Fernando Dalla Tea: “El mercado de eucalipto crece alrededor de la Mesopotamia, hay que cambiar la agenda del sector para sumar a la región a la gran cuenca forestal del Mercosur”

En Brasil, en el estado de Mato Grosso do Sul se llegará a un consumo de  60 millones de m3 anuales, Uruguay a 21 millones, Paraguay >8 millones. Mientras, la Argentina produce y consume aproximadamente solo 5 millones de m3 en la actualidad, con un mercado principalmente de madera aserrable, equilibrado pero estancado hace años. “Las entidades del sector deben cambiar la agenda. Toda la región tendrá demandas crecientes de eucalipto, especialmente madera pulpable para abastecer a las nuevas industrias”, reflexionó el ingeniero forestal desde Entre Ríos.

 

ENTRE RÍOS (13/8/2022).-El ingeniero forestal Fernando Dalla Tea, desde Entre Ríos y a través de sus redes sociales publicó algunas reflexiones respecto al escenario forestal en el Mercosur y la necesidad de reorientar la agenda forestal de la Argentina.

A continuación, replicamos su artículo de opinión:

La mayoría de los nuevos anuncios de proyectos foresto-industriales en los países del Mercosur son de largo plazo y para consumir madera de eucalipto, y mayoritariamente, para producir distintos tipos de pulpa de celulosa.

Se reparten los proyectos en todos los países con la única excepción de la Argentina donde las megainversiones de este tipo de producción a escala siguen siendo esquivas. Son estas las industrias que traccionan desde el consumo generando un crecimiento sostenido de la superficie forestada en estos países vecinos.

Tal vez te interese leer: Arauco realizará en Brasil su mayor inversión en la historia con la construcción de una nueva planta de celulosa por US$ 3 mil millones

En Brasil, el Estado de Mato Grosso del Sur (MS) se convierte en el mayor polo mundial de eucalipto con una demanda creciente de volumen para sus industrias locales, y esto representa para el sector primario la necesidad de plantar 400.000 hectáreas adicionales.

Lo mismo ocurre en Paraguay, Uruguay y los estados brasileños vecinos de MS, con los nuevos proyectos industriales en construcción requiriendo un fuerte incremento en la superficie forestada. Aproximadamente 100.000 hectáreas con cada nuevo proyecto celulósico.

Toda la región tendrá demandas crecientes de eucalipto, especialmente madera pulpable para abastecer las nuevas industrias.

MS llegará a los 60 millones de m3 anuales, Uruguay a 21 millones, Paraguay >8 millones. Mientras, la Argentina produce y consume aproximadamente 5 millones de m3 con un mercado principalmente de madera aserrable, equilibrado pero estancado hace años.

La Mesopotamia argentina tiene hoy un poco más de 1 millón de hectáreas forestadas (sólo 250 mil de eucaliptos) y en el último tiempo se habla de un potencial factible de duplicación de esta superficie.

Pero, debemos convencernos en el sector que esto no será resultado de una ley forestal basada en apoyos económicos no reintegrables (normativa que sirve para incorporar pequeños productores), ley que ya tiene varias décadas de implementación y no ha producido el incremento de superficies que se esperaba.

En el país se necesita promoción de la industria de base forestal, hace más de 30 años que no se anuncian nuevos proyectos ni grandes ampliaciones.

Una ley de promoción para la industria forestal, sumada a una adecuación de la Ley de Tierras, podría tener un gran impacto en poco tiempo.

La quita de retenciones a las exportaciones del sector (como corresponde por ser economía regional) tendrá también alguna mejora de márgenes y podría impulsar una mejora de precios en toda la cadena.

El contexto macroeconómico del país no ayuda, pero si encima la normativa no acompaña, el sector nunca pasará de potencial a realidad.

Las entidades del sector deben cambiar su agenda, el crecimiento de toda la cadena va de la mano de industrias + industrias. Y si los gobiernos se convencen quizás la Mesopotamia se podrá sumar a la gran cuenca de eucalipto en el Mercosur_Sur.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.