Incógnita por activos de PeCom por u$s100 millones

Empresas & Mercados

La petrolera ya vendió su división minera y ahora debe desprenderse del agro y el área forestal. Aún no se sabe si se los quedará los Pérez Companc o si esos negocios, que Petrobras no quiere, pasarán a manos de un tercero. Las divisiones de agro y forestal facturaron u$s 48 millones en 2001 y ganaron un millón. En PeCom dicen que la familia podría quedarse con el negocio forestal, que opera desde 1957.

Fuente: El Cronista

(31-7-2002).- PeCom cierra hoy la prórroga para la aceptación de su oferta de canje de bonos por 997,5 millones de dólares, y espera superar , esta vez, el 91, 5% de ofertas que había logrado reunir hasta ahora. El resultado de la operación es clave, ya que es una de las condiciones para que la brasileña Petrobras se quede con la segunda mayor firma argentina. Mientras que, por esa vía, la operación parece ir encaminada, aún no está claro quién se quedará con los activos que no integran el core business de PeCom (ni de la estatal brasileña): los agropecuarios y los forestales, que sumaron 48 millones de dólares de ventas en 2001 y ganancias por un millón. Estos negocios, junto con el minero, quedaron en una especie de apartado dentro del enigmático acuerdo entre ambas compañías. Según una cláusula del convenio, PeCom tiene hasta 30 días después de finalizada la operación de venta a Petrobras para desprenderse de los activos en esas áreas, por no menos de u$s 190 millones . Ese dinero quedará en las arcas de PeCom. Si la empresa no consigue colocarlos a tiempo, pasarían a manos de Petrobras como divisiones de la empresa local. La brasileña tendría la opción (pero no la obligación ) de revendérselos a los Pérez Companc. Pero también podría cedérselos a un tercero o dejarlos dentro de PeCom, a la espera de mejores ofertas. Tras el traspaso, concretado el lunes, de la participación de PeCom en la minera Cerro Vanguardia, por u$s 90 millones, queda por resolver la venta de sus negocios de agro y forestales, ahora por u$s 100 millones . Según afirmó Francisco Gros, el presidente de Petrobras, el día en que se anunció la operación, los Pérez querrían quedarse con la división de agro. Esa opción sería lógica si se tiene en cuenta la sinergia que logrará con el sector de alimentos al que la familia se enfocará , a través de Molinos. La división forestal es una incógnita. Dentro del actual grupo gerencial de PeCom, que conoce de cerca cómo se mueve Gregorio Goyo Pérez Companc, tienen la sensación de que la familia podría retener esos activos. PeCom se inicio en ese negocio en 1957, tres años antes que el energético , y algunas fuentes señalan esa razón emocional como una de las chances para que la familia quiera recomprar la división. Estos activos consisten, principalmente, en 96.700 hectáreas en la provincia de Corrientes, 59.800 en Misiones, y el aserradero San Jorge, uno de los mayores del país tras su ampliación en 1999, que le demandó una inversión de 30 millones de dólares, sumando la planta térmica y el vivero contiguos. Produce anualmente 100.000 metros cúbicos y exporta a Europa y EE UU. La división forestal de PeCom, que exporta a Estados Unidos y Japón, es la segunda productora de pino del país, después de Alto Paraná, de la chilena Celulosa Arauco. Otros rivales son la maderera chilena Masisa, la local Forestal Las Marías y Tapebicuá. Quizá entre estas empresas Goyo encuentre competidores, si es que se quieren quedar con esos activos.

Fuente: El Cronista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *