La industria del papel es referente en la economía circular

Los productos papeleros son naturales, renovables, reciclables y biodegradables. Por esta razón, el papel está protagonizando en diversas aplicaciones en los últimos años un proceso creciente de sustitución de otros materiales. Es el caso de las bolsas de papel y de los envases de cartón, aunque se espera que la tendencia se extienda a otros muchos productos.

Fuente: AFCP

ESPAÑA Y ARGENTINA (13/3/2020).- La economía circular es un modelo de producción y consumo en el que los residuos se transforman en recursos, buscando la eficiencia a lo largo de todo el ciclo. El reciclaje es un elemento indispensable dentro de este modelo, e implica productos fácilmente reciclables, separación en origen, eficientes sistemas de recogida y tratamiento y mercados para las materias primas secundarias.

Pero este nuevo paradigma va más allá del reciclaje, y abarca el ciclo productivo completo: materias primas renovables, recursos locales, ecodiseño, eficiencia en los procesos de fabricación, simbiosis entre sectores y nuevos modelos de consumo.

Los productos papeleros son naturales, renovables, reciclables y biodegradables. Por esta razón, el papel está protagonizando en diversas aplicaciones en los últimos años un proceso creciente de sustitución de otros materiales. Es el caso de las bolsas de papel y de los envases de cartón, aunque se espera que la tendencia se extienda a otros muchos productos.

La economía circular del papel convierte la fibra vegetal en productos papeleros que se reciclan una y otra vez después de su uso. Los productos papeleros cierran el ciclo convirtiéndose de nuevo en recursos, de acuerdo al postulado esencial de la economía circular.

En Argentina, cerca del 50 % de todos los materiales papeleros se fabrican con material reciclado. Las cartulinas poseen hasta el 70% de reciclado en su composición y el cartón corrugado puede contener hasta el 100% de material reciclado.

El crecimiento productivo depende fundamentalmente del reciclado. El material reciclado constituye una materia prima de gran necesidad para cerrar el ciclo de la economía circular y el sector recuperador juega un rol importante en este desarrollo.

A estas características medioambientales se les une las posibilidades que ofrece el ecodiseño. La mejora de la sostenibilidad de los productos papeleros a través del ecodiseño es un aspecto cada vez más relevante. Precisamente, el proyecto MainStream del Foro Económico Mundial, que incluye tres programas piloto para avanzar en la economía circular, ha elegido para uno de ellos al papel y el cartón, con el objetivo de consolidar un conjunto de normas de ecodiseño universales y fáciles de usar, que puedan después marcar el camino para otros materiales.

 

Fuentes consultadas  ASPAPEL –España- UE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *