Para la FAO, los bosques nativos son esenciales para la seguridad alimentaria

La Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO, por sus siglas en inglés) destacó las funciones que desempeñan estos espacios naturales, y el organismo internacional aspira a concienciar sobre la importancia que tienen en la vida de las personas. En este contexto, Pampero TV entrevistó a la directora de Bosques de la Secretaría de ambiente y desarrollo sustentable de la Nación, Inés Gómez.

 

 

Fuente: Infocampo

 

José Graziano Da Silva, director general de la FAO, durante la celebración internacional destacó “el papel esencial que juegan los bosques en la erradicación de la pobreza, la conservación del medio ambiente, la seguridad alimentaria y desarrollo sostenible”.

 

Los bosques cubren el 31 % de la superficie terrestre y brindan refugio, alimentos, combustible y medicinas a más de 1.600 millones de personas. Por esto, para la FAO “la gestión sostenible de todos los tipos de formaciones boscosas forma parte de la solución a los conflictos, que afectan tanto a países en vías de desarrollo como a los desarrollados”.

 

Según Da Silva, las estrategias a futuro para el cuidado de los bosques debe ser obligatoria. “Las prácticas de manejo forestal sostenible deberán estar basadas en la idea de que todo árbol utilizado debe sustituirse por otro nuevo”.

 

En América del Sur, el cambio en el uso del suelo podría impactar en el calentamiento del planeta. Según el Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), durante los últimos 50 años, las temperaturas de la superficie de la Tierra aumentaron al doble de velocidad que lo observado durante la primera mitad del siglo XX.

 

Los bosques nativos forman parte del sistema climático y son fundamentales para la infiltración del agua, la fotosíntesis, la captura de carbono y la supervivencia de muchas especies de invertebrados y mamíferos que integran la cadena ecológica. También favorecen la contención de la erosión, entre otros servicios.

 

Para Inés Gómez, directora de Bosques de la Secretaría de ambiente y desarrollo sustentable de la Nación, “si bien las inundaciones son un tema complejo,es innegable el rol que desempeñan los bosques debido a que son los protectores de los suelos y los que permiten una mayor absorción”.

 

“Cuando el suelo queda desnudo absorbe menos agua y escurre más. Esta situación genera escorrentías, lo que aumenta el caudal de los ríos y, por lo tanto, es mucho más frecuente la posibilidad de inundaciones”, señaló Gómez.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *