Informe del impacto real de las fábricas de celulosa ya instaladas en Uruguay: UPM en Fray Bentos y Montes del Plata en Conchillas. 

Las dos enormes plantas de celulosa instaladas en Uruguay durante los últimos 15 años han sido las mayores inversiones privadas en la historia industrial del país. ¿Cómo han impactado estas empresas extranjeras que llegaron pregonando riquezas y puestos de trabajo? El primer estudio independiente revela el entramado de conflictos que generaron.

Fuente: Sputnik 

 

URUGUAY (Enero 2020).- En Suramérica, solo cuatro países tienen plantas de celulosa: Chile, Brasil, Argentina y Uruguay, según el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales. En Uruguay hay dos plantas funcionando, en 2020 comenzará a construirse una tercera: la más grande de la región. 

Los más de 3.000 millones de dólares de inversión privada extranjera representan la mayor en la historia industrial del país. Según estimaciones del Gobierno uruguayo, el PIB crecería un 2,6%.

Sin embargo, un reciente estudio sobre el impacto de las dos plantas ya existentes reveló los pormenores de los conflictos que han generado, y cuestiona las ganancias obtenidas por las empresas a costo de la renuncia del Estado a cobrar impuestos.

También revela que la cantidad de puestos de trabajo que crearon no fue la que habían estimado, y evidencia que 12 años después de que empezó a funcionar la primera planta, el Estado no ha encarado un estudio sobre su impacto en la salud de la población. 

En vísperas de la instalación de la planta más grande de Suramérica en Uruguay, el sociólogo Daniel Pena y la educadora popular Soledad Recoba realizaron el primer estudio independiente (del Gobierno y las empresas) sobre los impactos sociales y territoriales que estas plantas han tenido en Fray Bentos y Conchillas.

Trabajaron bajo la coordinación del antropólogo Javier Taks, con fondos de la Fundación Rosa Luxemburgo y el apoyo de la Casa Bertolt Brecht, y en febrero de 2020 publicarán los resultados a los que anticipó en forma exclusiva Sputnik . 

UPM, la primer planta de celulosa en Uruguay

En la localidad uruguaya de Fray Bentos, en las orillas del río que delimita la frontera con Argentina y lleva el mismo nombre que el país, desde noviembre de 2007 funciona UPM, la empresa finlandesa que ocupa el segundo lugar en producción de celulosa en Europa. En 2020 UPM construirá en Uruguay su fábrica más grande.

UPM tiene tres plantas de producción en su país; la que instalaron en Uruguay fue su primera en el exterior. Produce 1,3 millones de toneladas de celulosa al año, que se carga en barcazas desde la zona franca donde está la fábrica hasta el puerto de aguas profundas de Nueva Palmira, y luego en buques transoceánicos rumbo a Europa y Asia.

A mediados de 2019 el Gobierno uruguayo confirmó la instalación de una segunda planta de UPM, más grande que la anterior. Esta vez eligieron el pueblo Centenario, en el departamento de Durazno, en el centro del país. El Gobierno asegura que la planta en Fray Bentos “es la más controlada del mundo” y que “recientemente fue catalogada como una de las tres con mejor desarrollo medioambiental”. Dicen que la segunda funcionará igual.

UPM 2 producirá 2,1 millones de toneladas al año y costará 2.700 millones de dólares. En un comunicado la empresa asegura que, además, invertirá 350 millones de dólares en actividades portuarias en Montevideo e instalaciones locales en Paso de los Toros, una localidad a escasos kilómetros de Centenario.

bOTNIA dentro
Por qué la sociedad civil de Uruguay se opone a una nueva planta de celulosa

El Estado financiará otras obras de infraestructura, como una red ferroviaria capaz de conectar la fábrica con los puertos y de paso transportar otros productos de exportación. El inicio de funcionamiento de la planta está programado para la segunda mitad de 2022.

En Conchillas, departamento de Colonia, desde 2014 funciona otra planta de celulosa, Montes del Plata, que surgió de la fusión de Arauco (Chile) y Stora Enso (Suecia- Finlandia). Produce 1,4 millones de toneladas de celulosa al año que también transporta a través del puerto de Nueva Palmira con Asia como destino principal.

Ambas plantas han generado serios conflictos sociales, laborales y de salud que hasta ahora no habían sido documentados por investigadores independientes del Gobierno y las empresas.

Polémica en Entre Ríos: ¿Comenzarán a venderle madera a las pasteras de Fray Bentos?

El mito sobre la creación de puestos de trabajo

Los datos relevados por Pena y Recoba indican que en la fábrica de UPM trabajan 548 personas y en Montes del Plata 684. Además, UPM dice que generó 7.000 nuevos puestos de trabajo en toda la cadena forestal; 4.300 de ellas en puestos directos e indirectos. Montes del Plata indica que creó 4.070 empleos de forma directa e indirecta, unos 6.500 en toda la cadena.

Sin embargo, Pena dijo a Sputnik que “esos números que dicen haber generado no se ven en las estadísticas del Banco de Previsión Social (BPS)”. Los registros que analizaron los investigadores indican que no se cumplió lo prometido: entre 2007 y 2018 los puestos de trabajo en la cadena forestal se mantuvieron estables.

“Cuando se instalan las plantas crece levemente la cantidad de trabajadores, pero es muy leve, 90 personas en la pasta de celulosa, pero en el caso de la fase silvícola (viveros, plantaciones forestales, manejo de la forestación, cuidado y aplicación de agrotóxicos, la cosecha) no se nota un crecimiento”, indicó Pena.

El quid del asunto está en que cuando se instala la planta la cadena de producción ya está armada y funcionando. “La plantación forestal lleva más o menos unos 10 años en estar pronta para ser cosechada, eso quiere decir que cuando la empresa plantea que quiere construir, ya tiene el 70% de las plantaciones listas para cosechar”, explicó. Tal es el caso de UPM 2.

Pena hizo hincapié en que “hace dos años UPM planteó que tenía el 70% de la forestación pronta para una nueva planta: se ha mantenido forestando en expansión para una segunda planta, es decir que todos estos años hay puestos de trabajo que corresponden a la expansión y no solo al abastecimiento de UPM 1. Ahí cambia fuertemente la mirada en relación a la cantidad de trabajo que se genera”.

 

 

Publicado el informe completo en Sputnik

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *