Seguridad y productividad en aserraderos MiPyMEs: “El recurso humano es el capital más valioso en la industria de la madera”

Así lo asevera el ingeniero forestal Orlando Arenhadt, el “maestro del Afilado” por su trayectoria en la docencia en la industria de la Madera desde la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, quien culminó esta semana con el dictado teórico-práctico del segundo curso de capacitación que impulsa el Instituto Forestal Provincial (InFoPro) para micro y pequeños aserraderos de la provincia. Asistieron operarios de alrededor de 35 emprendimientos instalados sobre la zona centro-norte de la Ruta Nacional 14, de las localidades de Aristóbulo del Valle, 25 de Mayo, San Vicente, Oberá, Campo Grande, Villa Bonita, Salto Encantado, y 2 de Mayo.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (15/8/2021).- El Instituto Provincial Forestal (InFoPro) en Misiones lleva adelante un programa de capacitación destinado para los pequeños y medianos aserraderos de la Ruta Nacional 14 sobre “Regulación y Puesta a Punto de Equipos y Máquinas”, donde además del contenido teórico, el organismo les brinda asistencia técnica a los participantes de las jornadas en sus lugares de trabajo.

A la fecha se dictaron dos cursos entre julio y agosto, apuntando a lograr que los empresarios pequeños avancen hacia un óptimo mantenimiento de la industria y la seguridad en el trabajo.

Han participado del curso trabajadores de alrededor de 35 pequeños y micro aserraderos de las localidades de Aristóbulo del Valle, 25 de Mayo, San Vicente, Oberá, Campo Grande, Villa Bonita, Salto Encantado, y 2 de Mayo.

El docente capacitador del curso es el ingeniero forestal Orlando Arenhardt, quien dialogó con ArgentinaForestal.com sobre el diagnóstico respecto a las condiciones de funcionamiento de las industrias sobre la Ruta Nac. 14: “Hay mucho por mejorar, y nada es tan urgente en el aserradero que no pueda hacerse con seguridad”, expresa el profesional.

El sector de la industria de la madera ocupa los primeros puestos entre las principales actividades con un alto índice de accidentabilidad grave en el trabajo, según datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) de la Nación.

En este sentido, los aserraderos instalados sobre la Ruta Nac. 14 enfrentan realidades “bastante distinta” a las industrias de Ruta Nac. 12, explicó el docente.

En un panorama resumido, entre las principales debilidades que se encontró en los pequeños y micros aserraderos auditados y / o visitados, fueron:

* No realizan los mantenimientos correctivos de sus maquinas como debe ser.

* No llevan registros (partes diarios de mantenimiento)

* No tienen codificadas los equipos y maquinas intervinientes en la línea del proceso (deberían marcarse con una letra y un número, por ejemplo: R2, sería mesa de rodillo 2, o SSFV 1, sería sierra sin fin vertical 1, etc.)

* Falta de planificación en las actividades diarias para el manteniendo.

* Escaso número de personas afectadas a tareas de mantenimiento y no especializadas (recae la tarea comúnmente en una sola persona)

* El taller para las tareas de mantenimiento son compartidos para varias tareas conjuntas (Ej: sala de afilado + depósito).

* No están bien diferenciados los sectores de Electricidad con los de Mecánica y/o Lubricación (comparten el mismo espacio y las herramientas), lo cual no debería suceder porque no son las mismas condiciones de reparación de equipos (un reductor con aceite, o armar o reparar un tablero eléctrico, por ejemplo). Son actividades totalmente distintas que requieren herramientas diferentes y condiciones de orden y limpieza.

* No emplean las Órdenes de Trabajo (OT, órdenes de solicitud de  trabajos), OT para compras de insumos y / o repuestos.

* No tienen planillas de relevamientos de las partes constitutivas de los equipos de transporte ni de las máquinas.

En resumen, para el ingeniero Arenhardt hay mucho para mejorar. Por ello, el curso se dicta en un 50% de contenido teórico y la aplicación práctica en la propia industria de los conocimientos adquiridos por los trabajadores.

“La capacitación es una herramienta indispensable para que cada operario en su puesto de trabajo pueda realizar su tarea de la mejor manera, siempre teniendo presente la seguridad ante todo, debe ser un proceso de mejora continua. Nada es  tan urgente y tan importante que no pueda hacerse con seguridad”, remarcó el docente.

La producción de un aserradero en cantidad y calidad depende en gran parte del correcto afilado y mantenimiento de los elementos de corte, como también de la regulación y puesta a punto de sus maquinas.

Esto les permitirá varias ventajas respecto al aumento de productividad en la industria, como ser:

-Cumplir en tiempo y forma con los pedidos.

-Bajar los tiempos improductivos (tiempos muertos).

-Bajar los accidentes inhabilitantes (que son aquellos cuando un operario cumple una tarea específica y es difícil remplazarlo por otro rápidamente), mejorar la calidad de los cortes.

-Generar menos desperdicios.

-Aumentar el rendimiento en los esquemas de corte.

El capital más valioso, el recurso humano

En este contexto, el docente reflexionó respecto a la necesidad de tomar conciencia en las empresas de la industria de la madera de que “el capital más valioso que tiene una industria no son sus maquinarias, son los recursos humanos. Por tal motivo se debe instruir, entregar todos los elementos de protección personal (casco, protector auditivo, ropa de trabajo, calzados de seguridad, guantes, antiparras, en casos de trabajos en altura arnés de seguridad, entre otros), ya que es responsabilidad de la Empresa suministrar a sus trabajadores estos elementos y velar que los usen correctamente a los EPP”, dijo Arenhardt.

 

Responsabilidad y tareas

Para el ingeniero, en el aserradero no se delegan responsabilidades: “Cada integrante dentro del organigrama de una empresa, de acuerdo a su jerarquía y función en la que se desempeña tiene una responsabilidad que cumplir, pero no siempre la tarea es realizada por esa persona, ya que la puede realizar un subordinado. Pero en el caso de no hacerse o hacer mal la tarea correspondiente, será responsabilidad del Jefe de área -o de rango superior- de supervisar para que se realice correctamente. Las responsabilidades no se delegan, se delegan las tareas”, señala el docente.

La única manera que se logra un trabajo seguro en una maquina, es por medio de la capacitación al operario, realizando los mantenimientos correctos, preventivos, y haciendo la regulación y puesta a punto técnica como debe ser. Una máquina sin mantenimiento y sin regulación adecuada es como un auto sin frenos y sin luces, en cualquier momento provoca un accidente, graficó Arenhardt. “Una cosa va de la mano con la otra, mantenimiento y capacitación.

Conocer los pasos secuenciales para regulación y puesta a punto de las máquinas y qué herramientas deben emplearse para tal fin es indispensable.

Orden y limpieza, sinónimo de seguridad

Finalmente, dialogamos con el docente respecto a las condiciones de seguridad en el trabajo, donde explicó claramente que “el orden y la limpieza son sinónimos de seguridad. En la gran mayoría de los aserraderos visitados esto no se da. En algunos se da medias. Hay muchas desperdicios de aserrín y partes de costaneros, piezas en deshuso, se evidencia la falta de medios de transporte adecuados (cintas transportadoras, bandejas vibratorias, para la evacuación de cortezas, aserrín y despuntes, étc). La falta de limpieza alrededor de los motores eléctricos conlleva, por ejemplo, al calentamiento que deriva en el quemado de los bobinados”, precisó.

Por otra parte, se observa la existencia de mucho material combustible (biomasa) acumulado en espacios lindantes a la industria (costaneros, aserrín, corteza), y en algunos casos hasta quemándose. Esto no debe hacerse, es un enorme riesgo de incendios, con consecuencias para toda la industria y los galpones con stock de madera seca aserrada”, recalcó.

El docente advirtió que durante su recorrido a los aserraderos visitados, no ha registrado que “ninguna industria disponga de una red de incendio con tanques y bombas para hacer frente a un foco dentro de sus instalaciones”.

Capacitación con el “maestro del Afilado”  

Se han dictado desde el InFoPro, entre julio y agosto dos capacitaciones teórico-practicas sobre afilado y mantenimiento de sierras cinta y circulares, y de regulación y puesta a punto de equipos y maquinas de los aserraderos, a cargo de un docente reconocido en el sector como el “maestro del afilado”, con más de 33 años en el ejercicio profesional, aunque en su vida privada se dedica a la producción primaria, ocupándose de sus plantaciones forestales y agrícolas, entre muchas otras actividades que realiza.

Orlando Arenhadt (60) es Ingeniero Forestal, egresado de la Facultad de Ciencias Forestales de Eldorado, de la UNaM. Es docente de la Carrera de Ingeniería en Industrias de la Madera, responsable de la Cátedra de Herramienta de Corte y Afilado, Relaciones Industriales y de Operación y Mantenimiento. Es investigador universitario con Categoría III.

“Los cursos se dictan en las propias industrias, y estas visitas brindan la posibilidad de encontrar soluciones a problemas reales planteados por los trabajadores, consolidándose como una de las claves en las capacitaciones del ingeniero Arenhardt. Los operarios al entender el funcionamiento de sus equipos y corregir posibles fallas potencian la producción del aserradero su industria”, valoró oportunamente el presidente del InFoPro, Hugo Escalada.

El segundo curso realizado en agosto para pequeños y medianos aserraderos cerró en la sede de la Cooperativa de la Industria de la Madera y Afines de Aristóbulo del Valle (Cimaav), con la entrega de certificados a operarios de industrias de la zona centro-norte de la Ruta 14.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *