Osvaldo Vassallo, presidente de AFoA: “El país tiene alrededor de 15 millones de hectáreas potencialmente aptas para plantaciones forestales”

El directivo de la Asociación Forestal Argentina (AFoA) se refirió al escenario actual y sostuvo que el sector es estratégico para el país, “aunque está lejos de su potencial”. La entrevista la concedió al medio económico especializado Agroempresario.com, y se refirió a la actualidad foresto-industrial en el país, destacando las principales ventajas competitivas de cada una de sus regiones. El agregado de valor de la madera de forestaciones incluye la producción de celulosa y papel, tableros para viviendas y muebles, energía eléctrica y térmica, y diversos productos químicos.

 

Fuente: Agroempresario.com

 

AE- ¿Cómo ven desde AFoA la actualidad del sector forestal nacional?

Es un rubro muy importante para la Argentina, aunque está lejos de su potencial. Ha quedado rezagado respecto al crecimiento que tuvo en los países de la región. No obstante, tenemos expectativas de que eso se pueda revertir.

Las provincias han reconocido una superficie de alrededor de 55 millones de hectáreas de bosques nativos en el ordenamiento realizado bajo la Ley 26.331. Por otro lado, la industria de base forestal se provee en un 95% de la madera de plantaciones forestales. En este sentido, se han forestado 1,3 millones de hectáreas, mayoritariamente en la Mesopotamia y el Delta. Un 55% de ellas fueron certificadas con sellos por gestión sostenible reconocidos internacionalmente.

El agregado de valor de la madera de forestaciones incluye la producción de celulosa y papel, tableros para viviendas y muebles, energía eléctrica y térmica, y diversos productos químicos.

Con 13.000 productores forestales y más de 6.000 empresas, el sector emplea de forma directa y formalmente a unas 100.000 personas y exporta alrededor de US$700 millones anuales. Históricamente, la balanza comercial es negativa, principalmente por la importación de papel.

Las plantaciones forestales están impuestas por la Ley 25.080 de Promoción de Inversiones en Bosques Cultivados, que fue prorrogada hasta 2029. La normativa prevé un aporte económico no integrable que cubre parte de los costos de plantación, poda y raleo.

Los plazos entre la plantación y la cosecha –de alrededor de 16 años- reducen los incentivos a la forestación comercial. Lamentablemente, el financiamiento de la promoción ha estado sujeto a las crisis financieras del país. El pago de aportes se realizó de forma tardía, mientras que las grandes inversiones foresto-industriales requeridas para atender la demanda global de los últimos 20 años se ejecutaron en Brasil, Chile y Uruguay.

La falta de inversión en agregado de valor también retrajo el incentivo a plantar.

 

AE: ¿Qué actividades están promocionando desde AFoA para impulsar la actividad?

Nuestra primera preocupación es aumentar las tasas de plantación forestal y enriquecimiento de bosques nativos para cumplir con el objetivo de lograr dos millones de hectáreas en 2030. Esto ha sido el compromiso del país en el Acuerdo de París y el propósito establecido en el Plan Estratégico Foresto-Industrial 2030.

Las acciones implican aumentar la tasa de forestación de las 35.00 hectáreas actuales a 100.000 por año a lo largo de la próxima década. Para financiarlas, tenemos expectativa con la media sanción del Senado de la Ley S806/21, mediante la cual se creará el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (PROSAS), para financiar la Ley 25.080 de promoción, que brinda una nueva oportunidad a la hora de expandir los bosques y el uso de madera en el marco de la urgencia para mitigar el cambio climático e impulsar un desarrollo sostenible.

La agenda de AFoA incluye: el impulso de la foresto-ganadería con modelos que mejoran la productividad y el bienestar animal y permiten la producción de carne carbono neutral; un fuerte compromiso con los trabajadores forestales, promoviendo la certificación de competencias y la formación continua con programas específicos; y el apoyo a la certificación forestal por gestión sostenible como herramienta fundamental de sostenibilidad y exportaciones.

 

AE- ¿En qué consiste el Plan Estratégico Foresto-Industrial Argentina 2030?

Es un hito histórico para la actividad, producto de la articulación alcanzada entre los sectores públicos y privados y la sociedad civil, en el contexto de la Mesa de Competitividad Foresto-Industrial. El objetivo es conservar y poner en valor los bosques nativos, incrementar la superficie cultivada a 2 millones de hectáreas y lograr inversiones por US$7.000 en industrias de la cadena de valor.

Esto permitiría generar casi 187.000 nuevos empleos y revertir el histórico déficit comercial del sector gracias a la exportación de más de US$2.500 millones.

Actualmente, la agenda internacional está priorizando la mitigación del cambio climático y la descarbonización de la economía. El sector puede ser una fuente de crecimiento económico sobre las bases renovables y de baja intensidad de carbono. Tenemos aptitudes para incrementar el desarrollo regional en forma sostenible, proporcionando empleos en zonas rurales y urbanas.

 

AE- ¿Cuáles son las principales ventajas competitivas del país región por región?

Cerca de un millón de hectáreas forestales (80% del total), se encuentran en la Mesopotamia y el Delta, que son dos de las regiones más productivas del mundo para especies como pino, eucalipto y salicáceas. Tenemos grandes posibilidades de expansión.

Un estudio realizado por la FAO en 2020, reveló que la Argentina tiene alrededor de 15 millones de hectáreas potencialmente aptas para plantaciones forestales en todo el país. En dicha estimación no se incluyeron los suelos que se utilizan en la agricultura ni las superficies consideradas en el ordenamiento de bosques nativos.

Las ventajas competitivas que ofrece el país en el sector incluyen:

– Condiciones naturales óptimas.

– Demanda interna significativa.

– Demanda internacional de productos de base de madera creciente.

– Capacidades científicas-tecnológicas calificadas.

– Conocimiento y mapo integral del territorio.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *