Conservación | Argentina ya tiene en funcionamiento el primer centro de recría de huemules en Chubut, el ciervo patagónico en peligro de extinción

La Fundación Temaikèn se unió a la Fundación Shoonem y la Dirección de Flora y Fauna del Gobierno de Chubut para llevar adelante el proyecto del primer Centro de Recría de Huemules de la Argentina, que ya está en marcha. Esta iniciativa es sumamente importante en términos de conservación, ya que sólo quedan entre 350 y 500 ejemplares de huemules. El proyecto  tiene por objetivo trabajar en la recuperación, reproducción y reintroducción del ciervo patagónico, que casi está al límite de su extinción.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

 

CHUBUT (6/9/2022).- En un trabajo conjunto entre ONG´s, promovido por la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de la provincia de Chubut, se logró vincular a la Fundación Shoonem (especializada en la investigación del huemul en la Cuenca Hídrica del Río Senguer, en Chubut) y la Fundación Temaikèn, que suma su experiencia para llevar adelante acciones relacionadas al trabajo de campo y manejo animal.

Decidieron llevar adelante un proyecto de conservación de la especie, y pusieron en marcha el  primer Centro de Recría de Huemules de la Argentina.

El huemul -también llamado shoonem o shoan- es un animal endémico de los bosques andino-patagónicos de Argentina y Chile. Actualmente en nuestro país vive en la región de los bosques patagónicos, desde Neuquén hasta Santa Cruz.

Dentro del ambiente, este ciervo habita en lugares montañoso ocupa laderas empinadas, irregulares y rocosas, que poseen una vegetación dominada por arbustos, con bosques dispersos y pastizales.

En invierno se desplaza a aquellas áreas más expuestas al sol, que son las primeras en despejarse de nieve. Busca refugio y alimentación en estas laderas, siempre y cuando sea posible realizar los desplazamientos.

Esta especie está considerada En Peligro de Extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Las poblaciones de Huemul de Argentina son pequeñas, se encuentran fragmentadas, y enfrentan una declinación continua. Su supervivencia está afectada principalmente por la pérdida de territorio y/o fragmentación, desnutrición, enfermedades y la introducción de especies exóticas y su manejo, especialmente el ganado y los perros. La mayoría de las subpoblaciones de huemul que quedan subsisten en áreas remotas, alejadas de poblaciones humanas o actividades productivas.

Desde e equipo del proyecto compartieron las magníficas fotos captadas por Joanne Smith Flueck para informar que ya se encuentra en marcha en la provincia del Chubut y tiene como objetivo la recuperación de la especie a través de la puesta en funcionamiento de una Estación de Rehabilitación y Recría, en la que además se realizarán líneas de investigación que contribuirán a obtener información crítica para la conservación de este emblemático ciervo patagónico.

Fotos: Joanne Smith Flueck

En la localidad de Alto Río Senguer, al suroeste de la provincia de Chubut, entró en funcionamiento la Estación de Rehabilitación y Recría de Huemules Shoonem, un hito para la conservación de esta especie de la que se estiman sólo quedan 350 a 500 individuos en Argentina. El proyecto tiene como objetivo trabajar en la recuperación, reproducción y reintroducción del ciervo patagónico (Hippocamelus bisulcus) en ambientes adecuados para su
desarrollo, ya casi al límite de su extinción.

La iniciativa vincula a la Fundación Shoonem, especializada en la investigación del huemul en la Cuenca Hídrica del Río Senguer, en Chubut, y Fundación Temaikèn, que suma al conjunto su experiencia para llevar adelante acciones relacionadas al trabajo de campo y manejo animal. La Estación, que combina actividades de rehabilitación, cría y reproducción, fue construida en el plazo de dos años con el aporte de otra ONG de origen suizo Fundación Erlenmeyer.

En el luggar se albergará a los huemules de los lagos Fontana y la Plata en un espacio de 100 hectáreas de campo natural con cercos especialmente adaptados para la contención de la especie.

Al mismo tiempo las características del centro permiten realizar manejos relacionados a la composición y distribución del grupo de individuos, y también posee un edificio que puede ser utilizado para realizar manejos más delicados, como así también la posibilidad de montar un laboratorio.

Fotos: Joanne Smith Flueck

“El Centro se inspira en la experiencia de Fundación Huilo Huilo, en Chile, que logró criar y reinsertar ciervos autóctonos en la Región de los Ríos, donde se había extinguido. En nuestro caso suma la investigación aplicada como eje, es decir, buscamos entender y solucionar algunos problemas específicos que detectamos en el trabajo de campo: infecciones en bocas, ausencia de dientes, sinusitis crónica, fragilidad en minerales, y otros problemas vinculados al hábitat cordillerano”, detallaron Werner Flueck, director científico de Shoonem e investigador de CONICET, y Miguel Escobar, presidente de Fundación Shoonem.

La Fundación Shoonem trabaja desde 2014 realizando estudios de huemul y ha postulado enfoques novedosos sobre la causa de extinción en su zona de estudio, especialmente los problemas devenidos de la pérdida de las invernadas como causa fundamental del retroceso crítico del animal. Hoy cuenta con las instalaciones que también permitirán recabar datos fundamentales que enriquecerán los postulados y la asistencia clínica de los ungulados autóctonos.

Fundación Temaikèn aporta su experiencia de 20 años en el cuidado de fauna silvestre.”Esta primera campaña en conjunto fue fundamental para dar comienzo a los objetivos planteados para el Centro. Se logró realizar el manejo y translocación de los primeros animales al centro para conformar el primer grupo fundador dentro del mismo. El trabajo extraordinario realizado en las montañas y bosques requirió de una coordinación sumamente exhaustiva entre las instituciones en la que pudimos aportar nuestra experiencia en los manejos clínicos veterinarios para realizar las contenciones químicas a campo, traslado de ejemplares y toma de muestras”, relataron desde el equipo.

“A partir de ahora acompañaremos al proyecto con personal especializado en el campo y dentro del Centro para el monitoreo, estudio comportamental y seguimiento de los ejemplares para recabar información fundamental para continuar trabajando en el conocimiento y conservación de la especie ”, explicó Guillermo Delfino, especialista en Conservación Fundación Temaikèn.

La conservación de la especie necesita de Centros de Conservación que aumenten el número de huemules sanos para lograr re-insertarlo en zonas donde se extinguió. El trabajo de traslocación de animales de esta temporada invernal, una de las más crudas en décadas, contó también con la presencia activa y colaborativa de la Fundación Kosken, que inicia sus trabajos en mismo sentido en la zona norte de la Región de Aysén, Chile, en el sector de Río Cisnes, Comuna de Lago Verde.

La vecindad geográfica potencia los trabajos en las poblaciones silvestres binacionales, que ya fueron iniciados con el impulso de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) para la zona de la Reserva Nacional lago las Torres.

 

Tal vez te interese leer: 

CONICET | Estudio demostró que la sobrecacería convirtió al huemul en una especie en peligro de extinción

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.