Ciencia y reforestación | ¿Especies Exóticas en la Restauración Forestal?

Escriben la Ing. Vanina Chifarelli (1) y la Lic. Diana Albuja Carbonell (2). Entre sus conclusiones, señalan que “la restauración integral de un ecosistema no consiste únicamente en recuperar la biomasa nativa, sino que también consiste en un trabajo continuo junto con las comunidades locales para lograrlo”. Y finalmente, consideraron importante remarcar que “reforestar con especies exóticas puede mejorar características de algunos sitios, pero nunca podrá recuperar totalmente la integridad del ecosistema”.

 

 

ARGENTINA (Febrero de 2022).- La reforestación es una práctica que busca  la recuperación de la cobertura forestal de un sitio donde se conoce que existió un ecosistema boscoso mediante la introducción de semillas o plántulas que promuevan la formación de bosque secundario (son bosques que se auto-regeneran posterior a una perturbación antrópica o un evento natural significativo) y de ser posible bosque residual (son bosques que conservan la estructura y la composición florística de un bosque primario no intervenido, ya que la extracción de madera como producto principalno los ha modificado drásticamente).

Si pensamos en reforestación, hay que tener en cuenta al menos dos factores: el nivel de degradación y el potencial de regeneración natural del sitio.

La reforestación con especies exóticas puede acelerar la recuperación de algunas características ecológicas del sitio, más no su estructura y funcionalidad original.

En la restauración forestal, la cual es proceso destinado a recuperar la integridad ecológica y mejorar zonas deforestadas o paisajes forestales degradados, se recomienda el uso de especies nativas, propias de la zona a restaurar.

El empleo de especies exóticas no es una práctica común y se propone su uso en casos excepcionales, tras el descarte de varias alternativas inviables. Durante años se ha registrado en el país la presencia de plantas exóticas, por lo que es posible encontrarlas en diferentes ecosistemas nativos, y por sus características adaptativas a diversos ambientes son consideradas como un recurso válido, particularmente en ecosistemas altamente degradados.

Cuando hablamos de  especies exóticas hay una gran diferencia entre dos términos muy utilizados: naturalizada e invasora.

Las especies naturalizadas son aquellas que se establecen en el área sin dificultad y cumplen sus ciclos de vida sin perjudicar al ecosistema. Si esa especie presenta un comportamiento agresivo de colonización y las condiciones ambientales favorecen su dispersión, estas pueden convertirse en invasoras, llegando a tener consecuencias devastadoras para las especies nativas y por lo tanto convertirse en una amenaza para la salud ecosistémica.

La probabilidad de tener éxito como invasora depende de una variedad de factores genéticos, demográficos y ecológicos, entre el 5 y el 20% de las especies vegetales introducidas alcanzan la etapa de invasión.

 Figura 1. Antes y después de una restauración forestal. Foto: Gentileza del Dr. Alessandro  Camargo Angelo.

En la figura 1 se puede visualizar un ejemplo previo y posterior a la restauración de un bosque rivereño.

Las barreras geográficas (figura 2) son aquellas interrupciones en el relieve que las especies deben superar para poder avanzar y consolidarse, esto incluye montañas, ríos, quebradas, etc.

La introducción de especies exóticas para su cultivo es una práctica antigua y beneficiosa para el hombre. Estas han superado las condiciones del cautiverio/cultivo para sobrevivir por medio de estrategias adaptativas y eficientes necesarias para cada periodo fenológico. Cuando la fase de reproducción resulta exitosa se alcanza la etapa de dispersión, en este caso, si la dispersión se convierte en una amenaza para el ecosistema entonces puede llegar a transformarse en especie invasora.

Figura 2. Etapas y barreras para la instalación de exóticas

El uso de exóticas tiene sus beneficios

●      Rápido crecimiento para establecerse en un tiempo relativamente corto, abaratando costos de mantenimiento.

●      Establecimientos en sitios de baja fertilidad o en condiciones extremas.

●      Pueden llegar a mejorar las características edáficas

●      Las exóticas arbóreas tienen potencial para la producción de madera y aceleran los procesos sucesional.

●      En herbáceas los beneficios son: el uso de cercas vivas (delimitan el terreno/incorporan nutrientes/incorporación de perchas estas últimas son soportes construido por el hombre para albergar pájaros que ayudaran con la polinización y dispersión de semillas).Atracción de un amplio rango de polinizadores

●      Abonos Verdes: suelo muy degradado o desnudo. Al cubrir el suelo con especies rastreras de rápido crecimiento  mejoran la disponibilidad de nutrientes.

 

Como también, el uso de exóticas tiene sus Inconvenientes

●      Especies introducidas pueden comportarse como invasoras y evitar el establecimiento de especies nativas.

●      El comportamiento invasor no está limitado/restringido a las especies exóticas

●      Los efectos potenciales de una especie no nativa son impredecibles y pueden llegar a ser devastadores, por lo que un control riguroso es de vital importancia, entre especies exóticas en Argentina que provacaron impacto en las nativas se puede mensionar Ligustro (Ligustrum lucidum), Lupino arbustivo (Lupinus arboreus), Tamariscos (Tamarixspp.), Fresnos (Fraxinusspp.), Sauce llorón (Salixba by lonica) y Eucalipto (Eucalyptus globulus) entre otras.

En algunos sitios las especies exóticas forman parte del ecosistema y su control resulta extremadamente complicado, dando lugar a los llamados neoecosistemas que son aquellos ecosistemas caracterizados por la presencia de comunidades vegetales dominadas por exóticas.

Como un aporte al desarrollo de los proyectos de restauración, en junio del 2000 la SER (sociedad de restauración ecológica) por sus siglas en inglés, publicó el documento “Guidelines for Developing and Managing Ecological Restoration Projects” que contiene una serie sugerida de pasos a seguir para la creación de un plan de restauración en6 etapas: planeación conceptual, tareas preliminares, planeación, ejecución, tareas posteriores y evaluación del proyecto. Éste y otros esfuerzos dentro de las ciencias de la restauración son un aporte para mejorar la ejecución de dichos proyectos.

Algunos investigadores consideran que el conocimiento de las comunidades locales es una fuente de información valiosa, como datos acerca de los hábitos de tolerancia a climas extremos, usos y comportamiento dentro de los sistemas productivos. Otro recurso a tener en cuenta es la información documentada disponible para realizar una línea de tiempo con base a la información compilada para identificar los elementos históricos tanto naturales como antrópicos.

Una actividad que puede ser de gran utilidad en la etapa de planeación del proyecto para un plan de restauración, son las pruebas de selección que consisten ensayos que permiten evaluar el éxito de una especie particular en el terreno. Las especies escogidas se siembran y se monitorean con mediciones de crecimiento y supervivencia, también se pueden realizar pruebas de procedencia para identificar las más adaptadas.

Toda restauración ecológica busca hacer uso de especies nativas, propias de la zona a restaurar, pero existen casos excepcionales en donde el uso de especies exóticas es favorable y brinda alternativas para la recuperación. Sí se opta por esta última, se sugiere elaborar un plan de control para su cultivo, con ayuda de la utilización de métodos tanto químicos como mecánicos.

Por ello es importante identificar esta fase para mitigar sus efectos. El uso de plantas exóticas para restauración se focaliza en etapas iniciales, principalmente para el mejoramiento de las condiciones ecológicas del lugar (Características físico-químicas del ambiente que determinan donde puede un individuo sobrevivir, crecer y reproducirse) con el propósito de facilitar el establecimiento y desarrollo de las especies nativas.

En suelos desnudos y poco profundos una estrategia es el uso de exóticas rastreras, que ayudan a disminuir la erosión por viento y escorrentía, mejorando la infiltración y formación del suelo en etapas iniciales. Una alternativa sugerida, es el uso de métodos mecánicos para eliminar de forma paulatina las especies rastreras y permitir el ingreso de las especies a restaurar,este proceso debe continuar hasta eliminarlas por completo.

En la restauración de sitios muy degradados (Figura 3) es común trabajar con especies vegetales exóticas resistentes a condiciones adversas ya que mejoran las condiciones ecológicas del lugar, generando condiciones favorables para especies de estadios sucesiones secundarios y de esta forma avanzar en los procesos recuperación.

Figura 3. Proceso de restauración en sitios muy degradados-

Consideraciones finales

El uso de exóticas en restauración se debe considerar como una alternativa remota, pero hay que recordar que no todas las especies introducidas son invasoras, en ocasiones especies nativas se convierten en invasoras, por ejemplo, en la provincia de Córdoba-Argentina las especies: Bauhinia  forficata, Jacaranda mimosifolia, Lantana camara, Manihotgrahamii, Phytolacca dioica y Schinusareira llegaron a ser invasoras tras un manejo inadecuado.

Además, se ha determinado que, en la mayoría de los casos, las especies exóticas, no consiguen adaptarse al medio y mucho menos proliferar(Lockwood et al., 2007) por lo que no suponen ninguna amenaza para los ecosistemas, ya que solo un pequeño porcentaje consigue aclimatarse, expandirse y ser perjudiciales.

Los planes de restauración no suponen una única receta, las características únicas de cada lugar hacen necesario evaluar los múltiples escenarios como se observa en figura 3. Los recursos humanos y económicos son los dos factores primordiales que  sustentan la ejecución completa del proyecto. La restauración integral de un ecosistema no consiste únicamente en recuperar la biomasa nativa, sino que también consiste en un trabajo continuo junto  con las comunidades locales para lograrlo.

Finalmente es importante remarcar que reforestar con especies exóticas puede mejorar características de algunos sitios, pero nunca podrá recuperar totalmente la integridad del ecosistema.

Figura 4. Antes 2000 y después 2002 de un proceso de recuperación ambiental en la mina Piçarrão, Brasil.

 

 

1. Facultad de Ciencias Forestales, investigadora Independiente. Universidad Nacional de Santiago del Estero. Av. Belgrano (s) 1912. 4200 Santiago del Estero, Argentina. E-mail: vaniniachifarelli@gmail.com
2.  Grupo de Restauración Ecológica de la Universidad de Colombia. Penn State University, Pennsylvania/USA . E-mail:  dca5256@psu.edu

Bibliografía

LOCKWOOD, M. HOOPES & M. MARCHETTI. 2007. Invasion ecology. Blackwell Publishing. Malden, Massachusetts.

 

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores.

 

.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.