Misiones: la nueva reserva privada “El Salto” en Campo Grande fue creada para la restauración de bosques nativos y áreas degradadas

Es una pequeña Reserva Natural Privada que está ubicada en el Municipio de Campo Grande, en una zona rural con bosques nativos de importancia para su conservación y restauración. La propiedad tiene una superficie de 27 hectáreas en total, y limita en un trayecto con el arroyo Acaraguá. “Cruzando el curso de agua se encuentra el Salto Chávez, uno de los principales atractivos públicos para los visitantes de la localidad y que motivó al nombre de la reserva privada para una mejor referencia respecto a la naturaleza del lugar”, explicó su propietario, Guillermo Ferrero.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

MISIONES (27/7/2021).- La propiedad que pertenece a Guillermo Ferrero, un hombre de 65 años oriundo de Buenos Aires, fue creada con el objetivo de restauración del bosque nativo y áreas degradadas. En una entrevista el propietario explicó que durante décadas trabajó en la provincia de Misiones cumpliendo funciones en Prefectura Naval Argentina, viviendo en Puerto Iguazú. “Mi trabajo me llevó a conocer la selva misionera y vincularme en forma frecuente con la delegación de Ecología, hasta que finalmente al jubilarme opté por invertir en una propiedad para conservación y me enamoré del lugar que hoy es la Reserva Natural “El Salto”, es muy reciente su creación”, resumió.

Comentó que durante mucho tiempo recorrió la tierra colorada buscando lugares donde podría residir en algún momento de su vida. “Admiraba la vida en la naturaleza, ya que aprendí a respetar desde mi infancia el ambiente. Cuando me retiré de la Prefectura comencé a trabajar en empresas privadas, y seguía viajando de Buenos Aires a Misiones. Por la pandemia, y mi edad considerada de riesgo para el COVID-19, en 2020 en la empresa privada donde trabajaba me otorgó licencia permanente, por lo tanto, ya había adquirido la chacra en Campo Grande, y tomé la decisión de radicarme definitivamente en Misiones, se adelantaron los planes”, relató Ferrero.

La reserva natural fue creada legalmente en junio del corriente año por resolución del Ministerio de Ecología. “El objetivo es realizar restauración de bosques y enriquecimiento de especies nativas. De a poco quiero ir mejorando el lugar, pero siempre pensando en vivir allí. En el futuro me gustaría avanzar en un emprendimiento ecoturístico, pero deben darse las condiciones económicas. De igual forma, ese es otro sueño con el que proyecto en la reserva”, expresó, descartando otro tipo de aprovechamiento del recurso natural en la propiedad.

Las áreas protegidas son unidades de conservación gestionadas con el propósito de lograr el sostenimiento a largo plazo de los valores naturales y socioculturales presentes en ellas. Para ser declarada reserva privada se requieren determinados trámites legales y administrativos que deben gestionarse ante el Ministerio de Ecología de Misiones.

La propiedad de Ferrero es una de las cinco reservas privadas incorporadas recientemente al Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia, a través de un convenio firmado con el Ministerio de Ecología de Misiones que continúa con la política de fortalecer las áreas protegidas con “Alianzas Estratégicas” con el sector privado. Las reservas que se sumaron fueron Monte Adentro, de San Ignacio; Don Rodolfo, de Cerro Corá-Santa Ana; Marion Lehmann, de Santiago de Liniers; Ita Curuzú, de Montecarlo; y El Salto.

Mapa con la ubicación de la RN Privada El Salto y áreas de la propiedad.

 

Un cambio de vida por la naturaleza

El propietario relató que bautizó a la reserva natural “El Salto” por su cercanía al popular atractivo turístico de Campo Grande. “No está dentro de mi lote, pero con solo cruzar un arroyo ya puedo llegar al Salto Chávez. Estoy en el límite, en un vértice. Es hermoso el lugar”, expresa sobre lo que será en adelante “su lugar en el mundo”, ya que las diferentes circunstancias de la vida lo llevaron a definir su destino en Misones.

Desde Buenos Aires, el propietario dialogo con ArgentinaForestal.com de sus proyectos con su nuevo emprendimiento. Al momento de la comunicación telefónica estaba en pleno preparativo para viajar hacia Misiones. “Descanso primero en Entre Ríos unos días para visitar a mi madre y retorno a Misiones. Por mis actividades, siempre estoy viajando, pero el objetivo es quedarme ya a vivir en la reserva. Estoy organizando todo para instalarme definitivamente allá (Campo Grande)”, precisó.

Salto Chavez Campo Grande

Salto Chávez, balneario municipal de Campo Grande, lindante a la RN Privada “El Salto”.

Sobre la incorporación de su reserva al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas, Ferrero dijo que “fue el primer paso institucional, pero aún hay mucho por hacer en la chacra. Contar con el apoyo técnico del organismo es de mucha ayuda. Tenemos un Plan de Manejo que lo está trabajando la ingeniería forestal Wilma Amarilla, donde el objetivo es avanzar en la restauración de bosques nativos y conservación, no me interesa ningún aprovechamiento maderable aunque puedo hacerlo según se establece en la legislación vigente”, precisó. “La creación de la reserva natural es un sueño cumplido”, agregó.

“Todo se va concretando de a poco. Vivir en la reserva es lo único que quiero en realidad. Estar en contacto con la naturaleza, dedicarme a replantar especies y mejorar las condiciones de la chacra”, dijo.

Su relación con la naturaleza está vinculada desde su infancia. “Mi padre trabajaba en Campo de Mayo, realizaba tareas rurales, y yo siempre lo acompañaba al campo. Así aprendí a respetar y disfrutar la naturaleza”, explicó.  “Cuando vi esta chacra sentí que era mi lugar, me proyecté viviendo allí. Así me decidí a cambiar de vida”, aseguró.

Al tratarse de una propiedad con bosques nativos, presenta áreas que necesitan restaurarse naturalmente. “Hay animales silvestres, varias especies de aves, orquídeas, es un ambiente típico de la selva misionera según me informan los profesionales”, admitió Ferrero.

“Ya me retiro en forma definitiva de la actividad laboral, la pandemia apuró algunas decisiones, y  voy a instalarme en Campo Grande. La creación del área natural fue un compromiso ambiental que me nace en forma voluntaria, es lo que quiero hacer, vivir en contacto con la naturaleza, ver crecer los árboles y trabajar en eso, no necesito nada más”, expresó Ferrero en la entrevista.

La propiedad tiene cuidadores particulares y también la delegación de Ecología de Campo Grande con el Puesto de Guardaparques de la localidad y de Salto Encantado, tienen el compromiso de realizar rondas para custodiar el área. “Siempre me están informando cuando van a recorrer la reserva o me avisan cualquier novedad en las recorridas”, expresó con la seguridad que se encuentra en una localidad tranquila para iniciar una nueva etapa en su vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *