Consorcio de Manejo de Fuego | “La situación es caótica para todos, y tenemos un 100% de los recursos disponibles del Consorcio de Manejo del Fuego afectados al combate de incendios”, dijo Sebastián Benitez 

El ingeniero forestal Sebastián Benitez, miembro de una empresa socia y de la Comisión Directiva actual de la Asociación Forestal de Corrientes, fundadora del Consorcio de Manejo de Fuego, se refirió en una entrevista al reclamo de la familia Rodríguez (Estancia Santa Rosa) que pidió ayuda ante la situación dramática vivida el miércoles pasado en Paraje Galarza y no obtuvo respuestas. “Nadie nos ayudó, ni del consorcio de fuego”, dijo Carina Lanaro. Inversión, prevención, capacitación y coordinación fueron algunos de los aspectos abordados por el profesional para hacer frente a la “caótica” situación que enfrenta la provincia en medio de una sequía sin precedentes.

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

CORRIENTES (23/2/2022).- El ingeniero forestal Sebastián Benitez (GMF Latinoamérica SA), miembro de una empresa socia y de la Comisión Directiva actual de la Asociación Forestal de Corrientes, fundadora del Consorcio de Manejo de Fuego (sede en Virasoro) se refirió al reclamo de la familia Rodríguez (Estancia Santa Rosa) que pidió ayuda ante la situación dramática vivida el miércoles pasado en Paraje Galarza y no obtuvo respuestas. “Nadie nos ayudó, ni del consorcio de fuego”. 

La empresaria forestal Carina Lanaro aclaró que no era socia del Consorcio, pero que compartían un grupo de Whatsapp donde se informaba de las novedades de avance de incendios. Fue un pedido de emergencia y ayuda humanitaria, ya que el fuego estaba arrasando literalmente el pueblo de Paraje Galarza en Santo Tomé.

Lee más: Corrientes en llamas | Estiman casi un millón de hectáreas afectadas por el fuego y la catástrofe ambiental se profundiza arrasando un 40% del Parque Iberá

 

Pero, la realidad es que Corrientes tiene focos dramáticos y simultáneos desde hace varias semanas. “A diferencia de enero, en febrero hemos empezado a tener en el CMF acontecimientos uno atrás del otro,  y en muchos casos en forma simultánea, afectando en un 100% a los recursos tanto de empresas socias como no socias al consorcio. Más allá de que los sistemas de detección siguen activos, el estado de deshidratación herbácea y arbórea, y las condiciones climáticas, están haciendo que el fuego, una vez que se inicia,  avance de una forma muy rápida”, dijo.

Consideró que es básicamente “este fenómeno es el que nos está sobrepasando, pero no quiere decir que debamos dar el brazo a torcer”, expresó en la entrevista con ArgentinaForestal.com.

El incendio de Paraje Galarza, que arrasó con las forestaciones de la Estancia Santa Rosa de la familia Rodríguez -entre otra docena de establecimientos y todo el pueblo- dejó al Consorcio del Manejo de Fuego entre los que “no acudieron al pedido de ayuda” realizado, en medio de la fuertes críticas a la Provincia de Corrientes y la Nación.

AF: ¿Cómo toman el reclamo humanitario que expresó Lanaro? Aclarando que no son socios del CMF. ¿ Era una zona forestal que no forma parte del Consorcio?

El reclamo humanitario es evidente y proviene de todos los titulares afectados por los incendios, socios y no socios del Consorcio. Verdaderamente se trata de una situación caótica….y lo digo en presente porque lo sigue siendo ya pasados 7 días del evento en el Paraje Galarza; donde también se ha visto amenazada una empresa socia lindante al Paraje.

Y la situación fue así…recursos y hasta el medio aéreo propio del Consorcio, a solicitud del Gobierno Provincial, acudió al lugar atendiendo a la situación del Paraje; donde luego, lamentablemente por cuestiones de visibilidad, no pudo operar más.

Ante la situación que se enfrenta, todos los recursos (y no solo del CMF) se han abocado a proteger lo que podían…porque es la realidad. No he estado en el lugar, pero varios testimonios que sí estuvieron saben muy bien con la agresividad que avanzo el fuego y verdaderamente debemos de estar agradecidos que el mismo no se haya llevado vidas humanas.

 

AF: Hay varias vías de comunicación, no sólo dirigirse a la Central de Operaciones formalmente. Explica la familia Rodriguez que no pidieron a la central, pero el propietario alerta de la situación en el grupo donde informan las situaciones de peligro. Allí surge su reclamo “nadie nos ayudo, ni el consorcio de fuego de Virasoro”. 

Desde el CMF, y los socios lo saben, existe un sistema protocolar de solicitar los recursos. Ya hubo eventos donde empresas no socias han acudido bajo estos mecanismos y se los ha asistido, pero se debe entender que siempre y cuando los recursos estén disponibles, es decir que no estén en otros combates.

Justamente durante las semanas previas, una empresa no socia, había solicitado directamente al CMF recursos para atender su estancia sobre los esteros en Ruta 41, y en esa oportunidad acudieron dos brigadas de dos empresas diferentes.

 

 

AF: ¿El CMF coordina los recursos de las empresas socias o tiene una brigada propia estable de combate disponible para sus socias? ¿Y en qué caso asisten a vecinos o terceros?

Cada empresa dispone de sus brigadas. Y están al servicio de proteger su patrimonio en primera instancia, y al de sus socios del CMF. La disponibilidad depende muchas veces de los mismos socios y de los recursos que cuenten en el momento. La ayuda es mutua entre ellos, los que forman parte del Consorcio, y si ella existe y requiere un tercero o vecino, quien las coordina es el CMF.

Cuando cada empresa dispone o puede apoyar a otras empresas, esta ante sus propias decisiones. Cada empresa tiene su política en estas situaciones, a la cual el CMF no se involucra.

Como aclaración, el CMF esta constituido por empresas situadas en el NE de la provincia. Lo que ocurra en otras regiones de la provincia no llega al alcance del CMF desde el punto de vista operativo, que tiene sede en Virasoro. Salvo dos de ellas que también tienen patrimonios en la zona Centro-Norte y que justamente han sido afectados por incendios forestales en este mes.

En esos días del incendio en Paraje Galarza hubieron otros incendios en donde también se ha trabajado en empresas socias y no socias; que fue por ejemplo en mi caso, que por simple decisión he aportado colaboración en algunos incendios.

 

AF: ¿Cómo opera el CMF cuando se trata de vecinos o terceros? ¿Suelen asistir diariamente, más allá de las 30 empresas socias?

No los asistimos diariamente, sino solamente cuando nos solicitan o alguna empresa socia decide apoyarlos. Como mencione anteriormente, si las empresas disponen de recursos para proteger a otros vecinos, están en su derecho, el CMF no interviene.

La situación es extrema y los recursos de todos se agotan. Donde el pedido es expreso hacia el CMF, busca las alternativas para ello, siempre y cuando así las empresas lo dispongan.

En conclusión, si alguien solicita un recurso a una empresa socia del CMF, es dicha empresa quien lo asiste. Si la solicitud en cambio es a la Central de Operaciones del CMF, es el CMF quien asiste con los recursos, mediante alguna de las empresas socias (siempre y cuando accedan según sus disponibilidades)

Febrero fue “caótico”

AF: A inicios de febrero, en una entrevista con Carlos Pereyra del CMF, hablamos de la importante inversión que han realizado algunas empresas correntinas socias después del aprendizaje de 2020. En enero habían logrado con la detección temprana y ataque rápido, que solo se quemarán menos de 100 hectáreas del patrimonio que protegen desde el consorcio. .

El escenario se complicó en las últimas semanas, Santo Tome e Ituzaingó atraviesan muchos días difíciles este febrero por grandes focos de incendios ¿Cuantas has estiman se quemaron en estos días?¿Que ocurrió?

Así es…la situación climática empeoró y no ha ayudado en lo absoluto a la sequia extrema que se enfrenta. Y creo que fue un poco de todo, desde el CMF hemos iniciado tempranamente con campañas de concientización en radios locales y zonales; también en redes sociales (Instagram y Facebook).

La comunicación y estado de situación de riesgo es informado diariamente a las empresas socias, y hasta algunas de ellas han decidido suspender todas sus actividades productivas.

En Febrero hemos empezado a tener acontecimientos uno atrás del otro y en muchos casos en forma simultánea, afectando un 100% a los recursos tanto de empresas socias como no socias del CMF.

Más allá de que los sistemas de detección siguen activos, el estado de deshidratación herbácea y arbórea, y las condiciones climáticas, están haciendo que el fuego se inicie y avance de una forma muy rápida. Básicamente es este fenómeno el que nos está sobrepasando pero no quiere decir que debamos dar el brazo a torcer.

No quisiera dejar de lado las capacitaciones en mandos medios y operarios, así como la comunicación constante dentro de las líneas de combate. Estas acciones preventivas son medidas que deben continuar reforzándose, principalmente entre socios y no socios, porque esto que estamos pasando nos está afectando e involucrando a todos por igual.

Los datos de superficies afectadas aún no han sido relevadas, ya que todos los días estamos teniendo algún evento, lo que demanda casi todo el tiempo a los operadores a hacerse cargo de la situación. Esperando las próximas lluvias, nos detendremos a actualizarlas y a tomar un respiro para reforzar estrategias.

Inversión, prevención y responsabilidad

AF: Desde el CMF establecieron un “ABC” para que las socias que la integran cumplan en prevención de incendios. ¿Cuáles son los ítems que están obligadas a cumplir en prevención y combate de incendios los forestadores del CMF?

Existe un “Reglamento Interno de Colaboración contra Incendios Forestales” donde están expresados los compromisos que deben asumir las empresas socias a la hora de formar parte del CMF.

Se debe disponer determinada cantidad de recursos en función a la superficie afectada o cubierta ante el CMF: hasta 500 has, de 500 a 2.000 has y más de 2.000 has; que básicamente se trata de la cantidad de implementos y recursos humanos a necesarios.

Recursos de combate llamamos a motobombas, tanques cisternas, mochilas, matafuegos, recursos humanos capacitados, entre otros.

En cuanto a la prevención, es vital mantener las barreras de protección como lo son los cortafuegos y más importante aún…la accesibilidad; si los caminos internos son buenos, y los conocemos, es una herramienta muy útil a la hora de recibir o prestar ayuda.

Otro aspecto que no está descripto en el reglamento, pero siendo forestal también podría mencionar lo fundamental de las actividades silviculturales como medida de prevención.

Las primeras podas, por ejemplo, para evitar lo más que se pueda los llamados incendios de copa. Y más aún, el control de renovales, especialmente en la periferia de los lotes, lo cual muchas veces terminan siendo una desventaja por su rápido poder de ignición.

 

AF: ¿En su opinión, cuáles son sus principales reflexiones frente a lo que se está viviendo en Corrientes en Incendios Rurales  y Forestales? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo se determinarán las responsabilidades? 

La acción del hombre ya sabemos todos que es la primera y casi la única causa que ocasiona estos incendios. Una botella tirada es por culpa de alguien, una máquina que chispea es por culpa de alguien, un cable que se desprende del tendido eléctrico también es por culpa de alguien, un cigarrillo mal apagado también, una quema mal hecha o en condiciones indebidas también.

Como opinión personal, responsables me parece que somos todos, desde el más pequeño productor, mediano y grande, vecino, turista, hasta el Estado Provincial y Nacional. Por las acciones indebidas (que todos sabemos cuáles son) o no realizadas en prevención, y por no hacer cumplir las leyes o no mejorarlas.

Estos fenómenos climáticos se empezarán a hacer más recurrentes y debemos tomar este aprendizaje para afrontarlo de forma conjunta con acciones público-privadas.

A modo de ejemplo, el CMF, dependiente de la Asociación Forestal de Corrientes, es una institución civil sin fines de lucro creada para evitar y controlar incendios y daños asociados, en el ámbito rural; la cual ha sido beneficiada en varias oportunidades, mediante el Fondo de Desarrollo Rural (dependiente del Ministerios de Producción de Corrientes), con fondos para programas de capacitación de brigadas, escuelas rurales, difusión y señalética.

En esta campaña 2021-2022, hemos accedido por decisión y acción de los socios en contar por primera vez, luego de 25 años de existencia, con nuestro propio medio aéreo para el combate de incendios forestales y rurales.

Insto a los productores ganaderos y forestales a sumarse a coordinar sus acciones y métodos de prevención dentro del consorcio.

El CMF es una alternativa ya disponible. Justamente, ante todo lo que estamos viviendo, ya recibimos la solicitud de dos establecimientos de la Ruta 41 para formar parte.

Esto ayudará en abarcar más áreas de detección, a extender nuestra área de influencia y protección.

El fuego va a continuar siendo una herramienta de manejo y prevención, siempre que sea utilizado en forma adecuada; aunque seguramente podría haber mejores alternativas, pero empecemos a mirar al vecino como un aliado y a hacer frente a lo que nos viene por delante; capacitarnos juntos, mantener nuestros cortafuegos, asociarnos, hacer tareas en forma conjunta. Y fortalecer nuestros medios de comunicación.

Son algunos de los mecanismos que nos ayudarán a salir adelante….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.