Misiones: impulsan la apicultura como actividad alternativa para productores carboneros de Arroyo del Medio

En el marco del programa “Carbonero Sustentable”, que lleva adelante la Subsecretaría de Desarrollo Forestal (autoridad de la Ley provincial XVI 106, Marco Regulatorio de los Recursos Dendroenergéticos Renovables), del Ministerio del Agro y la Producción,  realizaron una actividad de capacitación en la chacra de productores de la localidad.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

MISIONES (28/11/2020).- Una capacitación a cargo del coordinador del Programa Apícola, Ángel Norberto Maschke, y la colaboración del ingeniero Horacio Ciompella, director de Promoción Forestal y Fabián Rechberger, técnico de campo del programa Carbonero Sustentable; se llevó a cabo en la chacra de uno de los productores participantes.

Al momento de explicar esta tarea, el ingeniero Juan Gauto indicó que “la población de carboneros y leñateros son particularmente observados por dicha ley, en cuanto su condición de productores que tienen una serie de dificultades en sus prácticas productivas”.

“Es que la producción carbonera en sí es una actividad de riesgo en el ambiente de trabajo y sobre esfuerzos, y trabaja con el consumo de leña de bosque nativos, entonces, este programa apunta a que el productor carbonero sea capaz de conocer el capital natural que tiene en sus predios, dado en la superficie de bosques nativos remanentes y bosques plantados, y que estos tienen -sobre todo los bosques naturales- función de bienes maderables (rollos que se transforman en tablas para un bien final), no maderables (producción de miel utilizando la oferta de flores aptas en esa superficie y para esa actividad) y servicios ambientales”.

Más adelante, Gauto indicó que “el programa Carbonero Sustentable se asienta sobre la economía del conocimiento para, a partir de ahí, desarrollar aspectos, proyectos y planes de negocio aptos para una producción predial sustentable”, y cerró su explicación al detallar que “la capacitaciones en la evaluación de los recursos naturales, la capacitación en competencias y calificaciones laborales -como la carpintería rural- o el manejo de abejas para aprovechamiento de la producción de flores y polen; harán del territorio del Carbonero Sustentable una posibilidad de desarrollo económico sustentable para la gran región que se extiende por 18 municipios de la zona centro sur de misiones, e integran más de 400 familias carboneras”.

“Quien aprende a manejar 5 colmenas podrá manejar 100”

Ángel Norberto Maschke explicó ante el grupo de productores que “la idea de esta formación profesional en apicultura es que ustedes aprendan a reconocer la indumentaria necesaria para este trabajo, los materiales estándar que se utilizan y las herramientas para un buen desempeño como apicultor”.

Tras adelantar que en las siguientes charlas se trabajará en capturas de enjambres de forma natural, paso de enjambres naturales en montes a colmenas estándar y manejo de colmenas para que sean productivas; el profesional precisó que el objetivo de esta iniciativa “es que primero puedan producir miel para consumo propio pero también para que el día de mañana estén preparados para producir y vender en los mercados, porque quienes aprenden a manejar 4 o 5  colmenas, estarán capacitados para manejar 100 o más”.

Uno de los principales incentivos planteados por el área tiene que ver con el rendimiento económico que puede representarle esta actividad al productor, y para ello Maschke contó que “una colmena bien manejada da 20 o 30 kilos de miel por año, así que con 20 colmenas ustedes pueden tener para la venta unos 300 o 400 kilos de miel, y con los precios que se pagan seguro que esto puede ser un muy buen ingreso”, y agregó: “todo lo que se produce en Misiones se vende en mercado local, y no se exporta nada porque apenas alcanza”.

“La hovenia es excelente para la actividad apícola”

En otro tramo de la capacitación, el funcionario explicó que “las abejas producen en todas las flores, pero prefieren por ejemplas las lauráceas, como cuando florecen las pitangas y donde se las ve trabajar mucho, pero además prácticamente en todas las especies nativas y hasta en las malezas”, e hizo especial hincapié en la hovenia, que “es ideal para la actividad apícola por dos cuestiones: en época de floración es excelente, y cuando da sus frutos las abejas aprovechan para sacar otra miel”.

Otro dato importante resaltado es que “la actividad apícola anda muy en época de sequía, porque con pocas lluvias el néctar se mantiene en la flor y las abejas la tienen en abundancia, así que los productores festejan”, y sostuvo luego que “la apicultura tiene sus tiempos. En primavera – verano la abeja trabaja en colmena, mientras que en otoño – invierno el productor está preparando sus materiales, así que si el productor logra armar todo para instalar la abeja en septiembre octubre, la abeja en marzo da respuesta”.

Aprovechar el monte

Al momento de presentar el encuentro, el Ing. Horacio Ciompella -del equipo de trabajo de la Subsecretaría de Desarrollo Forestal- explicó sobre la actividad que se inauguraba que “estamos proponiendo alternativas a la producción carbonera, y desde acá queremos luego replicar este proyecto. La idea es encontrar otros trabajos en la chacra, y para ello es que organizamos varias capacitaciones, como la de la semana pasada sobre carpintería”.

Alentó a utilizar el monte que estos productores tienen porque “es perfectamente aprovechable para desarrollar apicultura, una propuesta con muchos beneficios a la que no hay que dedicarle tanta atención y permite continuar con lo que se hace hasta que sea rentable. Por eso, es importante arrancar esta la capacitación para que dentro de un tiempo además se les pueda proveer herramientas e insumos para trabajar”.

El único de los participantes con experiencia en la materia fue Américo Ferreyra, un productor muy activo que contó que “con la abeja me va bien, porque produce una comida que hace falta en las mesas de las familias y la verdad es que rinde. Tengo 8 colmenas y coseché en estos días unos 32 litros,cerca de 40 kilos, vendo casi todo porque tengo una familia chica y me deja un buen ingreso”.

Adelantó que está interesado en incrementar su producción porque “mi experiencia es muy positiva, y con estos cursos voy a aprender más y hasta nos van a dar herramientas”.

Finalmente, el anfitrión del encuentro, Ermelindo Márquez, relató que si bien no hace apicultura hasta el momento “acá conocemos a Ferreyra y sabemos que le va bien, así que este puede ser un buen ingreso para la colonia, porque encima se ve que no es difícil, que podemos hacerlo, y esta capacitación es muy buena porque uno empieza con las cosas aprendidas”.

Tras contar que “yo produzco caña de azúcar y animales, y carbón a veces”, y productor aseguró que “la miel me interesa porque puede ser un buen ingreso, y esta es una buena oportunidad para arrancar y probar”.

 

 

Fuente: Prensa Subsecretaria de Desarrollo Forestal 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *