Reserva de Biosfera Yabotí: denunciaron cuatro usurpaciones en los últimos 14 días, advierten sobre organizaciones delictivas y preocupación por el alto riesgo de daños ambientales

Se habrían denunciado penalmente cuatro usurpaciones, que fueron registradas en los últimos 14 días en el Lote 8, propiedad de Juan Alberto SA, ubicada dentro del área de Reserva de Biosfera Yabotí, en El Soberbio, Misiones. “Se denunciaron 4 usurpaciones en propiedad de la familia Harriet en un lapso de 14 días. Lo grave es que se meten, talan árboles nativos y queman con el alto riesgo ambiental de propagación de incendios que estamos enfrentando, ante el posible de daño irreversible al área natural, más allá de los derechos violentados a la propiedad privada (la misma que sufrió el mayor incendio en bosques nativos  en noviembre de 2020)”, expresó el abogado Silvio Contrera.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (22/12/2021).- “Se denunciaron 4 usurpaciones en el Lote 8 de Juan Harriet SA en un lapso de 14 días, lo grave es que se meten, talan árboles nativos y queman con el alto riesgo ambiental de propagación de incendios y de daño irreversible al área natural, más allá de los derechos violentados a la propiedad privada en el Lote 8 (el mismo que sufrió el mayor incendio en bosques nativos  en noviembre de 2020)”, expresó el abogado Silvio Contreras.

Su principal reclamo surge frente a la inacción de la Justicia ante el riesgo ambiental, además del daño a la propiedad privada. “A pesar de haber solicitado su intervención urgente para proteger el ambiente y los derechos de los propietarios, aún no hay respuesta de la Justicia, y si entramos en feria judicial el riesgo ambiental sobre la propiedad es nuestra mayor preocupación porque lo primero que hicieron fue tumbar el monte y quemar”, dijo Contreras, quien confirmó que este jueves por la mañana se realizó la cuarta denuncia penal ante el Juzgado de Instrucción N°3 de San Vicente a cargo del Dr. Gerardo Alberto Casco, y que aún no dio lugar al desalojo de ninguna de las denuncias realizadas.

El abogado expresó en la entrevista con ArgentinaForestal.com que preocupa en gran manera el aumento de las usurpaciones registradas en tierras privadas dentro de la Reserva de Biósfera Yabotí ya que es en el Lote 8 donde el año pasado se llegó a un convenio a través del gobierno provincial de ordenamiento de tierras en el área en cuestión para los ocupantes tradicionales.

“No entran a las tierras de los colonos históricos, saben dónde meterse. Tienen movilidad, red de comunicación, entran primero mujeres solas con niños, y después va entrando más gente. Esto es planificado, y es lo que advertimos a las autoridades provinciales y a la Justicia. En aquella oportunidad del gran incendio, se había  desalojado a dos intrusos. Pero mediante un acuerdo histórico para Colonia Pepirí firmado con el Gobierno, la empresa Juan Alberto SA, propiedad de la familia Harriet y los representantes legales de los ocupantes de las tierras, se donaron las tierras para su regularización jurídica y se relocalizó a dos usurpadores. Uno de ellos hoy está prófugo, porque está identificado como el responsable de haber iniciado el rozado que desembocó en la quema de más de 200 hectáreas de bosques nativos en el Lote 8 en noviembre del año pasado. Esa causa por estragos sigue en la Justicia ya que nos presentamos como querellantes, y ahora aparecen nuevamente los problemas usurpaciones en el mismo lote donde el riesgo ambiental es muy grande”, relató Contreras.

Leé más: 

Con el acuerdo de tierras de Colonia Pepirí, el gobierno de Misiones garantizó derechos de familias históricas y pidió compromiso de todos para frenar nuevas usurpaciones

Misiones: Más de 340 hectáreas de bosques nativos de la Reserva de Biosfera Yabotí fueron afectadas por los incendios en Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

La impotencia es que además de violar los derechos a la propiedad privada, tumban árboles nativos, realizan rozado y quemas a la vista de todos. “Mientras un propietario para hacer manejo sustentable y cortar un árbol debe cumplir en Misiones un estricto proceso de explotación forestal, nada sucede cuando realmente desmontan y queman en forma ilegal. Ante el nuevo ingreso de intrusos fuimos con la Policía en varias oportunidades para pedir pacíficamente que se retiren, acompañamos con toda la documental de los propietarios que respalda que esas tierras tienen dueños, pero no se detienen y es muy grave la situación, porque si no hay una orden judicial inmediata, si no tenemos respuestas de la Justicia con todos los elementos presentados antes de la feria judicial, el daño ambiental en la zona puede ser irreversible como ya sucedió”, remarcó el abogado.

“Hay preocupación por parte de las autoridades y la empresa porque la primera denuncia se realizó hace 11 días, en la comisaría de El Soberbio, el expediente está en el juzgado 3 de Instrucción a cargo del juez Gerardo Casco, y hasta la fecha no hay resolución”, explicaron.

Foto de archivo: Incendio en el Lote 8 en noviembre de 2020, iniciada por la quema de un intruso. El combate para apagar el fuego duró 6 días y se inició una causa por la figura de delito ambiental.

“Hay detrás una planificación y organización delictiva”

En las últimas semanas, nuevamente, y en pocos días, se registraron 4 intrusiones en el predio mencionado. Una de ellas tiene una denuncia por daño ambiental, y se espera la presencia de Guardaparques del Ministerio de Ecología y la Policía Ambiental para realizar las inspecciones correspondientes sobre la situación en el Lote 8.

“La primera usurpación fue el 9 de diciembre y la denuncia se radicó el 11 por los titulares jurídicos de la propiedad. Son gente de la zona, de picadas cercanas, y por lo que registramos, tienen organizada su logística, disponen de equipo de comunicación, esto es algo planificado”, asegura Contreras, quien sospecha de quienes están detrás de las usurpaciones pero por prudencia prefiere presentar la información recabada a la Justicia y no en los medios de prensa.

“Luego de la primera denuncia, hubo un segundo caso donde los intrusos talaron árboles, pero gracias al accionar de la empresa que contrató un servicio de seguridad y del personal policial, se pudo repeler la usurpación. No obstante, el daño ambiental ya fue causado por la tala de los árboles”, relató Contreras.

Este martes 21 de diciembre, se detectó una nueva usurpación en el mismo lote, donde se cortaron sotobosques y árboles renovales. «En casi todos los casos, los que ingresan son mujeres solas con niños. Por ello, se especula que hay una organización detrás de esto porque no es casualidad, en estas fechas tres usurpaciones en el mismo predio, y después van entrando más personas», describió sobre lo que está sucediendo en el lugar.

«El problema es el mensaje a los usurpadores, ya que ellos creen que la Justicia no los va a sacar. La falta de una resolución judicial rápida hace que se promuevan más usurpaciones», cuestionó el apoderado de Juan Alberto SA.

Los propietarios temen que en estas fechas festivas de fin de año y ante la ausencia de una acción judicial pueda haber más intrusiones en estos días, por lo que pedirán apoyo a la Policía local, además de alertar a las autoridades provinciales.

“No es solo la toma de tierras privadas en forma ilegal, más allá de que toda usurpación es robo de tierras, los usurpadores lo primero que hicieron al intrusar el lote es talar los árboles nativos. Después sigue la plantación de tabaco, y de esta forma atacan toda idea de preservación de la biósfera de Yabotí, provocando un daño ambiental inmediato”, reiteró Contreras en la entrevista.

Además de hacer el “rozado”, y como consecuencia de eso, el año pasado hubo cientos de hectáreas quemadas en la reserva.

Yabotí en Misiones, un desafío para el Decenio de la Restauración de Ecosistemas

La Reserva de la Biosfera Yabotí (Ley Prov. Nº3041) posee una superficie de 253.773 hectáreas, se encuentra bajo el Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la provincia y desde 1995 es parte de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO, declarada Patrimonio de la Humanidad, un valor ambiental muy poco aprovechado aún como atributo para atraer al turismo a la zona con senderos que permitan dimensionar al visitante la riqueza única que presenta el ecosistema de la selva misionera en el área.

Estas áreas serán en el futuro los destinos ecoturísticos más importantes de la Argentina al generar e impulsar un modelo de desarrollo social tendiente a mejorar la calidad de vida y generación de empleos verdes, basados en la conservación y restauración de las áreas degradadas de este destino, que cuenta con lotes privados que destinan a reservas privadas o manejo sustentable de aprovechamiento selectivo, según lo establece la Ley de Bosques vigente en la provincia para las áreas consideradas de uso múltiples en el ordenamiento Territorial de Misiones.

La Reserva es de usos múltiples (se permite aprovechamiento selectivo con planes de manejo aprobados por la autoridad de aplicación provincial), compartida por los departamentos de San Pedro y Guaraní, comprendiendo extensiones entre los municipios de San Pedro y El Soberbio. Yabotí abarca los ecosistemas de la Pluviselva Subtropical y comprende Áreas Naturales Protegidas preexistentes. Se encuentra ubicada sobre el Río Uruguay, separada del Parque do Turbo en Brasil, una de las zonas núcleo de la Reserva de Biósfera de la Mata Atlántica del país brasileño.

El área que ocupa la Reserva Yabotí incluye cuatro unidades de conservación bajo la administración provincial, que son el Parque Provincial Moconá, dentro del cual están los Saltos del mismo nombre que fueron declarados Monumento Natural Nacional, la Reserva Provincial Esmeralda (zona intangible de la selva misionera), el Área Experimental Guaraní de la Universidad Nacional de Misiones y la Reserva Natural Cultural Papel Misionero, y esta conformada por lotes privados que realizan explotación forestal de Manejo Sustentable, permisos de extracción de bosques que son otorgados por el Ministerio de Ecología de Misiones.

Restaurar los ecosistemas significa favorecer la recuperación de aquellos ecosistemas que hayan sido degradados o destruidos, así como conservar los que todavía siguen intactos.

Disponer de ecosistemas más saludables, con una biodiversidad más rica, aporta mayores beneficios tales como suelos más fértiles, mayor disponibilidad de recursos como la madera o el pescado, y mayores reservas de gases de efecto invernadero.

La restauración puede producirse de varias formas entre las que se cuentan, por ejemplo, plantar de forma activa o eliminar las presiones que afectan a la naturaleza para que pueda recuperarse por sí sola. Devolver un ecosistema a su estado original no siempre es posible o deseable. Por ejemplo, seguimos necesitando tierra agrícola e infraestructuras en terrenos que solían ser bosques, y los ecosistemas, al igual que las sociedades, deben adaptarse a la evolución del clima.

De aquí a 2030, la restauración de 350 millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y acuáticos degradados podría generar 9 billones de dólares estadounidenses en materia de servicios ecosistémicos. La restauración también podría eliminar de la atmósfera de 13 a 26 gigatoneladas de gases de efecto invernadero. Los beneficios económicos de estas intervenciones exceden en diez veces el costo de la inversión, mientras que el precio de la inacción es al menos tres veces mayor que el de la restauración de los ecosistemas.

.Leé más: 

#DíaMundialdelAmbiente: 10 años para restaurar nuestro planeta, 10 acciones que cuentan

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.