Misiones: Forestales acordaron construir nuevos espacios de diálogo ambiental y social con información relevante sobre la gestión sostenible

Con un rechazo generalizado se expresaron desde diversas representaciones que conforman el sector foresto-industrial de la provincia, en respuesta al proyecto de Ley (Expte D-53.172/19) que propone establecer “zonas de protección ambiental  y limitación para plantaciones forestoindustriales dentro de los ejidos urbanos y cursos de agua en Misiones”, de autoría del diputado del PAyS, Martín Sereno. Tras el encuentro sectorial, que se llevó a cabo el miércoles en Eldorado, adoptaron una actitud corporativa en defensa de la actividad, reconociendo en principio la necesidad de abrir nuevos canales de diálogo sectorial, ambiental, social y político para evitar controversias. Buscarán fortalecer los espacios de participación sectorial y solicitarán conformar una Mesa Provincial de Competitividad con la presencia del gobernador electo, Oscar Herrera Ahuad, y actores del sector privado de toda la cadena forestal.

Por Patricia Escobar

MISIONES (7/11/2019).- Decididos a trabajar por los temas pendientes para el desarrollo futuro de la actividad productiva, en la reunión convocada por la AFoA Misiones este miércoles 6 de noviembre, concurrieron más de 40 personas del ámbito privado, productivo, profesional y técnico que se expresaron en forma coincidente respecto al proyecto presentado por el PAyS (Partido Agrario y Social Misiones) que “carece de rigor técnico e información que sustente la propuesta”, por lo que consensuaron organizarse para centrar los esfuerzos en asesorar en los ámbitos necesarios respecto a los beneficios ambientales, económicos y sociales de la actividad forestal en forma integral y las regulaciones vigentes.

El proyecto que despertó la preocupación de los actores del sector forestal establecería que: “prohíbanse, según Ley XVI-N 124 y Ley No XVI-31, las siguientes prácticas: a) La aplicación, manipulación y almacenamiento de agroquímicos en áreas urbanas y las contempladas en la; b) Plantaciones Industriales a menos de 500 metros  de donde finaliza el Ejido Urbano, viviendas permanentes, escuelas rurales, asentamientos humanos, plantas de producción apícola, criaderos de animales, producción e industrialización de productos animales; ríos, arroyos, lagunas, espejos, embalses, diques y pozos de agua y cursos de agua; c) las autoridades competentes podrán ampliar las áreas de protección ambiental indicadas con fundamento en el cuidado de la salud, el suelo, el agua, la atmósfera y la biodiversidad en general”.

Los forestales cuestionaron principalmente de la iniciativa que “adoptan una medida contra toda la actividad, pero fundamentada sobre problemas puntuales relacionadas a las operaciones de Arauco SA”. 

En esta línea, indicaron que la propuesta legislativa “no es viable en su aplicación, sería perjudicial para la actividad, pero además innecesaria, porque existe en la Ingeniería Forestal mecanismos que pueden con los planes de manejo corregir o atender determinadas prácticas productivas según el sitio, además de la legislación vigente en la provincia que regula la actividad”, dijo el vicedecano de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, Diego Broz.

“La forestación es una de las actividades productivas de menor impacto ambiental, sin decir con esto que las otras actividades sean “malas”. Todas las actividades productivas generan algún impacto en el ambiente, sea ganadería, tabaco, agricultura, pero no se puede desconocer que las plantación forestal es la más inocua frente a otros cultivos, ya que utiliza agroquímicos autorizados solo los primeros dos años, de un turno de 18 años hasta volver a reforestar. Sin embargo, fundamentan restricciones a la forestación para destinar el uso del suelo a otros cultivos que terminarían utilizando fertilizantes y agroquímicos todos los años”, detalló el académico, que participó de la reunión.

“Creo que fue un encuentro oportuno, positivo, pero además con la tranquilidad de que es un sector que dispone de información técnica y científica que permitirá dar tranquilidad a la sociedad. No hay ningún temor por debatir estos temas y aportar conocimiento que permitan disuadir respecto a este tipo de iniciativas legislativas, que en lo personal considero no prosperará, no solo no es viable, sino que considero totalmente innecesario”, aseveró Broz.

Reconoció, sin embargo, que la actividad demanda de revisiones e investigaciones para mejorar sus prácticas y mitigar los impactos, como también las agrícolas y tabacaleras, respecto a la biodiversidad y conservación de fauna o cuidado del suelo. “En el caso de la forestación, todo puede medirse e identificarse a través de lo que llamamos ordenación forestal. Por ejemplo, se podría establecer planes de manejo de las plantaciones con densidades menos intensivas, para poder garantizar la circulación en determinado sitio de las especies de fauna”, explicó.

Por su parte, Miguel López, ex decano de la FCF y docente de Economía Forestal de la casa de estudio, destacó del encuentro el “consenso” logrado para trabajar en el diálogo ambiental y forestal para atender la demanda de la sociedad. “Es un buen momento para escuchar con mayor atención lo que se reclama de alguna manera a la industria forestal desde la comunidad, y acercar en todo caso la información pertinente y que permita dar a conocer realmente los beneficios sociales, económicos y ambientales que la misma genera. En la reunión se hablaron de muchos temas, entre ellos, mejorar la comunicación del sector”.

El profesional consideró que se obtuvo una “alta concurrencia la convocatoria, ya que resultó con la asistencia de más de 40 personas del interior de la provincia, entre representantes de las cámaras gremiales empresarias, productores  y técnicos”, dijo.

Asistieron socios de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), de la Asociación Forestal Argentina (Arauco SA, Papel Misionero, Pindó), de la Apicofom, Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones, Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, de la Asociación de Productores Ganaderos y Forestales, de la Cooperativa de Montecarlo, del Aglomerado Productivo Forestal (APF), ONG Tamanduá, técnicos del PAyS, entre otros académicos y profesionales independientes, productores, además de técnicos y funcionarios del INTA.

Para Juan Domingo Perié, de Tamanduá, aún falta un ejercicio sectorial de autocrítica y predisposición a escuchar lo que se reclama desde un segmento de la sociedad a la actividad forestal en particular. “Expresé mi posición en la reunión, creo que faltaron otras voces, y entiendo que en próximos encuentros serían convocados. Es necesario, me parece, que en estos temas se escuche a todos los actores, incluso a quienes tienen una mirada diferente de las prácticas que se realizan. La percepción negativa sobre la actividad se instaló por experiencias negativas que se vivieron en la provincia, y que en muchos lugares aún no se revirtieron. La contaminación existe en las aguas y suelos de Misiones. Hay que salir de los encuentros del círculo de siempre en la que todos estamos de acuerdo en lo bien que hacemos las cosas, y convocar a quienes piensan diferente, a quienes tienen otros conocimientos científicos y técnicos que opinan que se puede llevar adelante actividades productivas sin aplicar glifosato, por ejemplo. Países del primer mundo están dejando de utilizarlo, sin embargo en Misiones es de venta libre, cualquiera va y compra este producto que es nocivo para la salud de las personas y el ambiente, y este agroquímico también se aplica en la forestación. No pasa el debate por si es legal o no, hay que actualizarse sobre estos temas, reconocer que hay que adaptarse a algunos cambios necesarios y tomar decisiones de fondo”, acotó respecto al encuentro.

Proyecto polémico

El encuentro en Eldorado llevó a una reunión de casi dos horas, y arrancó con la lectura del proyecto de Ley de declarar zonas de protección ambiental y limitación para plantaciones con destino a la industrial (pino y eucalipto) dentro de los ejidos urbanos y cursos de agua en Misiones.

Si bien entre los presentes trascendió que se recibía información de referentes de bloques oficialistas de que “no prosperaría en su debate el próximo año esta iniciativa del PAyS”, los forestales consideraron que de “igual forma será necesario presentar un documento técnico sectorial en el espacio de la Cámara de Diputados y solicitarán su participación para aportar información técnica a las comisiones legislativa”, precisó Daniel Durán (AFoA Misiones), quien acompañado por Guillermo Fachinello (Apicoform),Cristian Gruber (Amayadap) y Carolina Enebelo (COIFORM), realizaron la apertura de la reunión.

En diálogo con ArgentinaForestal.com, el empresario Durán se refirió a los resultados de la convocatoria: “Acordamos ponernos a disposición para informar sobre lo que requieran a los legisladores. En el encuentro cerramos con algunos consensos como integrantes del sector, el primero fue que vamos a pedir a la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Medio Ambiente participar en la discusión del proyecto para aportar asesoramiento e información técnica, científica y productiva de lo que implica esta actividad a los legisladores, porque hay mucha gente detrás de nuestra actividad que depende del movimiento económico de la foresto-industria en la zona Norte y que hace bien las cosas, generan empleo en blanco, se ajustan a las normativas vigentes como corresponde, pagan sus impuestos, movilizan la economía local, pero parece que todo esto se desconoce al intentar medidas restrictivas sin rigor técnico”, expresó.

Por otra parte, mencionó que en otras oportunidades hubo experiencias en la que se aprobaron leyes sin haber sido convocados en los debates de comisión: “Algunos opinaron que era apresurado este encuentro, pero no queremos que nos vuelva a pasar”, remarcó el empresario. En este sentido, se refirió a la sanción de la Ley de Paisaje Protegido que establece que sobre rutas provinciales y nacionales los propietarios deben dejar 25 metros de espacio para la restauración, de la que no tuvieron participación como sector.

“Esta ley le pesa a muchos propietarios, porque deben prescindir quizás de la mejor porción de su tierra para cultivar, e incluso abrió una problemática como es en la provincia de Misiones la intrusión”, dijo Durán, respecto a situaciones que en la actualidad enfrenta la empresa Arauco.

Por su parte, Guillermo Fachinello sostuvo que respecto a este punto se reforzó el concepto de “se debe defender la seguridad jurídica y respetar la propiedad privada”.

El directivo de APICOFOM valoró el consenso para fortalecer el canal de diálogo a través de una mesa forestal provincial. “Entendemos que tenemos que reunirnos con todas las partes interesadas en este tema y escuchar sus planteos, pero la provincia de Misiones tiene un perfil forestal que debe fortalecer, y esto se logrará con un trabajo conjunto entre el sector público y el sector privado. No podemos retroceder en el debate, cuando se dispone de argumentos técnicos y científicos que demuestran los beneficios de la actividad. No podemos volver a las posturas extremas”, reflexionó también el empresario.

Agregó que desde el gobierno provincial “hemos recibido ayuda en estos tiempos difíciles, con descuentos de impuestos en Rentas, con financiamiento para PyMEs del banco de Crédito de Misiones, pero también hemos solicitado medidas para bajar los costos logísticos con la habilitación del Puerto en Posadas. Esto mejoraría mucho el movimiento de la actividad forestal”, explicó en la entrevista el empresario.

El trabajo fuerte que se deberá encarar está relacionado al uso de la madera en la construcción, del cual “todo el mundo habla, pero en Misiones aún se desconoce. Nosotros estamos con la puesta en marcha de primera fábrica de viviendas de madera, la más moderna del país, donde estamos comenzando a probar los equipos con la producción de las primeras casas en noviembre. Hay mucho esfuerzo detrás de esta inversión, y el uso de la madera en la construcción moviliza a toda la cadena de valor de la foresto-industria, que comienza con la plantación de pino y eucalipto, donde hay mejora genética, manejo forestal, tecnologías, tiene un eje con rigor científico que no se puede desconocer que es una actividad que otorga beneficios ambientales y sociales”, recalcó Fachinello.

 

Mesa Provincial, una asignatura pendiente

El segundo punto de acuerdo que lograron durante la reunión fue que se presentará, después que asuman en diciembre las nuevas autoridades del gabinete provincial 2020, una propuesta al Ejecutivo Provincial para conformar una “Mesa Provincial de Competitividad Foresto-industrial“ de participación público-privada, similar a la metodología con la se trabaja en el gobierno nacional actual, pero en este caso encabezada por el gobernador electo de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

En Corrientes, esta mesa ya está en marcha, y funciona con la participación del gobernador Gustavo Valdés y la APEFIC (Asociación Plan Estratégico Forestoindustrial de Corrientes).

Durán indicó que “el diálogo directo con quienes toman decisiones genera otra dinámica de trabajo y de resultados. Entendemos que en la provincia se necesita trabajar en muchos otros temas forestales por los recursos naturales que debe administrar, pero también hay que lograr atraer inversiones, mejorar la competitividad, la logística, las exportaciones. Hay que promover el potencial que tiene este sector, para su crecimiento y desarrollo estratégico en la economía local. Será necesario establecer en el nuevo escenario del país una agenda forestal y un canal de diálogo más dinámico creemos es la mesa forestal, que además esperamos que el nuevo presidente de la Nación también sostenga el espacio en el ámbito nacional”, adelantó.

Por otra parte, entre los presentes se habría llegado también a una idea unificada de que “no tenemos problema en debatir los temas forestales con la sociedad, porque en realidad, reconocemos que lo que nos falta es aprender a comunicar bien lo que hacemos. Pero se debe entender que si se tiene un problema con Arauco, se debe hablar con Arauco, no pretender con desinformación castigar a toda la actividad. Esto es lo que vamos a explicar en todos los espacios”, dijo Duran.

Agregó que “de la reunión también participó Javier Maestropaolo, directivo forestal de Arauco, quien explicó el proceso e el que se encuentran atendiendo los cuestionamientos en Puerto Libertad y Puerto Piray. Se refirió ante los presentes al canal de comunicación que tienen en marcha desde hace algunos años denominado Plataforma de Diálogo Forestal y Ambiental, del cual también participé, donde se debaten temas ambientales con información científica. Posiblemente desde este espacio también se trabaje en esta nueva etapa de salir a brindar información a la sociedad”, adelantó.

“Nuestro problema es que no sabemos decir que solo un 13% de la superficie de la provincia está destinada al cultivo forestal, que esta es una actividad que produce más de un 50% PBG, que somos la principal actividad productiva de la provincia con generación de empleo genuino, que la forestación es la principal aliada para mitigar el Cambio Climático, que generamos un recurso renovable que permite restar presión sobre el bosque nativo para la producción de bienes y servicios, entre otros tantos beneficios que tendremos que dar a conocer, porque evidentemente la gente no tiene conocimiento de la actividad en Misiones, que es una provincia forestal por excelencia”, remarcó el empresario.

Reflexionó sobre las contradicciones que se presentan, donde se produce estos proyectos de ley con desconocimiento sobre lo que se trata pero con la facilidad de “pegar al más grande, al que crece, al que trabaja y gana dinero, porque eso en este país está mal visto. Hay que ser pobre para estar de moda parece. No quieren maíz transgénico, no quieren que se plante pino, nada les viene bien desde lo productivo. Hay que encontrar un equilibrio. Creo que estos son los temas sobre los cuales habrá que empezar a dialogar como sociedad, pero con rigor técnico, económico y ambiental”, planteó.

Por lo pronto, la propuesta es disponer de información técnica, para lo cual desde el  COIFORM indicaron que se reunirán el próximo 16 de noviembre para elaborar un documento respecto para propiciar un debate responsable con la sociedad civil, enmarcado en compromiso hacia un  desarrollo forestal  sostenible.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *