Pablo Ruival, de Arauco Argentina: “No existe posibilidad alguna para la compañía de asumir un incremento del precio del chip y raleo en el contexto del mercado del negocio forestal”

El Country Manager de la principal compañía foresto-industrial del país marcó su postura frente al debate sectorial en Misiones que tiene por objetivo aplicar un incremento en el precio de base de los subproductos pulpables como Chip y Raleo para la producción de celulosa, y aseveró que no podrían asumir esta modificación en la estructura de costos del negocio. “Sería poner en riesgo los 20 mil puestos de trabajo que tenemos que cuidar, y que en forma directa o indirecta genera la planta de celulosa en Misiones. No tengan dudas que aplicar un incremento será sumamente negativo para todos”, dijo Pablo Ruival. Su visión fue expuesta en la tercera reunión virtual organizada por el INFOPRO, que además contó con un análisis preliminar de costos que fue presentado por el COIFORM y otros estudios económicos de la matriz insumo-productos del sector forestal.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (17/9/2020) .- Pablo Ruival, CEO de Arauco Argentina, marcó sus puntos de vista respecto al debate sectorial que se lleva adelante en el Instituto Forestal Provincial (INFOPRO), que fue creado por Ley provincial con el objetivo de intervenir en el mercado forestal para establecer un mecanismo de regulación de precios de base por los subproductos que se obtienen de las plantaciones e industrias como Chip y Raleo en la provincia, y para ello lleva adelante consultas y estudios de estructuras de costos con información que son aportadas por los propios actores del sector de Misiones.

La crisis de rentabilidad del negocio forestal no afecta solo a los pequeños productores, sino que atraviesa a todo el segmento de la cadena de valor forestal, y los precios del mercado son históricamente los más bajos – según explican con datos económicos los propios afectados- para el chip y raleo, pero también son los peores precios del mercado para la compra del rollo aserrable y laminable a los productores primarios. En otra escala, en el mercado internacional el producto de Celulosa enfrentaría una baja histórica en sus precios. “Los peores de los últimos 20 años”, aseveró el CEO de Arauco.

En ese contexto, para Ruival “no es el precio de la materia prima con destino pulpable el problema, que además aclaro que este año ya sufrió un incremento de un 20% en el mercado, y en los últimos dos años registró aumentos de precios de un 50%. El problema está con los bajos precios del mercado local por el material aserrable y laminable. Históricamente, un rollo aserrable tenía un precio de un 50% por sobre el pulpable. En la actualidad, esa relación es sólo de un 20%”, precisó el directivo.

Aún más grave sería la situación del precio que paga la industria en la actualidad por los rollos laminables, donde en promedio las operaciones rondan los 1.800 pesos la tonelada, cuando en función de los datos históricos, debería estar en el orden de los 2.500 pesos, según explicó el ejecutivo durante la reunión virtual con los convocados por el INFOPRO.

“Esta distorsión de precios que se presenta en el mercado es información objetiva y verificable. La pregunta entonces que cabe hacerse y entender es respecto a qué se debe los bajos precios que se pagan en la cadena y qué determina el precio de mercado del chip y raleo: ¿viene por el lado de los bajos precios pulpables o por los bajos precios de los rollos aserrables o laminables?”, interrogó.

“En un contexto como el que se vive en la economía de la Argentina, habiendo ya incrementado los precios de compra de un 50% anual en los últimos dos años por el chip y raleo, y en el contexto de pandemia mediante este año otro incremento de un 20%, me hace pensar que el problema del mercado está por el lado de la compra del rollo aserrable o laminable”,  reflexionó Ruival.

Fue en ese punto que marcó con total claridad su posición respecto al debate en cuestión desde el lugar que opera Arauco en los mercados internacionales de Celulosa, donde el producto es un commodity, y el precio es “solo” un dato. “En el negocio forestal, el alza o baja de precios del mercado uno lo toma o lo deja. Pero como empresa, uno no puede trasladar a los precios los mayores costos que se tiene que afrontar. Este es uno de los graves problemas a los que se enfrenta la compañía. Pero, muy por el contrario a lo que se piensa, tampoco es un mercado de precios estables, la Celulosa presenta los peores precios de mercado de los últimos 20 años. Y estos datos son públicos y verificables por ser un producto commodity”, expresó el ejecutivo.

Sumado a ello, planteó que en la Argentina el negocio enfrenta la mayor carga impositiva de los Derechos de Exportación de las últimas décadas, y que a pesar de todos los esfuerzos hechos hasta el momento por mejorar la logística para recuperar algo de la competitividad perdida en el negocio de escala, “los costos siguen en alza”, aseveró.

Indicó, seguido, que “las plantas industriales de Arauco están lejos del mundo desde Misiones, y dentro de la Argentina, la provincia está en un extremo con distancias a los centros de consumo y portuarios. Es extremadamente difícil hacer llegar nuestros productos forestales al mundo. Solo por estos dos factores, Derechos de Exportación y Logística, los costos nos llevan a U$s200 dólares por tonelada por las distancias, así de grave es la situación para sostener la competitividad en el negocio forestal”, precisó.

Incluso, las operaciones de la compañía respecto a las exportaciones – especialmente a China- en la actualidad se sostienen asumiendo pérdidas de rentabilidad.  “Las sostenemos para tratar de dar carga a nuestras plantas y afrontamos esto como parte de las reglas de mantener competitividad internacional en la compañía”, explicó Ruival.

En ese marco de complejidad económica, expuesta por el ejecutivo, hizo un llamado de atención a las autoridades y los actores de la cadena forestal presentes en la reunión: “Con total franqueza y el mayor de los respetos, a mi criterio no existe posibilidades de incrementar el precio del material pulpable en este contexto del mercado actual. Asumir eso, es modificar la estructura de costos, y eso podría en riesgo los 20 mil puestos de trabajo que tenemos que cuidar desde la compañía, y que en forma directa o indirecta genera la actividad de la planta de Celulosa”, planteó el CEO de Arauco.

En esa línea, remarcó que “no se trata de Responsabilidad Social Empresaria, sino de una cuestión de negocios. RSE la tenemos que tener todos los empresarios, sean de distintos tamaños y en la justa medida. Para nosotros (Arauco) es crucial la responsabilidad de sostener en este contexto del mercado los 20 mil puestos de trabajo, por eso no tengan duda alguna que un incremento en el precio de los productos con destino pulpable será sumamente negativo para Arauco, para todos los actores presentes en esta reunión y para los miles de trabajadores que dependen de esta actividad”, insistió frente al debate que considera una gran amenaza en la estructura de costos de operaciones y de compra.

“El precio internacional del producto que exportamos no permite un incremento en nuestra estructura de costos, y de hacerlo no tengas dudas que el impacto negativo será para todos” – Pablo Ruival, CEO de Arauco.

 

Admitió que si bien la planta de Celulosa de Arauco es la mayor de la Argentina, pierde en escala y tecnologías frente a las nuevas plantas instaladas en Brasil, Uruguay y próximamente en Paraguay, con más de 1,5 o hasta 2 millones de toneladas año. “La mas moderna planta en el país es la nuestra, sí. Pero ya tiene más de 35 años, fue la última inversión en la Argentina de una planta de celulosa y esta fuera de escala. No podemos competir con las plantas nuevas instaladas en los países vecinos, necesitaríamos hacer inversiones, pero tampoco podemos invertir en renovar la planta por restricciones que son de público conocimiento”, señaló el ejecutivo.

La exposición del ejecutivo de Arauco fue en el marco de la tercera reunión virtual convocada por el director del Instituto, Hugo Escalada. Además, los profesionales Jaime Ledesma, Ivo Gotz, Juan Acosta y José Saiz , en representación del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM) presentaron un primer análisis económico de la estructura de flujo de costos para aportar mayor claridad al debate; y al cierre de la reunión participó el economista Darío Díaz, del Instituto Provincial de Estadística y Censos, quien expuso un estudio de matriz de insumo -producto del sector forestales de su autoría.

El próximo encuentro virtual se concretará en 15 días, ya que el compromiso es lograr un informe de costos en un periodo de 60 días, que será presentado al gobernador de Misiones en la Mesa Forestal Provincial donde se determinará el alcance final de la fijación de precios de base para la materia prima de chip y raleo.

En la segunda reunión virtual sobre mercado de precios forestales y el avance de estudios sobre chip y raleo, representantes del sector primario presentaron su análisis de costos producción y precios del raleo, donde en forma coincidente Manfredo Seifert, jefe de Producción Forestal en la Cooperativa Agrícola Mixta de Monte Carlo Ltda y Rubén Costas, ingeniero forestal, académico y productor de la Asociación de Productores Foresto Ganaderos de Misiones, plantearon que debería cerrar de base en 20 dólares para un flete de 50 km a la redonda. El costo del transporte influye significativamente en la rentabilidad del negocio. Para el CEO de Arauco: “No hay posibilidad de incrementar la estructura de costos”. 

 

Leer noticias relacionadas

Misiones: Productores primarios fundamentaron con un análisis de costos de producción los “bajos precios de troncos triturables” que pagan las grandes industrias celulósico papeleras

Manfredo Seifert: “Está en el ADN misionero el concepto de que el raleo no vale nada”

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *