Sistemas silvopastoriles: una oportunidad emergente en la cuenca del Salado

Por Germán M. Milione, Juan E. Laddaga y Juan F. Bardi de la cátedra de Dasonomía de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires. Un trabajo que se realizó bajo carta acuerdo entre la UNCPBA y la empresa Santa María del Recuerdo.

 

 

BUENOS AIRES (Octubre 2021).- Los sistemas silvopastoriles son asociaciones de árboles con ganado y fueron desarrollados en las regiones tropicales para darle un uso más eficiente a las tierras. Dado su buen comportamiento y rentabilidad se extendieron a las regiones templadas. Las zonas del país donde estos sistemas poseen mayor desarrollo con especies forestales cultivadas son el sur de Misiones y  el Noreste de Corrientes, y las especies forestales más utilizadas en esta región son los pinos.

Otra región del país con bastante desarrollo es el Delta del Río Paraná con álamos y sauces.

En estos sistemas donde se asocia deliberadamente arboles-pastizal-ganado existen interacciones ecológicas, principalmente procesos de facilitación y competencia. En este sentido, la presencia de árboles beneficia el confort animal a través de sombra y reparo, esto resulta en mayores ganancias de peso. Asimismo, en muchas regiones el ambiente creado por el componente forestal produce una mejora en la calidad y cantidad del componente forrajero.

Sin embargo como no todas las interacciones entre componentes son positivas, es fundamental la adecuada selección de especies. En el caso de las arbóreas, se prefieren las de hoja caduca (factor clave en las regiones templadas, p.e. álamos y sauces), que aporten nutrientes (p.e. nitrógeno en la acacia blanca) y que tengan sistemas radiculares profundos para lograr dos estratos de exploración de raíces (pastizales exploración superficial, árboles exploración profunda). Por otro lado es conveniente que las especies herbáceas tengan tolerancia al sombreado (p.e. pasto ovillo y cebadilla criolla en zonas templadas).

Con respecto a la selección de lotes, es común que se suela elegir lugares con pastizales naturales que muestren un bajo uso de recursos (recursos subutilizados). También se pueden usar pastizales o ambientes forestales degradados. Sin embargo no hay que dejar de lado que los sitios deben tener aptitud forestal (suelo y clima).

Finalmente todas estas características deben ir de la mano de un beneficio económico. La ventaja de estos sistemas radica en una mayor estabilidad que las producciones por separado, además de una sinergia que maximiza los beneficios. Podría decirse que la producción de carne funciona como una caja chica (corto plazo) y la forestación de donde se obtendrán rollizos de gran diámetro y calidad, cumple el rol de ahorro a futuro (largo plazo).

 

Implantación de un sistema silvopastoril en la localidad de Saladillo

En el establecimiento “Santa María del Recuerdo”, ubicado en la localidad de Saladillo, se implanto un sistema silvopastoril con álamos y sauces. El clima en la región es templado con una precipitación promedio de 900 mm. El uso histórico del lote elegido fue mayormente ganadero, incorporando algo de agricultura durante los años con buena precipitación. Se trata de un suelo perteneciente a la subregión Pampa Arenosa con lomas y medias lomas profundas franco-arenosas y sectores de bajos/depresiones, franco-limosos y anegables.

En primera instancia se realizó un muestreo de suelo enfocado en la profundidad efectiva, el pH y la conductividad eléctrica, para seleccionar adecuadamente dos sectores de 2,2 ha c/u, donde tanto las especies arbóreas como las herbáceas se puedan desarrollar sin problemas. El primer sector fue ubicado en media loma/bajo y destinado a la implantación de sauces (clon Ragonese 131-27 INTA) y el segundo en loma/media loma y destinado a la implantación de álamos (clones Conti 12 y 129-60).

Previo a la plantación de las especies forestales se laboreó el suelo con sucesivas pasadas de cincel y rastra de discos de doble acción, para luego refinar con rastra de dientes (foto 1). Además se realizó un alambrado eléctrico perimetral, fundamental hasta que los árboles alcancen un tamaño adecuado para permitir el ingreso del ganado. Este poseía un primer hilo a 1 metro de altura para evitar el ingreso del ganado bovino, y 4 hilos inferiores desde el suelo separados 10 cm cada uno, para evitar el ingreso de liebres y peludos (foto 1). A la par de estos trabajos, se realizó un relevamiento de hormigas, controlando los hormigueros con cebo granulado.

Preparación e implantación de la forestación. A: preparación del lote, B: alambrado perimetral y C: hoyadora preparando para la colocación de los estacones.

 

Durante el invierno del 2019 bajo un marco de plantación de 6 m x 6 m se implantó el componente forestal. Se usaron estacones de 100 cm de largo, que con la ayuda de una hoyadora fueron enterrados a 80 cm de profundidad (quedando 20 cm, dos yemas, sobre el nivel del suelo) (foto 1). Se aplicó fertilizante fosforado a razón de 70 g por estaca distribuidas en 2 pozos de 20 cm de profundidad a 40 cm de las mismas. A lo largo de la primer temporada de crecimiento, se continuo con el control de hormigueros con cebo granulado y de malezas utilizando una rastra de disco en la entre fila y azadas en las hoyas de plantación. Durante el mes de febrero del 2020 se realizó una poda de selección de brotes, dejando el más adecuado por forma, anclaje y mayor crecimiento.

En el otoño de este mismo año se sembró en la entre fila un verdeo de avena y vicia, dejando una franja limpia de 1 m de ancho en la línea de plantación de los árboles (foto 2). Con este verdeo se busco comenzar con una cobertura que proteja el suelo y además obtener rollos para alimentar el ganado.

 

Resultados preliminares alcanzados

Con solo 2 temporadas de crecimiento los resultados fueron sumamente prometedores. En lo referido al componente herbáceo (verdeo de avena y vicia), se desarrollo con total normalidad y dio como resultado 5,5 rollos/ha de excelente calidad (foto 2).

 

Foto 2.- Implantación y desarrollo del verdeo de avena. A: siembra del verdeo, B: cobertura lograda.

Con respecto al componente forestal todos los clones usados alcanzaron los objetivos esperados tanto en crecimiento de altura, como de diámetro, teniendo un mínimo número de fallas, es decir baja mortalidad de individuos (tabla 1, foto 3). Al cabo de la segunda temporada de crecimiento, se destaco el clon australiano 129-60, alcanzando 5,9 m de altura y 6,8 cm de diámetro, aunque con un porcentaje mayor de fallas con respecto al otro clon de álamo (Conti 12) y a los sauces (131-27).

Tabla 1.- Crecimiento y porcentaje de fallas de los distintos clones forestales al cabo de 2 años.

Resultados alcanzados por la forestación en sus primeros 2 años. A: inicio brotación estacas de sauces (10/2019), B: inicio brotación estacas de álamos (10/2019), C: crecimiento álamos al cabo de 2 años (7/2021), D: crecimiento sauces al cabo de 2 años (7/2021).

 

Debido a los buenos resultados iniciales alcanzados, la empresa continuo la implantación de otras 14 ha entre el 2020 y el corriente año, donde se seguirá el comportamiento del sistema silvopastoril con varios clones forestales y pasturas perennes.

 

Agradecimientos

El equipo de dasonomía agradece la predisposición de los propietarios y empleados de la estancia Santa María del Recuerdo, representados por Fernando y Mariano García Llorente Garat, tanto por la disposición plena del campo como por cumplir de manera destacada con todos los protocolos propuestos. También agradecemos al ing. agr. Horacio Borzone, quien se jubiló como profesor de la cátedra de Dasonomía de la UNCPBA al comienzo de este proyecto, por sus importantes aportes y trabajos realizados. Este trabajo se realizó bajo carta acuerdo titulada “Desarrollo silvopastoril en la cuenca del Salado” entre la UNCPBA y la empresa Santa María del Recuerdo.

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *