Carbono orgánico en suelos de Entre Ríos

Desde el INTA Concordia informaron que se realiza el muestreo y la estimación de carbono almacenado en suelos forestales, ecosistemas naturales y cultivos agrícolas en la provincia de Entre Ríos. “Es un trabajo impulsado desde la Dirección Nacional de Desarrollo Foresto Industrial, y en el que colaboran el LISEA (UNLP) y el INTA, abarca la elaboración de un protocolo de trabajo y la ejecución de los muestreos y determinaciones de laboratorio”, señalaron.

 

Fuente: INTA Concordia

 

ENTRE RÍOS (18/4/2021).- En Argentina se están realizando muestreos a campo y determinaciones de laboratorio del carbono almacenado en suelo y mantillo en lotes forestales, como así también en áreas naturales y bajo otros usos productivos de la tierra.

El objetivo es contar con información a nivel nacional sobre el carbono orgánico almacenado en el suelo, como parte de las estrategias disponibles para cumplir con las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero asumidas en el Acuerdo de París.

Uno de los gases que causan el calentamiento global es el dióxido de carbono (CO2). Las emisiones de este gas pueden compensarse de diversas formas. Entre los mecanismos propuestos por Argentina para cumplir con las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero se encuentran la protección y mejora de los bosques nativos y el aumento de la superficie forestada.

Para cuantificar el carbono que almacenan las plantaciones forestales en su biomasa existen ecuaciones ajustadas y validadas. Sin embargo, estimar el carbono acumulado en el suelo y el mantillo en estos sistemas permite una cuantificación más integral, ya que el suelo constituye uno de los principales reservorios de carbono.

Este trabajo, impulsado desde la Dirección Nacional de Desarrollo Foresto Industrial, y en el que colaboran el LISEA (UNLP) y el INTA, abarca la elaboración de un protocolo de trabajo y la ejecución de los muestreos y determinaciones de laboratorio.

En lo relativo al muestreo a campo y en el caso particular de Entre Ríos, se han seleccionado plantaciones de eucalipto cercanas a la edad de corta, y sitios adyacentes con sistemas naturales (pastizal, monte, palmar) y usos productivos típicos de la zona (quinta cítrica, cultivos agrícolas), distribuidos en los tres suelos característicos de la región: arenoso, mestizo y arcilloso.

En las forestaciones se muestrea además del suelo, el mantillo, que en las plantaciones de eucalipto de esta región permanece durante mucho tiempo sobre el suelo debido a que su composición química favorece procesos de lenta descomposición y formación de compuestos de carbono estables.

Además de los trabajos mencionados, se ha elaborado una base de datos del carbono orgánico en suelos forestales y sistemas naturales, a partir de información generada previamente por INTA y LISEA (UNLP). Con dicha información y la que se está obteniendo mediante este trabajo se contará con una amplia base de datos sobre el carbono almacenado en el suelo de los sistemas productivos (forestales y otros usos agrícolas) y naturales de todo el país.

 

Para más información:

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *