Rige en el país nuevo reglamento técnico para la comercialización de tableros derivados de la madera

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación, a través de la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno, estableció los requisitos de calidad y seguridad que deben cumplir los tableros derivados de la madera de fibras y de partículas que se comercialicen en el país. Esta nueva normativa reemplaza la creada en 2019 que hasta la fecha no había podido aplicarse debido a que ningún laboratorio tenía la capacidad de realizar los ensayos correspondientes, a fin de comprobar las características exigidas.

 

Fuente:  Ministerio de Desarrollo Productivo

 

BUENOS AIRES (29/4/2021).- A través de la Resolución Nº 428/2021, publicada hoy en el Boletín Oficial, se corrige la resolución previa, que establecía requisitos complementarios no fundamentales, para los cuales no se contaba con infraestructura de calidad que permitiera su vigencia y aplicación. Por ejemplo, entre otros requerimientos, a partir de esta reglamentación se exigirá una certificación del producto para verificar el contenido y/o emisión de formaldehído y un correcto etiquetado.

El reglamento técnico para la producción y comercialización de los productos se realizó a partir del trabajo conjunto entre la Secretaría de Comercio Interior, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y el sector productivo local. Esto permitió arribar a una medida aplicable que garantiza a través de la certificación un producto seguro y de calidad para el consumidor al tiempo que pone en igualdad de condiciones a todos los bienes comercializados dentro del país.

Los tableros de fibras y de partículas son un insumo para la producción de muebles de tableros planos y además tienen un uso no estructural en la construcción. En el país son producidos por seis empresas que emplean a más de 3000 personas. Argentina cuenta con una cadena foresto-industrial de gran importancia e impacto federal, y con esta medida se pretende potenciar la producción y la exportación a través de un proceso de mejora de la calidad.

La resolución rige para toda la cadena de comercialización y garantiza requisitos establecidos en las normas IRAM correspondientes entre los que se encuentran tolerancias dimensionales, contenido de humedad, resistencia mecánica, a la abrasión, al agrietamiento, al vapor de agua y un máximo de emisión de formaldehído. Además, el producto deberá contar con información sobre el fabricante o importador, el número de lote para permitir su trazabilidad y el sello de seguridad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *