Para la ONU, el mundo no logra cumplir los objetivos de biodiversidad de la década: “La pérdida de la  biodiversidad es innegable”

Ninguno de los objetivos de Aichi se cumplirá por completo, según un informe de la ONU publicado en forma reciente. Sin embargo, aún es posible revertir la pérdida de biodiversidad mediante la renovación de nuestros sistemas de producción y consumo. “Los líderes deben demostrar ambición en la Cumbre de Biodiversidad de la ONU, acelerar la acción antes de las negociaciones objetivo el próximo año y asegurarse de que para el 2030 estemos dirigiéndonos hacia la recuperación de la naturaleza”, fue el mensaje de las autoridades del organismo internacional.

Fuente: WWF Paraguay 

 

GINEBRA, MEXICO, PARAGUAY, ARGENTINA (18 de septiembre 2020).- Las Naciones Unidas publicaron hoy su informe Perspectiva mundial sobre la diversidad biológica 5 (GBO-5). Al respecto, el portavoz de WWF dijo: “El incumplimiento a cabalidad de cualquiera de las Metas de Biodiversidad de Aichi de las Naciones Unidas, establecidos hace una década, tendrá un impacto negativo severo en los esfuerzos para estabilizar y revertir la pérdida de la naturaleza causada por los seres humanos y mitigar el cambio climático. A su vez, amenazará el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, indicaron desde el organismo internacional.

En un año en el que nos enfrentamos a una pandemia mundial, nos enfrentamos a cada vez más fenómenos meteorológicos extremos e incendios forestales devastadores y vemos aún más pruebas de una disminución de gran cantidad de especies, es imperativo que los gobiernos den un paso adelante para redefinir nuestro equilibrio con la naturaleza. Esto debe realizarse junto a líderes, empresas y comunidades para restaurar la diversidad cultural y natural de nuestro planeta. Solo actuando juntos y respetando los derechos y los valores de todas las partes interesadas, podemos asegurar un futuro sostenible para las personas y el planeta”, alertaron.

“En la Cumbre de Biodiversidad de la ONU de este año, los líderes deben demostrar cómo acelerarán la acción antes de las negociaciones de biodiversidad de la ONU, programadas para 2021. WWF pide acciones urgentes para que encaminemos a la naturaleza hacia la recuperación para 2030, poniendo fin a la destrucción de hábitats naturales, deteniendo la pérdida de especies y reduciendo a la mitad la huella de nuestra producción y consumo. Es fundamental que desarrollemos resiliencia ante crisis futuras. Es por eso que un nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas nunca ha sido más vital”, fue el mensaje emitido al mundo desde la ONU.

Cientos de organizaciones se unen para exigir a los líderes del mundo una ‘Acción por la Naturaleza’

En vísperas de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU, desde todas partes del mundo llegó una petición a los Jefes de Estado para que actúen para detener y revertir la pérdida de la naturaleza en esta década. Organizaciones ecologistas, de desarrollo y humanitarias,  grupos religiosos, empresas, gobiernos locales y regionales, pueblos indígenas y los jóvenes están llamando a la acción para asegurar un futuro sostenible para las personas y el planeta.

 
Organizaciones que representan a cientos de millones de personas a nivel mundial, junto a más de 560 empresas con ingresos que superan los 4 billones de dólares, han lanzado hoy un llamado conjunto sin precedentes para exigir acciones urgentes para frenar la destrucción de la naturaleza y proteger así la salud humana y del planeta.

La naturaleza está disminuyendo actualmente a un ritmo nunca visto en la historia de la humanidad, con hasta un millón de especies en peligro de extinción. El Informe Planeta Vivo 2020 de WWF, publicado la semana pasada, reveló que las poblaciones de fauna salvaje han disminuido como promedio en un sorprendente 68 por ciento desde 1970, poniendo el futuro de la humanidad en grave peligro.

En una muestra clara de que hay una creciente preocupación y de que ha llegado el momento para cambiar de rumbo, organizaciones de todos los ámbitos y de todo el mundo se han unido hoy para exigir acciones urgentes para asegurar un futuro sostenible para las personas y el planeta.

En este llamado a la acción, previo a la Semana de Alto Nivel de la 75a sesión de la Asamblea General de la ONU (UNGA75), advierten de cómo la destrucción y degradación de la naturaleza está poniendo en riesgo la salud humana y los medios de vida. La pérdida de la naturaleza aumenta directamente nuestra vulnerabilidad a las pandemias, como la Covid-19, los desastres naturales y los conflictos, y las personas más vulnerables y marginadas son las primeras y las más afectadas.

Es importante señalar que la protección de la naturaleza está intrínsecamente vinculada a la protección de valores, derechos humanos, pueblos indígenas, mujeres, niños y jóvenes. Además, al mismo tiempo, es esencial para hacer frente a la crisis climática. El uso sostenible de los recursos naturales significa la construcción de economías resilientes. De hecho la mitad del PIB mundial está moderada o altamente vinculado a la pérdida de la naturaleza.

Los diversos grupos instan a los Jefes de Estado y de Gobierno a que tomen decisiones valientes y transformadoras sobre la naturaleza y a que las anuncien en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, que tendrá lugar virtualmente el 30 de septiembre.

Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional: “Nunca ha estado más claro que necesitamos restablecer nuestra relación con la naturaleza. La forma en que producimos y consumimos actualmente está destruyendo los sistemas naturales que sustentan nuestra salud y nuestras economías. Se necesita una acción urgente para hacer frente a las causas que hay detrás de la pérdida de biodiversidad, en particular, a nuestro sistema alimentario, y asegurar un futuro sostenible para las personas y el planeta.”

“La Cumbre de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad de septiembre brinda al mundo una oportunidad única para cambiar de rumbo. Los líderes mundiales no pueden ignorar las voces de toda la sociedad que les piden que tomen medidas decisivas en la Cumbre para detener y revertir la pérdida de biodiversidad y asegurar un futuro para la naturaleza para 2030”.

Siete grupos distintos, que representan preocupaciones y culturas globales, están pidiendo a los gobiernos que tomen medidas sobre la pérdida de la naturaleza: medio ambiente, desarrollo y otras organizaciones asociadas; organizaciones humanitarias y de desarrollo; organizaciones religiosas; pueblos indígenas; empresas; gobiernos locales y regionales y juventud.

En total, más de 1,000 organizaciones e individuos, presentes en casi todos los países del mundo, están representadas en este llamado coordinado extraordinario para la acción inmediata con el fin de abordar la crisis de la naturaleza, y se comprometen a tomar medidas para ayudar a detener y revertir la pérdida de la naturaleza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *