El Cutirí, un “patillo” de belleza discreta en los humedales argentinos

En la Argentina hay cerca de cuarenta especies de patos, cisnes y cauquenes. Y si bien muchas de ellas están citadas para Misiones, en general son de clima más bien templado o frío. Pero una presencia habitual en bañados y arroyos misioneros es este “patillo”.

Fuente: Misiones Online

MISIONES (19/10/2019).- En la Argentina hay cerca de cuarenta especies de patos, cisnes y cauquenes. Y si bien muchas de ellas están citadas para Misiones, en general son de clima más bien templado o frío. Pero una presencia habitual en bañados y arroyos misioneros es este “patillo”.

A través de una alianza con Aves Argentinas, la centenaria organización ambientalista que impulsa su Programa Bosque Atlántico, compartimos en forma semanal algunos de los secretos sobre la biodiversidad de las especies de aves del país, y de nuestra Maravilla Natural Argentina, la Selva Misionera. Exclusivo de Misiones On Line.

Hoy vamos a enfocar la mirada en nuestro humilde amigo llamado por los científicos Amazonetta brasiliensis, pero que conocemos como Pato Cutirí o Pato Brasilero y también «Patillo», que cuando está flotando en lagunas no nos llama mucho la atención debido a su color pardo apagado, pero cuando emprende vuelo nos sorprende con los tonos azul y blanco de sus alas.

 

 Fotografía: Marcelo Javier Wioneczak.

Es una especie que presenta dimorfismo sexual (machos y hembras poseen diferencias en apariencia, algo bastante común entre las aves); en este caso la hembra se percibe un poco más apagada debido a que su pico es marrón y no rojo brillante como el del macho.

Quizás, para compensar esa falta de color, es que presenta dos manchas blancas delante del ojo y sobre el pico, y un tono blanquecino en sus mejillas. El color rojo de sus patas y la belleza del espejo alar (el colorido plumaje de las alas que exhiben en vuelo) son compartidos por ambos sexos.

 Fotografía: Marcelo Javier Wioneczak.

 

Esta especie, de la familia Anatidae, se extiende por gran parte de América del Sur, desde Colombia y Venezuela hasta el norte de la provincia de Buenos Aires, pero siempre en zonas humedales de zonas bajas, por lo que no lo encontramos en toda la franja oeste de América del Sur -correspondiente a la cordillera y zonas de influencia-. Se lo suele ver en pareja o en pequeños grupos, casi exclusivamente en cursos de agua calmos -esteros, bañados, zonas inundables, zanjas y arrozales-.

Descansa en islotes de vegetación, y si los observás volando, seguramente verás que la hembra es la que “guía” al macho, pues generalmente vuela por delante de él. Es bastante confiado, por lo que si los buscas en nuestras lagunas, ¡no vas a quedarte con las ganas de verlos!

Fotografía: Tasso Leventis

Su dieta se basa en hierbas y pequeños invertebrados, como la mayoría de las especies de esta familia. Como no suelen tener bacterias en su intestino que les ayuden a digerir la celulosa, eligen partes más nutritivas de las plantas, como las hojas en crecimiento o tallos más tiernos, o se ven obligados a comer cantidades relativamente grandes de hierba para suplir sus necesidades de energía. Como buen representante de su familia taxonómica, los polluelos son nidífugos, lo que significa que al nacer ya están listos para interactuar con el mundo y seguir a sus padres por donde ellos vayan. Al igual que ocurre con las gallinas.

Esperamos que puedas venir a descubrir esta nueva especie y que nos ayudes a preservar sus hábitats maravillosos que están desapareciendo al secarse principalmente por la canalización de los humedales. ¡Nos vemos en el campo!

 

Por Hilda Pommies / Aves Argentinas

 

 

CP / PE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.