Presupuesto 2022: el Gobierno Nacional pide canjear deuda por conservación y cuidado del ambiente, pero destina una cifra insólita para la protección de los bosques nativos

El escaso fondeo en el Presupuesto 2022 destinado a Ley 26.331 desencadenó en reclamos por parte de diferentes organizaciones: se trata del más bajo desde la implementación de la normativa. Cuánto dinero correspondería y cuánto fue lo que efectivamente se asignó.

 

Fuente: El Cronista

 

BUENOS AIRES (10/10/2021).- A pesar de que el presidente Alberto Fernández pidió canjes de deuda por acciones climáticas y aseguró que “la Argentina decidió poner a la acción ambiental en el centro de sus prioridades”, sus dichos no se vieron reflejados en el Presupuesto 2022: el Gobierno le asignó apenas el 3% de lo que le correspondería a la Ley de Bosques.

“Estamos pensando que $ 25 alcanzan para cuidar una hectárea de bosque un año completo, un aproximado de $ 2 por mes por hectárea”, subrayó el director general de Fundación Vida Silvestre, Manuel Jaramillo.

La Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, fue sancionada en 2007 a fin de planificar el uso de estos ecosistemas y lograr equilibrar producción y conservación de la naturaleza. No obstante, desde la Fundación Vida Silvestre remarcaron que en todos estos años, “su implementación fue parcial y nunca contó con el total del presupuesto que debería asignarse”.

“En su Artículo 18 -mencionaron-, determina que se asigna al Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos un monto de $ 1.212.415.000 y al Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos $ 120 millones”. Sin embargo, el presupuesto estipulado corresponde apenas al 3% de lo que debiera destinarse para la protección de nuestros bosques, “si la ley se cumpliera correctamente”.

En ese plano, la organización expresó su preocupación por “la falta de fondos” para la protección de los bosques nativos de Argentina; y resaltó que si bien el monto en pesos es el mismo que se asignó en el 2021, el porcentaje disminuye en comparación al presupuesto anterior y se trata del más bajo desde la implementación de la Ley 26.331.

De cuánto debería ser el presupuesto

“En su Artículo 31, la Ley de Bosques estipula que el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos estará integrado por las partidas presupuestarias que no podrán ser inferiores al 0.3% del presupuesto nacional. Ese 0,3% para 2022 debiera ser de $ 40.009 millones, una cifra que difiere bastante de los $ 1.212 millones estipulados en este proyecto”, apuntó.

Cabe resaltar que en un contexto donde la deforestación es uno de los temas ambientales que más preocupa a los argentinos, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) informó este jueves que fueron 30.600 las hectáreas afectadas por los incendios en Córdoba.

Según el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), Argentina cuenta con más de 50 millones de hectáreas de bosques en toda su extensión “que no pueden cuidarse con un presupuesto de $ 1.212 millones al año”, manifestó Jaramillo.

Y enfatizó: “Lo que venimos pidiendo año tras año es que se cumpla la Ley de manera correcta. Sin el adecuado estímulo financiero, las provincias se ven imposibilitadas de fortalecer su capacidad de fiscalización, control y vigilancia”.

La fundación puso de relieve la necesidad y urgencia de recuperar y salvar nuestros bosques. “Reducir la deforestación también es parte de las soluciones basadas en la naturaleza para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático, cumpliendo el compromiso presidencial de carbono neutralidad para el 2050 y respetando lo acordado en París en 2015”, puntualizó, al tiempo que indicó: “Conservarlos es esencial para preservar nuestra salud, bienestar y supervivencia”.

En el mismo sentido, la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) también consideró “preocupante” y “alarmante” el proyecto presentado con la partida presupuestaria asignada “nuevamente muy por debajo” de lo estipulado por la normativa y con una “deuda histórica desde los inicios de su implementación”, además de “insostenible e incongruente el proyecto presentado para sostener los compromisos nacionales e internacionales” de la Argentina.

CONTRASTE CON LA AGENDA GLOBAL

Desde el sector privado opinaron que “es inadmisible ya que llevará al no cumplimiento y será nuevamente imposible el éxito de los objetivos planteados en dicha normativa”.

El presidente de FAIMA, Román Queiroz, advirtió que si se continúa desfinanciando una Ley “tan fundamental para la sostenibilidad de los bosques y el bienestar y riqueza que estos generan a la sociedad” no solo no podrán sostener esta Ley, sino que además “dejará de ser creíble el Estado nacional en su agenda global y sus tratados internacionales”.

“Solicitamos al Gobierno a tomar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento y sostener la transparencia y credibilidad de lo escrito, firmado y presentado en cada documento público revisado y aprobado nacional e internacionalmente”, sentenció Queiroz, y concluyó: “Solicitamos seriedad, solvencia, respeto y coherencia en las acciones que se realizan para lograr los objetivos planteados en las normativas vigentes en pos del desarrollo forestal sostenible”.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *