Fallo histórico en Neuquén de reconocimiento de derechos indígenas: la Justicia reconoció el derecho mapuche sobre tierras

Este martes absolvieron a los miembros del lof Campo Maripe acusados de “usurpación” de tierras que fueron “compradas” por empresarios de Vaca Muerta. El fallo fue del juez Gustavo Ravizzoli, quien entendió la vinculación cultural y ancestral del terreno con la comunidad y no se pudo demostrar que los acusados actuaron con dolo (cometer voluntariamente un delito).

Fuente: La Nueva Mañana 

NEUQUÉN (24/4/2019).- Este martes la Justicia de Neuquén sentó una sentencia histórica al absolver a seis integrantes de la Comunidad Mapuche Lof Campo Maripe quienes habían sido acusados por un fiscal en 2014 de haber “usurpado” tierras ancestrales pero que la familia empresaria Vela denunciaba que eran suyas. Las tierras están ubicadas en la zona cercana a Añelo donde se desarrolla el negocio petrolero Vaca Muerta.

Pasadas las 14, se escuchó al juez de Garantías de Neuquén Gustavo Ravizzoli leer la sentencia donde absolvió a seis integrantes de la Comunidad Mapuche Lof Campo Maripe de los delitos que se les imputaba por “usurpación por despojo y turbación de la posesión”.

El juez Ravizzoli entendió la vinculación cultural y ancestral del terreno con la comunidad y no se pudo demostrar que los acusados actuaron con dolo (cometer voluntariamente un delito). Además, el magistrado expresó que no puede determinar a quién pertenece la propiedad de ese espacio.

 

Inmediatamente al escuchar que el juez los absolvía los acusados levantaron sus puños en alto y festejaron entre lágrimas la sentencia y al grito de “¡mariciweu, mariciweu!” (“cien veces venceremos”).

“Fue el desahogo de casi 100 años, tantos como los que lleva la familia Campo Maripe a la espera del día en que sus derechos territoriales sean reconocidos. Ese derecho había sido interrumpido al ingresar la familia Vela a sus tierras en la década del ‘70 y hoy no están dispuestos a un nuevo despojo. Esos testimonios más los argumentos jurídicos de nuestra defensa, fueron comprendidos por la Justicia y en un fallo ejemplar concluyó con la absolución de todos los hermanos Maripe juzgados como ‘usurpadores'”, sostiene el comunicado emitido por la Confederación Mapuche de Neuquén.

Un falló histórico

La sentencia fue dada a conocer en la jornada del día martes en la Ciudad Judicial. Habían sido acusados por la familia Vela de usurpación por despojo y turbación de la posesión, de un lote que forma parte de uno de los accesos a la formación hidrocarburífera Vaca Muerta. Acompañaron la sesión integrantes de la Federación Mapuche, de partidos políticos y organismos de Derechos Humanos que siguieron la sustanciación del juicio.

Los Campo Maripe habían sido acusados por el fiscal Marcelo Silva de haber ingresado el 12 de noviembre de 2014 al terreno ubicado sobre ruta provincial 17, kilómetro 154, de la zona rural de Añelo, para despojar de las tierras a Gilberto, Andrés y Pablo Vela. Silva y el abogado querellante, Juan Coto, plantearon que los Vela son titulares registrales del terreno y aseguraron que el único propósito de la Comunidad es cobrar por la servidumbre de paso a las petroleras.

Los defensores Micaela Gomiz y Emmanuel Guagliardo, sostuvieron que no se trata de un conflicto entre privados, sino que involucra a miembros de un Pueblo Originario. Aseguraron que la comunidad ejerce una posesión indígena, tradicional y colectiva del territorio.

“Este fallo tiene un contenido histórico; el pronunciamiento se genera en un momento del país muy importante, el contexto del conflicto al ser de Vaca Muerta no era cualquiera, con lo cual le agregaba un elemento distintivo”, expresa Emmanuel Guagliardo, abogado defensor y agrega, “el pronunciamiento significa la instauración después de mucho tiempo, de una institucionalidad que respeta la deuda histórica con las Comunidades Originarias de nuestro país, concretamente con el Pueblo Mapuche de Neuquén y desde ese punto de vista, considerar la sentencia como un acto estatal, como una expresión de la institucionalización. Es decir una voluntad estatal que reconoce la interculturalidad, la plurinacionalidad y reconoce la sensibilidad social que contienen los reclamos vinculados a los Pueblos Indígenas”.

“Es un fallo que ostenta un precedente en cuanto al fortalecimiento del derecho Indígena en el sistema jurídico interno y al mismo tiempo significa la afirmación de que el conflicto social, las tensiones sociales y territoriales que significa la puesta en marcha de Vaca Muerta, tienen que ser consideradas; en este sentido la judicialización, buscando criminalizar, no es ninguna respuesta desde el Estado”, indica Guagliardo.

“La sentencia obliga en cierto modo al Estado, a realizar una serie de tareas pendientes; nosotros ahora nos vamos a lanzar a construir una serie de iniciativas destinadas a que el Estado neuquino genere respuestas a las demandas territoriales de los Pueblos Originarios, como así también de los pueblos rurales y los campesinos criollos que viven en el extenso territorio y que no están tenidos en cuenta cuando se piensa Vaca Muerta”, apunta el abogado.

“En definitiva esta sentencia no solamente reafirma el derecho indígena, sino que además obliga una reflexión en el marco del desarrollo hidrocarburífero, que se enmarca en un debate nacional. Estamos muy conformes con el resultado porque se hizo justicia”, concluye.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *