Misiones: El Gobierno promueve mayor uso de la madera en la construcción de viviendas del Iprodha

El Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IProDHa) utilizará más madera para revestimientos y techos. Las entidades empresarias deberán mejorar en cantidad y calidad su producción para un acceso estandarizado. Habrá una inversión de 25 millones de pesos en lo que resta del año. El Gobernador rubricó un convenio entre el Instituto Provincial, las cámaras de la construcción y cámaras mádereras de Apicofom, Amayadap e incluyó a la Fundación Aglomerado Productivo Forestal de Misiones y Corrientes (APF).

 

 

 

Por Patricia Escobar

 

MISIONES (16/7/2013).- El gobernador de Misiones, Maurice Closs, rubricó un convenio entre el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IProDHa), constructoras y empresarios forestales para fortalecer el uso de la madera en las viviendas que construya el Estado. Del sector privado estuvieron en la firma la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom), la Asociación Maderera, Aserradero y Afines del Alto Paraná (Amayadap), e incluyó al Aglomerado Productivo Forestal (APF). El mandatario convocó a las cámaras de la construcción y empresarios madereros a fortalecer el diálogo y generar sinergias para mejorar “nuestro propio mercado y así generar un círculo virtuoso en la provincia, ya que se lograría un efecto multiplicador en la cadena productiva”.

 

El acto oficial se realizó en Casa de Gobierno con la presencia de funcionarios del ejecutivo provincial, el titular del IProDHa, Santiago Ros; el presidente del APF y diputado nacional Alex Ziegler, entre empresarios madereros y de las cámaras de la construcción. En su discurso el mandatario se refirió al convenio como una de las “políticas activas” del Estado Provincial que pretende “generar un círculo virtuoso entre el sector de la construcción y la cadena foresto-industrial”. Según explicó, el convenio rubricado “busca producir para Misiones y también que se consuma lo que se produce en la provincia”, dijo Closs.

 

Al dar un ejemplo, agregó que “el sector forestal tiene un desarrollo importante, a partir de otras políticas vinculadas a los sistemas agros forestales que permiten que podamos hoy, no estar viendo como el pino crece 12 o 15 años, sino que podamos estar produciendo antes. Básicamente con el sistema silvopastoril.  La carne producida bajo el sistema silvopastoril, que es consumida por un misionero comprada en una carnicería de Misiones, es el ejemplo que hasta el cansancio he reiterado en tiempos donde imponíamos la política del ProAlimentos y la producción de carne”, explicó el mandatario”, dijo. “Pero si compramos “Un kilo de carne que viene de Santa Fe o de Entre Ríos significa que la plata producida por el misionero ya sea con su salario como empresario, como obrero de la construcción, de una carpintería, de un sector forestal, se fue. Y empezó a girar el otro mercado, en el mercado donde se criaba la vaca en aquel momento. Exactamente es lo mismo, cuando para hacer un techo de una vivienda se recurre a la industria metalúrgica, cuyo origen está en algún lugar del país, la empresa constructora misionera que recibe en este caso el resultado de la administración de nuestros fondos públicos, le paga a esa empresa proveedora de algún lugar del país y la plata se va de Misiones”, remarcó.

 

“Por ello, impulsamos acciones sencillas como este acuerdo, hay que tratar de que los techos de las viviendas que producimos, que son muchas las que construimos con el IProDHa, tengan un alto componente de madera, no solo de tirantería y cielorraso, sino un mayor uso de la madera  en general. Eso es lo que buscamos. Lo que hace el Estado es simplemente cumplir su rol ordenador, ya que tenemos la capacidad de ordenar lo que somos, los principales contratistas y los que ponemos los recursos. Entonces lo que les pedimos a las partes es que se junten y que provoquen esa sinergia, porque esa plata que va a gastar esa constructora va a significar un efecto multiplicador enorme en toda la cadena productiva foresto-industrial”, expresó.

 

En este sentido, explicó que “primero habrá algún industrial que levantará tirantes, pero detrás del empresario estarán los operarios que participan del proceso productivo en el aserradero, y también detrás de eso vamos a encontrar al trabajador forestal que se metió en el obraje para cosechar el pino. Y lo más importante es que, una vez que este pino fue extraído, hay otros productores que inician el proceso de reforestar el pino. Por lo tanto, el efecto multiplicador de generación de empleo es muy importante. No es una cuestión de capricho, sino una cuestión de conveniencia para el misionero, no para un gobierno o una empresa”, aclaró.

Closs destacó que “se puede lograr un efecto multiplicador al poder sustituir cada vez más la utilización los elementos de la construcción de lo que se trae de afuera con lo que producimos nosotros. Es tan claro, como decirles que nos estamos generando nuestro propio empleo, trabajo, consumo y calidad de vida”, dijo.

 

De esta manera, su principal mensaje en el discurso fue convocar a los dirigentes de las cámaras constructoras y maderas a “provocar a partir del día de hoy un cambio cultural importante, donde el Estado es importante en este proceso, pero donde me parece que uno aspira de estos dos sectores tan importantes del capital y de grupos de trabajadores, tengan una comunicación propia y directa, más allá de las intervenciones del Estado”.

 

El mandatario pidió que los empresarios realicen los ajusten necesarios “ya que en este caso no estamos compitiendo, o no se trata de hacer más o menos viviendas de madera y mampostería. No. Lo que estamos diciendo es que si vamos a construir 3000 viviendas del Plan Federal de Viviendas que tendrán paredes de ladrillos, no seamos “giles” los misioneros de ponerles el techo o algún elemento de otro lugar de la provincia; que no tengamos la inteligencia, la capacidad y la defensa propia de generar esos techos con la madera necesaria para seguir generando empleo en esta provincia”, remarcó Closs.

 

Más calidad y cantidad

 

Otro aspecto que analizó el gobernador fue sobre las debilidades que aún existen en la calidad y estandarización de los productos forestales con destino a la construcción. “Cuando digo que se tienen que juntar, es también para la mejora continua, ya que es otro aspecto que nos ocurre mucho. Y cuando aparecen oportunidades de algo por ahí se resiente la calidad, total lo primero es pensar que “se tiene la vaca atada”. Pero en este convenio es fundamental la calidad. Para que este convenio sea exitoso, tiene mucho que ver la calidad y homogeneidad del producto. Cuando se pregunta por qué algunos usan abertura metálica en lugar de las de madera, responden justamente que se debe a la homogeneidad del producto. Por lo tanto, son en estas cosas en las que hay que apuntar a resolver para no seguir teniendo problemas”.

 

El gobernador consideró que “el sector forestal debe buscar una mejora continua y responder con calidad a la empresa de la construcción; y por otro lado, la empresa de la construcción debe entender que no debe estar buscando el defecto que pueda tener. Siempre se escucha decir “las casas de madera anduvo mal en tal o cual barrio”.¿Y las casas de mampostería no tienen problemas?”, se preguntó. “Si.También las hay con problemas de calidad, esto pasa con ambas. Por lo tanto, no busquemos la excusa para la comodidad, busquen el momento de encuentro, júntense entre las cámaras constructoras y los madereros y digan en que estás bien, y en qué hay que mejorar, si debemos mejorar en calidad, en logística, debemos ajustar el precio, es decir, eso es fundamental”, puntualizó. “El Estado ya dio un paso, pero no puede dar el paso de seguirlo día a día, sí lo vamos hacer porque hay mucho compromiso, el IProDHa va a auditar, va a ir a cada una de las obras y va a controlar la calidad, y vamos a tratar de que esto se traduzca en estos 25 millones de pesos, imagínense lo importante que es que estos 25 millones de pesos se giren acá en la Provincia en lo que queda de este año”.

 

Closs agregó que “pueden ser 100 millones, que pueden ser un valor así anualizado, solamente de ahí, si esos 100 millones se quedan acá, solamente con eso con lo producido en impuestos, de eso nosotros podríamos como Estado estar cubriendo el reintegro a las exportaciones y las políticas de desarrollo tecnológico que entregamos. Fíjense lo importante que es el círculo virtuoso que se produce cuando un misionero produce y el otro consume y todos vamos generando nuestro propio mercado. Gracias a Dios nuestra Provincia en algunas cosas tiene saldos exportables muy importantes, uno de ellos es el caso forestal, producimos mucho más de lo que consumimos. Con esto, lo que estamos haciendo es dar una mano a una actividad y una cuestión de pura lógica. Si tenemos que producir nuestra propia carne, como no va a ser de pura lógica que nos pongamos a consumir nuestra propia madera, cuando en el mundo tiene alta composición de madera la construcción”, ejemplificó.

 

Recuperar mercados

 

Al mismo tiempo, defendió la actividad forestal y volvió a marcar diferencias con la política cambiaria que afecta a las economías regionales. “Estamos hace un tiempo largo con problemas de competitividad o con problemas de mercado a la hora de exportar en el sector forestal. Producto de la crisis del 2009, que si bien se ha recuperado en algunos lugares, estamos con dificultades competitivas. El gobierno también lo que hace es dar una mano que en definitiva es ayudar a quien exporta. Y la ayuda es con el reintegro. En definitiva en las cuentas fiscales los números son neutros, ya que de no producirse la exportación, no se producirían un montón de impuestos que el Estado está recaudando y en este caso devolviendo, con una alícuota mayor. En definitiva ese es el concepto. También es importante que el sector forestal, en la adversidad, trate de buscar, de recuperar algunos mercados. Por eso, días pasados en una misión que hicimos a Medio Oriente buscamos mercados y por ahí preocupa ver que hayan quedado cinco o seis empresas en el sector exportador. Viendo en los detalles cuánto se exporta, de tener cuarenta o cincuenta empresas exportando hace unos años, tener hoy en día no más de siete u ocho de las pequeñas y medianas, es un tema que a nosotros nos preocupa”.

 

“Hay que poner a funcionar el recurso natural más valioso que tenemos que es el cerebro. Por eso financiamos a emprendedores misioneros para que en sus procesos productivos incorporen, desarrollen nuevas tecnologías para producir pisos de parquet, para producir cámaras frigoríficas. Ese es el modelo de Provincia que queremos, un modelo donde todo tiene que ver con todo, donde cada cosa que uno haga tiene que pensar que impacte en el común del desarrollo de la comunidad. Gobernar no significa aflojar a las presiones sectoriales, significa poder tener la capacidad de administrar, en lo que uno quiere, cargado de aciertos pero lleno de errores también, de hacer lo que uno cree que le termina siendo beneficioso a toda la comunidad”, opinó.

 

Además se entregaron cheques en concepto de reintegro por exportaciones y se hizo la entrega de fondos para cuatro proyectos en marcha en forma conjunta con el Comité Ejecutivo de Desarrollo e Innovación Tecnológica. Se trata de una fábrica de paneles inyectables de poliuretano expandido y polietileno expandido; el Astillero Palamarchuk, la fábrica de pisos deportivos de madera de monte implantado y nativo de aprovechamiento; y la Cervecera Artesanal de la localidad de Oberá.

 

El Iprodha proyecta incrementar las inversiones en viviendas en un 60% en 2014


El titular del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IProDHa), Santiago Ros, adelantó que ya entregó al gobernador Maurice Closs el anteproyecto del Presupuesto 2014 del organismo que proyecta una inversión que supera el 60% del presupuesto del presente año y que fue el más alto de la historia de la institución. “Eso pone de manifiesto la importancia que la Renovación le da a la obra pública y a la inversión social que se lleva adelante en conjunto con el Estado Nacional que aportará casi un 65% de los fondos correspondientes a programas nacionales. Es la primera vez que intervienen con este porcentaje en el presupuesto de la institución”, remarcó Ros en el marco de la firma de convenio con las cámaras madereras y constructoras, acto oficial que se realizó este lunes en Casa de Gobierno.

Con respecto a la firma del convenio que impulsa politicas para promover un mayor uso de la madera en construcción de viviendas del Instituto, el funcionario explicó que hay millones de metros cuadrados de techos que podrían para reemplazados por madera. “En los programas había 1.200.000  metros cuadrados que no fueron construidos por estructuras de maderas sino por otros materiales, y también 900 mil metros cuadrados de cielo raso que no se han construido con madera de pino. El objetivo del convenio firmado esta dirigido a resolver este tema. Los programas de viviendas son de magnitud importantes, pero no van creciendo en el tiempo, por lo tanto el objetivo se va perdiendo. Por eso buscamos darle un sentido de mayor calidad y para que en el tiempo podamos cubrir lo que no hemos podido hacer en estos 10 años”, admitió el titular del Iprodha.

Por otra parte, agregó que “el acuerdo entre la institución con las empresas de Amayadap, Apicofom, el Aglomerado Productivo Forestal y el resto de las cámaras empresarias de la construcción apunta a convenir un mecanismo de acreditación federal de madera para estructuras de nuestras obras”.

 

En este sentido, estimó que “de ir cumpliendo con los objetivos de las metas planteadas, el sector de la industria maderera, por ejemplo, incorporará alrededor de 300 nuevos puestos de trabajo, facturará 25 millones de pesos adicionales durante el presente año y logrará una facturación total de más de 100 millones de pesos durante el 2013 con los trabajos que están en plena ejecución en la actualidad”, aseveró.

 

Las expectativas del funcionario están puestas en lograr la aprobación del anteproyecto del Presupuesto 2014, pero advirtió que para seguir trabajando la realidad indica que “es muy importante que todos estos programas tendrán la continuidad garantizada no solo con la decisión de los gobierno de turno, sino que es imprescindible que sean ratificado por la voluntad popular, y fundamentalmente por los sectores económicos, industriales y sociales que están involucrados  en los dos eventos electorales que se nos aproximan en agosto y octubre”, dijo. “Si esta política no se ratifica tenemos que tener presente que muchos de los partidos de la oposición no están de acuerdo con estos planes, tienen otras prioridades, pero para nosotros es de suma importancia que esto sea ratificado como corresponde”, concluyó en su mensaje.

 

 

Ziegler: “Los productores apostaron a sistemas agroforestales ya que son modelos económicos inclusivos”

 

El presidente de la Fundación Aglomerado Productivo Forestal (APF) de Misiones y Corrientes, Alex Ziegler, reflexionó sobre el sentido de la producción y consideró  que “los misioneros hemos tenido la inteligencia suficiente como para convocarnos a desarrollar estrategias de trabajo donde la foresto-industria continúe teniendo un potencial y una capacidad de desarrollo, que genere riqueza y movimiento económico suficiente”, pero a su vez agregó que “también hubo inteligencia suficiente en el sector productivo primario para entender que era imposible la convivencia de un sector foresto-industrial si no pudiéramos dejar que nuestros pequeños productores puedan en superficie menores de 25, 30 a 50 hectáreas diversificar sus actividades, ya que si foresta todo no puede estar sentado bajo el árbol tomando tereré esperando 15, 17 o 30 años para cosechar, es algo imposible”, dijo.

 

En este sentido remarcó que “aparece la inteligencia con la incorporación de la ciencia y la tecnología, el Estado creando mecanismos de financiamiento y también aparece toda la sociedad misionera organizándose para desarrollar los sistemas agroforestales y silvopastoriles, sistemas que hoy nos permiten promocionar aun más la actividad forestal primaria, generar madera de mayor calidad y, ahora, por medio del convenio con el IProDHa también promover el mayor uso de la madera en la construcción de viviendas, lo que nos permite visualizar que por medio del consumo local se absorbe madera producida en nuestra tierra por manos misioneras, y que en el proceso de producción dentro de esa casa hay mano de obra local. Por otra parte, ese obrero probablemente no tenía trabajo en el algún momento, y hoy esa familia tiene ingreso, tiene la posibilidad de comprar carne o verdura, y cuando lo hace esta destinando ingresos a un productor que apostó a un sistema agroforestal o silvopastoril. Esto es lo importante que visualicemos, apostando a los procesos económicos de desarrollo productivos que sean inclusivos, que generen desarrollo social e inclusión social”, dijo durante su discurso en la firma de convenio en Casa de Gobierno.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *