Papelera Kimberly-Clark cerró su planta industrial en Bernal y más de 200 trabajadores fueron despedidos

Representantes de la multinacional Kimberly Clark comunicaron la decisión de cierre de una de las tres plantas industriales que tiene en el país, previa presentación del procedimiento preventivo de crisis, que están llevando adelante el día de hoy. “Por los medios, los funcionarios de la Secretaría de Trabajo informan que no se ha hecho por el momento ninguna presentación. La empresa sin embargo, pretendía licenciar a los trabajadores desde el turno tarde de hoy”, advirtieron los trabajadores apostados frente a la fábrica en Buenos Aires.

Fuente: La Nación y Prensa Obrera

BUENOS AIRES (26/9/2019).- La empresa Kimberly-Clark anunció el cierre de su planta de papel en Bernal, provincia de Buenos Aires. La decisión tomada por la empresa se da en un marco de “reestructuración global” de su modelo de negocios, e implicó 209 despidos.

El cierre de este centro industrial se dio, según indicó un comunicado de la empresa, en “respuesta a la necesidad de la compañía de adaptarse a los cambios y re-enfocar su estrategia a categorías de mayor valor agregado”. En esta planta, la compañía fabricaba servilletas, papel higiénico, papel para pañales, rollos de cocina y papel para productos faciales, entre otros.

Los trabajadores reunidos en asamblea resolvieron la ocupación de la planta en defensa de los puestos de trabajo. La comisión interna, perteneciente a la clasista Lista Gris del gremio papelero, que renovó recientemente su mandato, planteó en la asamblea la necesidad de un paro de la Federación Papelera y la convocatoria inmediata al plenario de delegados, cosa que fue votada también por los compañeros.

Si bien los voceros de la empresa hablan de un reingreso a trabajar el lunes, los trabajadores permanecen en la empresa previendo cualquier maniobra de vaciamiento.

Kimberly-Clark también tiene una planta en Pilar, dedicada principalmente al desarrollo de productos de protección femenina y para adultos, y otra en el parque industrial de la provincia de San Luis, cuyo foco es la producción de pañales para niños y adultos.

Entre las marcas que la compañía de origen estadounidense produce y comercializa en el país se encuentran los pañales Huggies, la línea de toallas femeninas y tampones Kotex, el papel higénico Scott, los pañuelitos Kleenex y los pañales Plenitud.

El cierre de la planta papelera se da en un contexto de caída de la actividad industrial y contracción del consumo. Según los últimos datos del Indec, las ventas en supermercados cayeron un 12,8% interanual en el acumulado de los primeros siete meses del año, mientras que el sector manufacturero registra una caída interanual del 7,6% en el año, de acuerdo con estimaciones de la Unión Industrial Argentina (UIA).

“Con una trayectoría de más de 25 años en el país, Kimberly-Clark se compromete a seguir invirtiendo en la Argentina, un mercado clave para la compañía”, afirmaron desde la empresa en un comunicado. A su vez, indicaron que la Argentina es la casa matriz para el Cono Sur, que cuentan con más de 1000 empleados y que exportan a cuatro países de la región.

La planta industrial de San Luis en particular es una de las tres más grandes de dicha provincia y es la segunda en niveles de producción de la región.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *