Nuevo proyecto Larch Corner, una maravilla de madera Passivhaus que muestra cómo deberíamos estar pensando en el carbono

En una celebración de las mejores técnicas modernas de ingeniería de la madera, Larch Corner es un paraíso para los amantes de la madera que se encuentran en el corazón de la campiña inglesa. Casi todas las fibras de esta casa de una sola planta, contemporánea y de 3 dormitorios, tienen sus orígenes en madera de origen sostenible, no solo reduciendo las emisiones durante el procesamiento y la fabricación, sino que también reducen las emisiones de carbono durante el uso.

Fuente: Por Lloyd Alter (*), para Treehugger  (Arquitectura Verde) 

Extraído y traducido por ArgentinaForestal.com

CANADÁ Y GRAN BRETAÑA ( 20/6/2019).- El arquitecto Mark Siddall, de LEAP, mide y calcula todo, lo piensa y luego lo calcula de nuevo. Hay arquitectos que pueden diseñar y construir pero no pueden escribir; hay arquitectos que pueden escribir pero no pueden diseñar o construir muy bien.

Sin embargo, Mark Sidall, de LEAP (proyecto de diseñado arquitectónico innovador), escribe y diseña, por lo nos permite obtener una mejor explicación de su nuevo proyecto Larch Corner, construido casi completamente con materiales naturales y renovables. Luego, están los arquitectos de Passivhaus que diseñan pensando en alcanzar los números pero que aislarían con el pelaje de foca si cumpliera su función, sin preocuparse realmente por la sostenibilidad de los materiales utilizados.

Los criterios de Passivhaus están diseñados en función de los resultados y tienen una mentalidad abierta sobre qué materiales se utilizan para llegar allí. Pero desde que se creó el estándar Passivhaus, se registró una creciente comprensión de que las emisiones de carbono iniciales, el dióxido de carbono emitido en la fabricación de materiales de construcción (y que creo que es más fácil de entender y medir que la cantidad de carbono “incorporada”), son tan importantes como las emisiones operativas.

En una celebración de las mejores técnicas modernas de ingeniería de la madera, Larch Corner es un paraíso para los amantes de la madera que se encuentran en el corazón de la campiña inglesa. Casi todas las fibras de esta casa de una sola planta, contemporánea y de 3 dormitorios, tienen sus orígenes en madera de origen sostenible, no solo reduciendo las emisiones durante el procesamiento y la fabricación, sino que también reducen las emisiones de carbono durante el uso.

En una época de desintegración climática, la arquitectura de Larch Corner demuestra la diversidad de la madera y sus usos. Desde la estructura hasta el aislamiento, el revestimiento hasta los accesorios de iluminación, no solo muestra cómo se puede minimizar el daño ambiental, sino que también ofrece una clara indicación de cómo puede contribuir a más acciones de restauración, al tiempo que permite que el espíritu humano se dispare.

Madera y confort

Cuando se habla de diversidad de maderas, la propuesta de esta casa lo tiene todo. La estructura está hecha de madera laminada encolada, los techos de abeto, el aislamiento de la pared de 17 pulgadas de fibra de madera y, por supuesto, el exterior está revestido de madera, alerce siberiano. Tanto para cumplir con los estándares de Passivhaus como para eliminar el riesgo de pudrición, la casa tiene que ser realmente hermética.

Mediante un diseño cuidadoso, utilizando CLT como barrera de aire y mano de obra ejemplar, la permeabilidad del aire esta medida.

Será la casa más hermética del Reino Unido, ya que es 244 veces más hermética de lo que exige el Reglamento de Construcción. Reúne todas las fugas y el área de fuga equivalente es de 196 mm2, un área que cabe en una moneda de 1p [más grande que un centavo de EE. UU., más pequeño que un níquel]

Recientemente se ha producido cierto rechazo con respecto a la construcción de madera, con preguntas acerca de si es tan maravilloso como sus promotores dicen que está evitando las emisiones de carbono.

Cuando se trata de contabilizar las emisiones de carbono, los productos de madera son complejos. Esto se debe a que los árboles almacenan carbono dentro de ellos, que, por supuesto, permanece secuestrado una vez que la madera se convierte en madera de construcción. Este secuestro, por importante que sea, es un subproducto de la silvicultura, no de la construcción, por lo que necesita una cuidadosa consideración … sin embargo, algunas personas juegan un juego de números.

Al final, Mark ajusta sus cálculos de las emisiones de carbono porque “la edad de los árboles procesados ​​es desconocida y la tala prematura niega el beneficio del secuestro”.

La construcción con madera puede no ser tan perfecta como lo ha estado diciendo la industria (por eso he dicho que deberíamos estar diseñando para usar lo menos posible, y cuestionar si Mark debería haber usado marcos de madera en lugar de CLT) pero el uso de materiales renovables es aún mejor y más verde que las alternativas de hormigón o más tradicionales.

A menudo cito a Elrond Burrell sobre cómo las tres cosas más importantes de Passivhaus son la comodidad, la comodidad y la comodidad. Pero hacerlo bien es un desafío, y hay preocupaciones sobre el sobrecalentamiento en verano. Mark tiene al ingeniero Alan Clarke en el trabajo, por lo que las probabilidades están a su favor.

Hay dos momentos críticos del año que deben considerarse, verano e invierno, y hay una variedad de factores que influyen en su percepción de comodidad, que incluyen la temperatura del aire, la temperatura de la superficie y las corrientes de aire. Cuando diseñas una casa de energía súper aislada y de baja energía, una de las consideraciones más críticas es la comodidad durante el verano: si te equivocas, crearás una olla a presión. Mientras tanto, un diseño, especificación o mano de obra incorrectos pueden causar una brecha de rendimiento energético.

Mark Siddall nos recuerda que “en 2018, el IPCC declaró que tenemos 12 años para limitar la degradación del clima, por lo tanto, las emisiones de carbono del ciclo de vida de un edificio, incluido el carbono incorporado en los materiales, la construcción y el mantenimiento, son muy importantes”.

Eso significa que podemos olvidarnos de los análisis del ciclo de vida que hablan de la amortización de 50 o 100 años de las emisiones de carbono iniciales. Es lo que estamos haciendo ahora mismo, lo que más importa. Es por eso que Larch Corner es un proyecto tan importante; Mark Sidall está midiendo todo, tanto operativo como por adelantado, luego está cuestionando y ajustando sus cálculos para tener en cuenta los últimos pensamientos. Él está escribiendo sobre esto, compartiéndolo, haciéndonos pensar y cuestionarlo.

Siendo realistas, esto es lo que cada arquitecto e ingeniero debe hacer con todo lo que hacemos. No es fácil, y es posible que no lo hagamos todo bien, pero es la única manera de hacer una diferencia.

 

(*) El autor colabora en las revistas MNN.com, The Guardian, Azure y Corporate Knights, y es profesor adjunto de enseñanza de diseño sostenible en la Escuela de Diseño de Interiores de la Universidad Ryerson. Lloyd es un ex presidente de la conservación arquitectónica de Ontario.

En el transcurso de su trabajo en el desarrollo de pequeñas unidades residenciales y prefabs, Lloyd se convenció de que usamos demasiado de todo: demasiado espacio, demasiada tierra, demasiada comida, demasiado combustible, demasiado dinero. La clave para sostenibilidad es simplemente usar menos. Y, la clave para usar menos es diseñar mejor las cosas.

 

Fuente:  Leer artículo original en Treehugger (Arquitectura Verde)

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *