHIBICIÓN DE NO INNOVAR Expte. Nº 47561/2020

– Denuncia ante EMSA que no podrán realizar conexiones o reconexiones en este inmueble ya que estarán incurriendo en la violación de la prohibición dictada por el Juez. Expte. Nº 47561/2020bis1/20 LEYRIAS CARLOS MIGUEL y Otro/a C/ NAVARRO ELISA RAMONA S/ Prohibición de Innovar”,

 

El sueño de “Monte Victoria”

El destino San Ignacio es parte de un territorio con puesta en valor en un entorno de áreas naturales protegidas públicas y privadas, con un ecosistema de alto valor ambiental y especies de flora únicas en el mundo. Todo esto en un destino que cuenta que con un gran patrimonio cultural e histórico como el Camino de los Jesuitas con las ruinas de San Ignacio, y ofrecen cada vez más actividades sobre el Río Paraná, de descanso o deportiva, etcétera.

Monte Victoria se encuentra a 9 km aproximadamente del centro de la ciudad de San Ignacio, es una reserva natural y ofrece una cabaña edificada con materiales autóctonos que alberga hasta 8 personas con todas las comodidades, quincho con parrilla exterior, fogón, piscina exclusiva para los huéspedes, servicio de comidas a pedido, senderos varios para disfrutar plenamente de la naturaleza.

El proyecto turístico en la Colonia Teyú Cuaré  que impulsan con Monte Victoria, se trata de un Hospedaje Lodge dentro de una reserva natural que cuidan hace más de 20 años. Los propietarios buscan que los turistas puedan disfrutar de un ambiente natural y preservado para conocer e interactuar con la naturaleza.

“El objetivo, junto a otros emprendedores de San Ignacio, es abrir otra puerta turística más allá de nuestras queridas ruinas jesuíticas. Nuestro Eco Lodge cuenta con hospedaje y diversas actividades, alineados a poner en valor el patrimonio cultural, histórico, y natural con el Parque Provincial Teyú Cuaré el cual se encuentra a 1000 metros de nuestra reserva”, explica Aída Gimenez.

El proyecto busca captar turismo local, nacional e internacional para lograr que se queden más días cuando visitan las misiones jesuíticas y evitar el turismo de paso o eventual, abriendo otras puertas e incentivando el conocimiento de todos los patrimonios naturales y belleza con la que contamos en San Ignacio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.