Agricultura ejecutará una partida de fondos extra presupuestaria de 181,9 millones de pesos para pagar la deuda con productores forestales

El anuncio fue realizado por el director nacional de Desarrollo Foresto Industrial, Daniel Maradei, quien informó este miércoles  que “se han conseguido 181,9 millones de pesos adicionales al presupuesto anual ($66.208.836) para pagar aportes económicos no reintegrables (AENR) Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados”.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

BUENOS AIRES (22/12/2021).A la fecha, el gobierno nacional había ejecutado este año pagos de planes forestales  por menos de 56 millones de pesos a nivel país,  del presupuesto anual asignado de un poco más de 66 millones de peso, mientras que se estima una deuda con los productores que forestan en el marco de la operatoria de la Ley 25.080 por más de 700 millones de pesos. El desfinanciamiento de la Ley de promoción pasó a ser una de las principales preocupaciones del sector, según las exposiciones de los integrantes de la Comisión Asesora en la última reunión del año realizada semanas atrás.

A partir de esta buena noticia para los productores, de los fondos extra conseguidos, se destinarán 59,4 millones a productores de Entre Ríos, 56,6 millones para Misiones y 49 millones de pesos para Corrientes, seguido con menores montos a las provincias de Chaco, Buenos Aires, Chubut, Río Negro, Santiago del Estero, y Salta . “Con alegría, comunico que gracias al esfuerzo realizado por nuestras autoridades hemos logrado conseguir recursos adicionales”, indicó Daniel Maradei, director nacional de Desarrollo Foresto Industrial.

De esta manera el resumen del año es el siguiente:

El funcionario reflexionó sobre los desafíos para mejorar el sistema: “Quiero reiterarles mi convencimiento en la necesidad de disponer de información veraz y actualizada del sector, en la obligación de sincerarlo, en la importancia de reducir la informalidad, en el requisito indispensable de contar con técnicos responsables, que además de estudiar y definir el proyecto óptimo para cada productor, lo deben acompañar durante todo el desarrollo del cultivo garantizando la obtención del máximo potencial”, sostuvo Maradei.

Consideró que, atendiendo estos aspectos, la forestación “será una actividad rentable y los productores no caerán en la triste sustitución de sus plantaciones de pinos por yerba -u otra actividad más rentable- y la industria tendrá garantizado su abastecimiento en forma sustentable en el futuro”.

Para Maradei, es la “única manera que visualizo para salir del estancamiento y aprovechar el  potencial que nos brinda la naturaleza”. “Por esa razón, y por más antipática que resulten las determinaciones, vamos a ser muy exigentes en las presentaciones de los formularios, de todos, incluyendo los informes anuales. En este caso, dado los pedidos recibidos, vamos a flexibilizar temporariamente las presentaciones de hasta 100 ha, exigiendo sólo el archivo vectorial con la superficie real existente que podrá ser elaborada tanto por el profesional como por el titular del plan”, precisó.

Estas exigencias se presentan frente a la imposición de “cuidar afanosamente el destino de los fondos del Estado y proceder, entre todos, de manera de poder estar en condiciones de otorgar los beneficios de la ley 25.080 en plazos razonables”, concluyó.

 

Resumen actualizado de pagos de planes en 2021

 

Leé más: 

Ley 25.080: el Gobierno Nacional ejecutó pagos de planes forestales este año por menos de 56 millones de pesos a nivel país y preocupa el desfinanciamiento de la promoción para productores

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.