Por festejar con pirotecnia el anuncio del género de su futuro bebé, una pareja provocó un gran incendio forestal en California

Este año, en California los incendios forestales han quemado más de 2.2 millones de acres, es decir, más de 890.000 hectáreas. Se trata de una cifra récord y la época más crítica de incendios suele ser en el otoño. Desde Cal fire, temiendo que lo peor no haya llegado, afirman preocupados que “la temporada de incendios de este año tiene otros cuatro meses más”.

 

Fuentes: OSBO Digital, AFP, Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

 

CALIFORNIA (8/9/2020).- Según confirmaron las autoridades, el fuego se inicio por irresponsabilidad de una pareja, ya que provocaron un gran incendio forestal en California cuando se utilizó fuegos pirotécnicos para revelar el género de su futuro bebé en una reserva natural, modalidad de ceremonia que se está volviendo habitual en la ciudad norteamericana.

El plan de una pareja para revelar el género de su bebé no terminó en humo azul o rosa, sino en llamas, cuando el dispositivo utilizado inició un incendio forestal que arrasó miles de hectáreas y obligó a la población a huir de una ciudad al este de Los Ángeles, publicó

El fuego ocasionó desalojos en varias áreas de Yucaipa, una ciudad de cerca de 54 mil habitantes, y zonas circunvecinas.

Pese a que se arrojaba agua desde helicópteros, las llamas no cedían -extendiéndose para la mañana del lunes a 30 kilómetros cuadrados- y los más de 500 bomberos en el lugar sólo habían logrado una mínima contención.

Se trata de la más reciente de una larga lista de tragedias en eventos en los que generalmente se utiliza humo, confeti, globos u otros objetos coloridos para revelar el género del bebé que pronto nacerá: rosa para niñas y azul para niños.

El incendio inició el sábado por la mañana en El Rancho Dorado Park, una escabrosa área natural a la que acuden excursionistas y dueños de perros. Durante el verano, la vegetación natural del parque se seca y adquiere un color dorado que, al combinarse con las Montañas San Bernardino a la distancia, ofrece una panorámica popular para fotos y videos familiares.


Cuando los festejos salen mal

La pareja, que no fue identificada, eligió ese lugar para revelar el género de su bebé. Estaban acompañados por sus hijos pequeños y un amigo o familiar se encargó de grabarlos con la cámara de un celular, detalló el capitán Bennet Milloy, del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

La familia entró en un paraje y encendió el dispositivo generador de humo, el cual rápidamente hizo que se encendiera la yerba alta y seca, explicó Milloy.

Las condiciones eran perfectas para que el incendio se propagara rápidamente: temperaturas altas, baja humedad, vegetación seca y brisa fuerte.

 

Las cámaras de vigilancia captaron a la pareja corriendo

frenéticamente hacia su vehículo para recoger botellas de agua en un intento por sofocar las llamas. Fue en vano y llamaron al 911.

 

Los bomberos llegaron al lugar en cuestión de minutos y la consternada pareja les explicó lo ocurrido y les proporcionó sus propias fotografías y video ara ayudar en la investigación, añadió Milloy. “Es una situación muy trágica”, dijo.

“Obviamente se suponía que fuera un acontecimiento feliz”, agregó. La pareja podría verse obligada a cubrir el costo del combate del incendio y enfrentar cargos penales por delitos menores o graves.

Los incendios no dan tregua a California

El martes 8 de septiembre 25 grandes incendios continúan activos en California. Más de 14.000 bomberos trabajan para controlar la situación en Oak, en el condado de Montecino, que obligó a nuevas evacuaciones. Las cifras de daños personales y materiales aumentan, ya son ocho las personas fallecidas, más de 3.800 las estructuras dañadas o destruidas y 7.563 el número de siniestros contabilizados.

Las previsiones meteorológicas no permiten un halo de esperanza. Los trabajos de extinción avanzan en el norte en los incendios causados por rayos, como es el caso de uno de los incendios de mayor tamaño del verano, en Santa Clara, Alameda, Contra Costa, San Joaquin y Stanislaus, donde se han quemado más de 160.000 hectáreas. Sin embargo, un nuevo incendio en la sierra de California, bautizado como Creek fire, obligó el domingo a evacuar a más de 200 personas de una zona turística de montaña al acercarse al campamento de Mammoth Pool. Desde que comenzó el viernes por la tarde, lleva quemadas 59.000 hectáreas.

En tanto, a la situación extrema se sumó el incendio que comenzó el 5 de septiembre, a causa de fuegos artificiales en una fiesta que organizó una familia para dar a conocer el sexo del hijo que esperan, algo que parece habitual en los últimos años. Las autoridades pidieron máxima precaución ante las condiciones de sequedad y vientos que pueden convertir cualquier conato en un gran incendio. De momento, el incendio de El Dorado lleva quemadas 4.200 hectáreas.

Debido a las previsiones meteorológicas, Cal fire ha decidido mantener la mayor dotación posible de personal para hacer frente a nuevos incendios.

La mayor parte de California está bajo alerta máxima: prácticamente todo el norte del Estado, incluidas partes del Área de la Bahía. También hay una advertencia para las sierras del este, el desierto de Mojave, las montañas de Santa Bárbara, Ventura y Los Ángeles, así como el Inland Empire hasta el condado de San Diego. “Las condiciones traerán vientos fuertes y racheados y poca humedad, aumentando la actividad en los incendios actuales y pueden causar que nuevos incendios comiencen a crecer rápidamente”.

 

Este año, en California los incendios forestales han quemado más de 2.2 millones de acres, es decir, más de 890.000 hectáreas. Se trata de una cifra récord y la época más crítica de incendios suele ser en el otoño. Desde Cal fire, temiendo que lo peor no haya llegado, afirman preocupados que “la temporada de incendios de este año tiene otros cuatro meses más”.

 

“En los últimos 33 años no hemos visto un solo año sobrepasar los dos millones de acres (ndlr, más de 809 mil 300 hectáreas), hasta este año”, dijo Lynne Tolmachoff, portavoz del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).”Esto definitivamente es un récord y aún no nos hemos acercado al final de la temporada de incendios”, subrayó.

El récord fue alcanzado en momentos en que la temporada de incendios forestales todavía tiene aproximadamente por delante dos meses para su final en el estado más poblado de Estados Unidos, donde miles de bomberos estaban luchando contra las llamas en medio de una ola de calor abrasador.

Al menos siete personas han muerto como resultado de los incendios de este año y unas 3 mil 800 estructuras han sido dañadas o destruidas, según cifras de Cal Fire.

La última vez que la cantidad de tierras quemadas se acercó a las 800 mil hectáreas fue en 2018, el mismo año del devastador incendio Camp Fire, cuando un poco más de 1.9 millones de acres (unas 769 mil hectáreas) resultaron calcinados.

Más de 14 mil 100 bomberos estaban luchando contra 24 incendios forestales diferentes hasta el lunes por la tarde en este estado, dijo el departamento de bomberos en una publicación con el estado de situación en la red Twitter.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *