Arauco SA, la Certificación FSC por Servicios Ecosistémicos y el rol de los organismos de ciencia y técnica en el proceso de verificación

En un documento difundido por integrantes del Foro Agrario Soberano y Popular de Misiones,  expusieron el “rechazo” público a la certificación internacional FSC por “Servicios Ecosistémicos” que fuera otorgada a la empresa forestal. Ante la falta de información sobre el proceso que debe realizar un interesado para obtener este reconocimiento internacional de manejo responsable en áreas de conservación, compartimos desde ArgentinaForestal.com un artículo que permitirá conocer sobre esta nueva herramienta de gestión que pone en valor los servicios ambientales de los productores, sean estos pequeños o grandes, y explica el asesoramiento técnico solicitado a los profesionales de los organismos públicos.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

MISIONES (23/04/2020).- El FSC (Forest Stewardship Council®,FSC® por sus siglas en inglés) otorgó a la empresa foresto-industrial Arauco Argentina un certificado que complementa su gestión en el Manejo Responsable de sus plantaciones forestales y Cadena de Custodia FSC, proceso que llevó adelante en la Unidad de Manejo Forestal (producción) y que le permitió proponer para validar áreas de alto valor de conservación de especies en peligro de extinción en el Bosque Atlántico en el norte del país y en la zona del Delta.

Los predios de Arauco, con la reserva natural “San Jorge” y “Campo Los Palmitos” en Misiones fueron verificados de importancia para la conservación de la especie de yaguareté, y “Oasis” en el sector bonaerense del Bajo Delta del Paraná para el venado de las pampas. Ambos sitios fueron identificados como dos territorios clave para la conservación de estas especies emblemáticas y sus poblaciones en las mencionadas regiones.

Sin embargo, esta nueva certificación generó la reacción desde el movimiento de campesinos, quienes históricamente no comparten el modelo de desarrollo de agronegocios para la Argentina y regresan al debate político desde un planteo de antinomias, defendiendo la agricultura familiar como “único” camino económico futuro para la soberanía alimentaria.

Pero en su defensa, abrieron otro debate ante el reclamo por la participación en el proceso de certificación de Arauco de profesionales de ciencia y tecnología que dependen del Estado. “Exigimos una explicación pública sobre la situación que ha llevado a que dos entes públicos como INTA y CONICET ayuden con su trabajo investigativo y den su aval técnico para que Arauco SA obtenga una certificación de organizaciones internacionales que entendemos, están solo para servir de sostén y aval al funcionamiento de los agronegocios”, remarcaron en el documento.

En diálogo con Gerardo Segovia, explicó que el fin del documento fue para advertir al Estado Provincial y Nacional de la necesidad de debatir el modelo de desarrollo de la provincia y el país, donde los agronegocios “no son el camino”, sino la agricultura familiar a través de la producción orgánica. “Y para lograr esto, los recursos económicos y humanos de los organismos de políticas públicas deben acompañar este proceso. Creemos que es importante que las instituciones de investigación con fondos públicos y también las universidades revisen lo que están haciendo, ya que si evaluamos hacia dónde estuvieron orientados sus trabajos de investigación en los últimos 20 años, realmente no han estado al lado de la agricultura familia, lamentablemente”, consideró el referente de Laicrimpo Salud.

Ver noticia relacionada:

Foro agrario, organizaciones sociales y ambientales rechazaron certificación FSC por conservación de Arauco y cuestionan la participación del CONICET y el INTA en su validación

 

Si bien aún no se expidieron institucionalmente desde los organismos cuestionados ante el documento emitido por el foro de campesinos, distintas fuentes consultadas en Misiones por este medio expresaron su sorpresa ante la crítica emitida, otros coincidían en que habría que debatir “seriamente” algunos aspectos que se proponen desde este espacio y que los mismos son “necesarios”; pero en general se distanciaban de la polémica evitando emitir opinión pública, ya que entendían había una falta de información en particular del caso denunciado y desconocimiento de la certificación obtenida.

Por otro lado, no faltaron profesionales que señalaron como “un desacierto” el reclamo de los pequeños productores ya que no son “ni aliados ni enemigos de nadie, no es ese nuestro rol desde el ámbito de la ciencia y la investigación”, expresaron los profesionales.

La responsabilidad sería, en todo caso, la de generar información que permita mejorar la calidad de vida del ambiente y de todas las personas, empresas u organizaciones, sean de pequeña o gran escala. Explicaron que la elección de las líneas de investigaciones en general, y sus descubrimientos y elecciones temáticas, corresponden a los profesionales, no a la institución. Hay libertad para elegir proyectos, sean estos productivos o de conservación, con sus diferentes enfoques.

Reserva Natural Privada “San Jorge”, de Arauco SA.

De esta forma, la novedad de “verificación de impacto positivo” por parte FSC se empañó con duros cuestionamientos del Foro Agrario Soberano y Popular, pero expuso también el desconocimiento de esta nueva herramienta de certificación internacional por Servicios Ecosistémicos que fue otorgada a la empresa Arauco, que aborda aspectos de evaluación de conservación y no de producción en esta oportunidad, como sucede en auditorias por plantaciones.

Es un nuevo estándar al que pueden acceder empresas o gobiernos comprometidos con áreas de alto valor de conservación del Bosque Atlántico en la región, y que en el presente artículo resumimos en qué consiste este certificado FSC y cuál fue la participación de profesionales del INTA y CONICET en Misiones.

 ¿A qué denomina Servicios Ecosistémicos el FSC?

Los servicios del ecosistema (agua, carbono, biodiversidad, suelo y servicios recreativos) son los beneficios que obtenemos de la naturaleza. Ofrecen a la sociedad una amplia gama de utilidades desde fuentes fiables de agua limpia hasta un suelo productivo, pasando por el secuestro de carbono. “FSC ayuda a garantizar que los bosques mundiales y sus servicios del ecosistema se gestionan de forma responsable desde hace más de dos décadas. Basándonos en la certificación forestal FSC, estamos desarrollando nuevas herramientas que muestren tanto a empresas como a inversores y gobiernos que se están manteniendo y mejorando estos beneficios naturales, y que se recompensen a los titulares de certificados FSC que participen en dicha preservación”, informan en la página web oficial del FSC Internacional.

Estas nuevas herramientas pueden ser utilizadas tanto por empresas como por gobiernos para demostrar el impacto que tienen sus compras, pagos e inversiones en el mantenimiento y mejora de los servicios del ecosistema.

“Dado que los índices de deforestación siguen aumentando a nivel mundial, FSC promueve Pagos por Servicios de los Ecosistemas a través de un modelo de incentivos que suponga una alternativa a los beneficios económicos a corto plazo que pueda generar la degradación forestal para aquellos que aún no disponen de certificación FSC, y una ayuda económica añadida para los titulares de certificados FSC que ya gestionan sus bosques de forma responsable”, proponen desde la organización a los productores forestales del mundo.

¿Cómo fue el proceso de Arauco SA para certificar FSC sus áreas de conservación bajo el nuevo estándar de Servicios Ecosistémicos?

El FSC elabora estándares de manejo forestal responsable que son implementados por organizaciones/empresas. Los organismos de certificación son quienes evalúan el cumplimiento de los requerimientos FSC y dan garantía del cumplimiento para que se otorguen certificados a quienes los cumplen. Estos organismos de certificación son a su vez controlados por una organización independiente, llamada ASI.

Los estándares de manejo forestal FSC son aplicables a todas las escalas e intensidades de manejo a nivel global, de hecho hay productores certificados con superficies menores a las 5 hectáreas.

Para demostrar el impacto del manejo forestal en los servicios ecosistémicos, la organización debe contar previamente con un certificado de manejo forestal FSC vigente en áreas productivas.

Para alcanzar la certificación de manejo forestal debe demostrar que cumple estrictos requisitos sociales y ambientales, entre ellos, el respeto de los derechos laborales, la prohibición de desmontar, el uso restringido y regulado de agroquímicos altamente peligrosos (incluso restringe el uso de productos que están permitidos en la Argentina, es decir, tiene exigencias en la actualidad que son superiores a la legislación nacional).

La empresa Arauco, interesada en demostrar su impacto positivo en un servicio ecosistémico (agua, biodiversidad, suelo, carbono, turismo) debió pasar por varias etapas, desde elaborar una Declaración sobre qué quiere demostrar con la certificación. Este documento es público y las partes interesadas pueden solicitar al FSC Argentina para revisarlo y realizar comentarios u observaciones si lo consideran conveniente, ya que uno de los pilares constitutivos del FSC es la participación, desde la gobernanza de la propia organización y hasta el desarrollo de los estándares, así como durante los procesos de auditoría, explicaron oportunamente a ArgentinaForestal.com  miembros de la oficina nacional.

Las organizaciones certificadas FSC tienen mecanismos para atender quejas y reclamos de parte de sus trabajadores, vecinos y de cualquier parte afectada o interesada. Igualmente, los organismos de certificación también tienen mecanismos similares. En este sentido, si alguna persona u organización tiene alguna preocupación o queja vinculada a una empresa certificada FSC, existen los mecanismos en el marco de FSC para que esa queja o reclamo sea atendido.

 

¿Cuál fue el rol técnico de profesionales del INTA y CONICET en este proceso?

En este caso particular de verificación de los Servicios Ecosistémicos, el rol y apoyo de los investigadores de INTA y CONICET a la empresa se refirió a la información pública solicitada, que fue generada en el territorio en los últimos 20 años de investigación, y como producto de sus investigaciones de especies amenazadas como el yaguareté (Panthera onca) y el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), se buscó su consulta técnica,  conocimiento y verificación científica, ya que deben ajustarse a criterios establecidos para los próximos cinco años, que mejores aún más el estado del área certificada para la vida de las especies.

Desde el INTA y CONICET disponen de una base de datos histórica, y con la experiencia suficiente para asesorar a quienes lo requieran en todo el territorio nacional, sean pequeños o grandes propietarios, sean de espacios públicos o privados, ONGs ambientales o civiles, municipios o gobiernos provinciales. Disponen del conocimiento para recomendar criterios claros sobre qué se debe hacer para  conservar el buen estado del habitad del yaguareté o el venado de las pampas, y este fue su rol en el caso de la participación de los profesionales de los organismos a solicitud de la empresa forestal.

Explican desde los organismos que también hay información generada a partir de investigaciones realizadas con pequeños y medianos productores sobre agricultura familiar y conservación, y los materiales están disponibles para quienes requieran acceder a la información generada.

En este caso, en los lugares específicos que fueron abarcados por la verificación de Servicios Ecosistémicos en predios de Arauco, los datos demostraron que se conserva el hábitat en buen estado para esas especies y sus poblaciones.

En el marco del certificado de manejo forestal vigente, la empresa certificada debía demostrar anualmente cómo sus acciones de manejo de sus bosques y de conservación de áreas naturales siguen beneficiando a la biodiversidad en el territorio.

Pero quien evalúa si las acciones, en este caso de Arauco Argentina, se ajustan a la Declaración del Servicios Ecosistémicos y si los resultados de monitoreo son apropiados, el único responsable de otorgar esta herramienta es el organismo de certificación FSC.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *