Nueva Zelanda: el servicio forestal se enfoca en el cambio climático

“La silvicultura será una parte clave de nuestra respuesta al cambio climático. En áreas como los biocombustibles, la silvicultura puede apoyar nuestro alejamiento de los combustibles fósiles. Los productos de construcción innovadores hechos de madera local reemplazarán a productos como el hormigón y el acero”, dijo el ministro de Silvicultura, Stuart Nash, en una entrevista.

Fuente: Big News Network

 

WELLINGTON, 29 abril de 2021. – El jueves se delineó en Nueva Zelanda un papel más importante para un servicio forestal público para impulsar el enfoque en el desarrollo económico regional, la capacitación en habilidades y un futuro con bajas emisiones.

“La silvicultura será una parte clave de nuestra respuesta al cambio climático. En áreas como los biocombustibles, la silvicultura puede apoyar nuestro alejamiento de los combustibles fósiles. Los productos de construcción innovadores hechos de madera local reemplazarán a productos como el hormigón y el acero”, dijo el ministro de Silvicultura, Stuart Nash, en una entrevista.

Nash anunció que Forestry New Zealand pasará a llamarse New Zealand Forest Service y trasladará su sede operativa de Wellington a Rotorua. “El cambio de nombre es pequeño pero significativo. Indica un papel más práctico para un servicio forestal público, con especialistas y asesores trabajando junto al sector”, dijo Nash.

Se enfatizará la capacidad de planificación y asesoría dentro del Servicio Forestal de Nueva Zelanda para que pueda ofrecer un servicio de asesoría profesional y compartir su experiencia en manejo forestal, dijo.

“Brindará más apoyo en el terreno a las iwi (tribus), propietarios privados, silvicultores agrícolas, consejos locales, procesadores de madera, institutos de capacitación y otras organizaciones forestales”, dijo Nash.

“Los agricultores, los silvicultores y los conservacionistas comparten el objetivo de plantar más árboles en los lugares correctos, ya sea para diversificar los ingresos agrícolas, estabilizar las colinas propensas a la erosión, aumentar el suministro de madera para el procesamiento o crear bosques indígenas más permanentes para la biodiversidad o para uso recreativo”, dijo el funcionario.

La industria forestal es el tercer exportador primario más grande de Nueva Zelanda por valor, por lo que es importante que el país siga innovando para apoyar el desarrollo regional, impulsar el crecimiento económico y cumplir con sus objetivos climáticos y ambientales, dijo el ministro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *