Perú y Suiza firman el ‘primer acuerdo mundial’ de compensación de carbono bajo el Acuerdo de París

En un acuerdo que tardó dos años en negociarse, Perú obtendrá financiamiento para proyectos de desarrollo sostenible mientras que Suiza se atribuye el mérito de los recortes de emisiones.

 

Fuente: Climate Home

 

PERÚ (24/10/2020).- Se logró el primer acuerdo de este tipo según el Artículo 6 del Acuerdo de París. Suiza llegó a un acuerdo de compensación de carbono con Perú. Si bien los negociadores en las conversaciones sobre el clima de la ONU aún tienen que superar las profundas divisiones sobre el diseño de un mercado global de carbono, existe un marco para que los países logren acuerdos bilaterales.

El acuerdo firmado el martes pasado permite a Perú financiar proyectos de desarrollo sostenible, mientras que Suiza puede contar los recortes de emisiones resultantes en relación con sus objetivos nacionales.

La ministra de Medio Ambiente de Perú, Kirla Echegarry, dijo que el acuerdo tardó dos años en negociarse y fue “un ejemplo de cómo la cooperación entre países puede facilitar el cumplimiento de nuestras metas climáticas y, al mismo tiempo, traer prosperidad y bienestar para nuestros ciudadanos. ”

El destino del mercado de carbono liderado por la ONU se decidirá a puerta cerrada
Gilles Dufrasne, oficial de políticas de Carbon Market Watch, dijo que el acuerdo tenía “varios elementos buenos” y principios establecidos que “podrían formar una base para las negociaciones del artículo 6 en curso”.

Dufrasne elogió la disposición para evitar el doble conteo, por lo que Perú y Suiza no pueden reclamar el crédito por las mismas reducciones de emisiones. Por otro lado, expresó : “Lo que todavía nos falta es un sistema para ir más allá de la naturaleza de suma cero de la compensación”. Esto significa que el sistema debería reducir la contaminación en lugar de moverla.

Dufrasne agregó que se necesitaba un mecanismo de quejas en el que cualquier interesado pudiera presentar una queja sobre un proyecto. “Esto ha estado ausente en los mercados internacionales de carbono hasta ahora”, dijo.

El acuerdo otorga al gobierno suizo la opción de transferir los derechos para retirar las compensaciones al gobierno local o a empresas privadas con sede en Suiza.

El dinero para estos proyectos proviene de importadores suizos de combustible para motores. En la práctica, pueden traspasar estos costos a sus clientes, a quienes se les cobra una tasa al llenar sus autos. El transporte representa alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero de la pequeña y rica nación.

Las transacciones serán administradas por la fundación Klik, que fue establecida por la ley suiza de CO2 para encontrar 35-54 millones de toneladas en compensaciones de carbono hasta 2030. Los gobiernos de Suiza y Perú determinarán qué actividades son elegibles para generar créditos de carbono. .

El codirector internacional de Klik, Mischa Classen, dijo a Climate Home que está considerando iniciativas como una línea de crédito verde de 50 millones de dólares para que las pequeñas y medianas empresas inviertan en eficiencia energética y autobuses eléctricos.

Classen dijo que el gobierno suizo ha descartado la inversión en energía nuclear y que “no quieren renovar la energía del carbón, no para prolongar el caso comercial del carbón, el petróleo y el gas”.

Dijo que el gobierno suizo estaba en conversaciones con varios otros países que podrían firmar un acuerdo similar con Perú. “El siguiente en la fila”, dijo, fue Ghana y las conversaciones están en curso con Senegal, Marruecos, Tailandia, México, Chile y Argentina. “Estos procesos no siempre son sencillos”, advirtió.

En 2015, Suiza se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% entre 1990 y 2030. El gobierno tiene la intención de cumplir hasta una cuarta parte del objetivo mediante compensaciones internacionales. Según Climate Watch Data , las emisiones de GEI de Suiza se redujeron en un 8% entre 1990 y 2017.

Contar las compensaciones hacia los objetivos de reducción es controvertido. Si bien países como Suiza, Noruega y Canadá han indicado que los usarán, otros como Finlandia y el Reino Unido han dicho que no.

Perú es una de las naciones amazónicas y alrededor de la mitad de sus emisiones provienen del uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *