Investigadores del INTA logran avances promisorios en el control biológico de la avispa de la agalla, la mayor plaga del eucalipto, mediante el aprovechamiento de un “biocontrolador” de aparición espontánea

Por Andrea Andorno y Carmen Hernández (Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola, CICVyA- INTA Castelar), Edgar Eskiviski (INTA Montecarlo) , y Sergio Ramos (INTA Concordia)

 

ARGENTINA (Enero 2020).- La “avispa de la agalla del eucalipto”, Leptocybe invasa, es originaria de Australia, y es actualmente considerada una importante plaga de los eucaliptos en el mundo produciendo daños y afectando particularmente los brotes jóvenes de diferentes especies de este género. En ataques severos, las plantas suelen deformarse e incluso el crecimiento puede detenerse. Según registros, se observó que ataca varias especies del género Eucalyptus entre las que se destacan: E. camaldulensis, E. botryoides, E. globulus, E. grandis, E. dunnii, E. nitens, E. robusta, E. saligna, E. tereticornis y E. viminalis, e híbridos.

En un estudio realizado en Misiones por Edgar Eskiviski y colaboradores, en el año 2018 se observó que E. tereticornis fue la especie de eucalipto más sensible al ataque de avispa, mientras que las especies E. dunni, E. camaldulensis, E. grandis y un híbrido de importancia económica E. grandis × E. camaldulensis presentaron bajos niveles de daño.

Existen diferentes herramientas de manejo de plagas forestales, como: el uso de genotipos resistentes, el buen manejo silvicultural, la aplicación de insecticidas (mayoritariamente en etapa de vivero) y el control biológico.

Para L. invasa una estrategia acertada y usada en todo el mundo es el control biológico a través del empleo de insectos parasitoides. En Australia, su país de origen, L. invasa posee un complejo de enemigos naturales nativos, principalmente de la subfamilia Tetrastichinae, entre los cuales se destacan las especies Selitrichodes neseri, S. krycery y Quadrastichus mendeli. 

 

Biocontroladores

Para realizar la introducción de biocontroladores exóticos es necesario cumplimentar las normativas y requisitos vigentes como por ejemplo las evaluaciones de riesgo y ajustarse a las leyes ambientales nacionales y provinciales propias del país.

En la Argentina, L. invasa se encuentra presente desde el año 2009 y, por ser una especie exótica, se reducen las posibilidades de localizar en el ámbito local “enemigos naturales específicos” capaces de regular su abundancia poblacional.

Por esta razón, en diciembre de 2016 se concretaron las acciones para importar desde Chile a S. neseri, una de las especies con potencial para el control de la plaga. Selitrichodes neseri fue introducido al país en dos oportunidades, en noviembre 2016 y abril 2017, desde Chile (Andorno, 2017).

Luego de la cuarentena del material, y acorde a la reglamentación vigente, se iniciaron las liberaciones en puntos seleccionados de la provincia de Buenos Aires. Posteriormente (2017) un pie de cría fue trasladado al centro Corrientes-Misiones del SENASA donde se multiplicó al  biocontrolador y se liberó en más de 10 sitios distribuidos en la provincia de Corrientes.

Finalmente, en la temporada 2018-2019 se ampliaron los sitios de liberación de S. neseri a la provincia de Entre Ríos, contando actualmente con un punto de liberación en Concordia.

Concretar la importación de un enemigo natural requiere tiempo y dinero. Sin embargo, los insectos (tanto las plagas como los benéficos) no reconocen fronteras políticas y suelen dispersarse independientemente de la voluntad humana.

En las plantaciones forestales se conocen numerosos casos de enemigos naturales parasitoides de aparición espontánea, ya sea en simultaneo o después de la invasión de la plaga. La dispersión de especies invasoras puede asociarse al creciente movimiento de personas y de productos forestales en el mundo.

Como ejemplos asociados a los eucaliptos en el país, se citan a Psyllaephagus bliteus, parasitoide del psílido del escudo: Glycaspis brimblecombei, hallado por Bouvet y colaboradores (2005), y el parasitoide Closterocerus chamaelon detectado por primera vez en la Argentina en 2013 junto con la plaga Ophelimus maskelli por Aquino y colaboradores.

 

La aparición espontánea de Quadrastichus mendeli

Un caso más reciente de un parasitoide de aparición espontánea fue el de Quadrastichus mendeli, insecto biocontrolador de la avispa de la agalla del eucalipto.

Quadrastichus mendeli es un biocontrolador que parasita larvas maduras de L. invasa en el interior de las agallas, Kim y su equipo en 2008 estudiaron la biología de esta especie y observaron que tiene un ciclo de desarrollo de aproximadamente 30 días y tasas de parasitismo que varían entre 62 a 84%. La eficiencia de control de Q. mendeli se debe principalmente a su corta vida (30 días), un período aproximadamente cinco veces más corto que su huésped L. invasa (132 días).

 

En noviembre de 2016, en un relevamiento de L. invasa en Buenos Aires, se detectó la presencia de Q. mendeli constituyendo el primer registro de esta especie para Argentina por Aquino y colaboradores (2018). La vía de entrada al país es aún desconocida.

Actualmente, en función de este hallazgo y en el marco de proyectos del INTA que involucran estrategias de control biológico para el manejo de la avispa de la agalla, se están llevando a cabo estudios que contemplan la utilización de múltiples especies de enemigos naturales. De esta manera se espera potenciar el accionar de cada especie de parasitoide y mejorar los niveles de control de la plaga en plantaciones de Eucalyptus.

 

Algunos resultados obtenidos

Desde 2017 hasta la fecha, se realizaron muestreos en más de 20 sitios en una extensa área productiva, abarcando las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones para evaluar la presencia y actividad del parasitoide Q. mendeli. Los sitios monitoreados fueron plantaciones comerciales y sitios experimentales con diferentes especies de eucaliptos y sus híbridos.

Los resultados obtenidos hasta la fecha en estudios realizados por este grupo de trabajo son promisorios, ya que se observó que Q. mendeli está ampliamente distribuido en la región, registrándose su presencia en diversas localidades, como:  Castelar, Veinticinco de Mayo, Concordia, Gualeguaychú, Garruchos, Alvear, Lavalle, Goya, Virasoro, Colonia Delicia, Montecarlo y Dos de Mayo, entre otros.

Se registró la presencia de este biocontrolador en el 85% de los sitios relevados con niveles de parasitismo de hasta 84%.

Revisión de muestras en el laboratorio

Si bien se logró avanzar en el estudio del biocontrolador Q. mendeli, se espera ampliar la información existente para elaborar mapas de distribución de la plaga con niveles de parasitismo asociados.

A partir de estos mapas será posible identificar sitios que puedan servir de reservorios, con abundancia alta de la especie, desde donde se puedan colectar individuos para su posterior liberación en nuevos sitios donde su abundancia sea baja o nula.

 

 Bibliografia
Andorno. A.V. 2017. Avances en la Argentina en el control biológico de L. invasa. http://www.argentinaforestal.com/actualidad/nacionales/18-general/8533-2017-03-22-06-45-05
Aquino D. A., A. V. Andorno, P. S. Pathauer, E. N. Botto, López S. N. 2018. Primera cita de Quadrastichus mendeli (Hymenoptera: Eulophidae: Tetrastichinae) de Argentina, asociado a agallas de Leptocybe invasa (Hymenoptera: Eulophidae: Tetrastichinae). Acta zoológica lilloana 62 (Suplemento: VI Reunión Argentina de Parasitoidólogos en La Plata 2017): 50-52
Aquino, D., C.M. Hernández, E. M. Cuello, A.V. Andorno; E.N. Botto. 2014. Primera cita para la Argentina de Ophelimus maskelli (Ashmead) (Hymenoptera: Eulophidae) y su parasitoide, Closterocerus chamaeleon (Girault) (Hymenoptera: Eulophidae). Revista de la Sociedad Entomológica Argentina. 73 (3-4): 179-182.
Bouvet, J., Harrand, L., Burckhardt, D. (2005) Primera cita de Blastopsylla occidentalis y Glycaspis brimblecombei (Hemiptera: Psyllidae) para la República Argentina. Revista de la Sociedad Entomológica Argentina, 64, 99–102.
Eskiviski R. E., M. E. Schapovaloff, D. M. Dummel, M. M. Fernández, F. L. Aguirre. 2018. Susceptibility of eucalyptus species and hybrids to the gall wasp Leptocybe invasa (Hymenoptera: Eulophidae) in northern Misiones, Argentina. Forest Systems 27(1), eSC01, 4 pages. DOI:  https://doi.org/10.5424/fs/2018271-11573.
Hernández C. M., S. Ramos, C. Meneses, E. E. Huxley, E. Eskiviski, M. Mendez, L. Maly and A. Andorno. 2019. Control biológico de la avispa de la agalla Leptocybe invasa: enemigos naturales importados y de aparición espontánea en Argentina. XVIII Jornadas Técnicas Forestales y Ambientales de Misiones. Eldorado, Misiones, 17-19 octubre. Pp 216-218 pp.
Kim IK., Z. Mendel, A. Protasov, D. Blumberg, J. La Salle. 2008. Taxonomy, biology and efficacy of two Australian parasitoids of the eucalyptus gall wasp, Leptocybe invasa Fisher & La Salle (Hymenoptera: Eulophidae: Tetrastichinae). Zootaxa, 1910, 1–20.

 

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores. 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *