Las siete historias de los nominados para el premio “Héroes del Paisaje 2020” en Latinoamérica que reflejan la resistencia y lucha por la biodiversidad y la mitigación a los efectos extremos del clima

América Latina y Caribe, tiene 7 candidaturas en la ronda final para recibir el reconocimiento de “Héroe del Paisaje” 2020 del Global Landscapes Forum (GLF). Sus historias permiten conocer acciones  a favor del planeta y serán reconocidas. Conocé a la historia de cada uno de los protagonistas.premiará la historia favorita de  dos de estos héroes de la biodiversidad. Dos ganadores serán declarados en la conferencia virtual GLF Biodiversity  (Foro Mundial del Paisaje) este 28 y 29 de octubre, uno elegido por un panel de expertos y otro gracias a la votación del público .

 

Fuente: Los Bosques en las Noticias (Forests News)

 

AMÉRICA LATINA (22/10/2020).- Siete actores y defensores ambientales de América Latina fueron seleccionados entre los más de 80 nominados al premio anual “Héroes del Paisaje” del Global Landscape Forum, que busca reconocer a las personas, miembros de comunidades u organizaciones que trabajan para proteger y potenciar la biodiversidad de la Tierra.

Las historias detrás de estos rostros muestran cómo en la región hombres y mujeres de distintas procedencias se enfrentan a uno de los desafíos más grandes en la actualidad: detener la pérdida acelerada de la biodiversidad y sus consecuencias. La destrucción en cadena que podría llevar a la extinción a más de una especie o incluso, algún ecosistema.

Esto lo sabe bien Jorge Luis Ceballos, el único glaciólogo que tiene Colombia. Después de él, es probable que no solo se extinga una profesión en el país, sino también los últimos seis glaciares en “estado terminal” que quedan en Colombia. Consciente de la gran responsabilidad que lleva a cuestas, el nominado a “Héroes del Paisaje 2020” viene compartiendo su conocimiento científico a las nuevas generaciones, acompañado del compromiso firme de “monitorear y rastrear a estos gigantes moribundos hasta su último aliento”.

Del otro lado de la frontera, en la Amazonía peruana, la ingeniera forestal Tatiana Espinosa continúa su lucha para proteger los árboles de una de las regiones más deforestadas del país. Desde que se asentó en Madre de Dios, Tatiana se ha dedicado a identificar los árboles más grandes y amenazados de la zona, entre ellos el Shihuahuaco (Dipteryx micrantha). Su misión es lograr que esta antigua especie en peligro sea recategorizada para evitar que se agote aún más, así como difundir la necesidad de conservar los bosques naturales que aún sobreviven.

En San Martín, otra región Amazónica de Perú donde los paisajes están siendo degradados, el especialista ambiental Jorge Watanabe busca restablecer la funcionalidad del paisaje, recuperando la diversidad biológica y la cobertura forestal para mejorar el bienestar de las poblaciones locales. La iniciativa se lleva a cabo junto a los actores locales en los distritos de Shamboyacu y Tres Unidos, y con sus colegas del Centro de Conservación, Investigación y Manejo de Áreas Naturales (CIMA).

En representación de los espacios urbanos, la investigadora Antonia Suero fue seleccionada por su estudio y activísimo en curso sobre el sistema verde urbano del Gran Santo Domingo, República Dominicana. Su objetivo es buscar soluciones para la conservación de estos espacios y nuevas oportunidades para el patrimonio natural; entendiendo que estos no solo embellecen las ciudades, sino que también contribuyen a la economía y al bienestar de los ciudadanos.

Guardianas indígenas y locales

En otras partes de Latinoamérica y el Caribe cada día surgen más ejemplos de cómo las lideresas comunales dirigen la restauración de sus paisajes. Tal es el caso de Romicile Prévôt, más conocida como ‘Madame Dadou’, oriunda de la sección comunal de Meyac en la comuna La Vallée de Jacmel en Haití, quien promueve actividades de reforestación movilizando a los niños, así como a los miembros de las bases locales para abordar los problemas ambientales causados por la deforestación.

 

En la selva de Talamanca en Costa Rica, las mujeres indígenas también están liderando el cambio mediante prácticas agrícolas ancestrales. Debido a la pandemia del COVID-19, y con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria de las familias, la Asociación de Mujeres Kábata Könana, fundada por la líder indígena Maricela Fernandez, ideó un sistema virtual de trueque para abastecer de alimentos a las comunidades indígenas bribri y cabécar. Mediante esta práctica sostenible y efectiva basada en la naturaleza, las familias del territorio indígena han podido abastecerse en tiempos de crisis.

Si bien las culturas indígenas aún se mantienen vivas en algunos lugares, en otros estas agonizan. En el corazón de la selva amazónica de Brasil la cultura Kuruaya palpita sus últimos latidos. Iawá, última hablante indígena Kuruaya, se erige como un símbolo de la resiliencia del bosque frente al extractivismo y los futuros proyectos (como la construcción de la tercera mayor hidroeléctrica del mundo), que amenazan con destruir el medioambiente y al mismo tiempo terminar con la biodiversidad cultural, lo que considera “el golpe final contra los pueblos tradicionales”.

Global Landscapes Forum premiará la historia favorita de  dos de estos héroes de la biodiversidad. Dos ganadores serán declarados en la conferencia GLF Biodiversity este 28 y 29 de octubre, uno elegido por un panel de expertos y otro gracias a la votación del público que se realizó hasta el 22 de octubre pasado.

“Con las pandemias de salud global y el cambio climático creando un mundo de incógnitas, todavía tenemos el poder de dar un paso adelante para restaurar la tierra. En forma virtual, serán  miles de expertos en biodiversidad, científicos, formuladores de políticas, periodistas, activistas, sector privado y grupos indígenas en la Conferencia digital que se unirán para tratar temas sobre biodiversidad de GLF y conocer cómo las organizaciones líderes del mundo se están uniendo a raíz del COVID-19 para conservar y proteger la biodiversidad que desaparece del mundo, desde semillas hasta tortugas marinas”, explicaron los organizadores.

Este evento de dos días, que se lleva a cabo bajo el tema ‘Un mundo, una salud’, llegará a decenas de millones de personas, destacará la restauración de los ecosistemas y contribuirá al Marco Global de Biodiversidad Post-2020 de la CDB de la ONU, haciendo de 2020 el gran año para la naturaleza y la biodiversidad. 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *