Interagrovial, representante de John Deere en Argentina, hace una fuerte apuesta a data science y sustentabilidad

La revista Forbes Uruguay publicó recientemente una entrevista con el empresario Julio Blanco, CEO de Interagrovial, y uno de los mayores vendedores de John Deere del mundo. Logró con su empresa familiar ser una de los principales distribuidores de la marca en Hispanoamérica, lo que le permitió conseguir parte de la representación de la marca en Argentina. Cuentan con 16 sedes en el país. A esas se suman otras dos en Argentina (Misiones y Entre Ríos), donde en breve inaugurará dos más, en Corrientes y en Eldorado (Misiones).

 

Fuente: Forbes Uruguay. Por Lucas Farías

Fotos: Andrés Pérez

 

URUGUAY (22/1/2023).- Si bien es una escala pequeña del mercado uruguayo, en la oficina del CEO de Interagrovial se exhiben al menos 20 premios de John Deere que lo destacan como Distribuidor de Clase Mundial, Mayor volumen de ventas de Hispanoamérica en Cosechadoras y un reconocimiento por los 50 años de la empresa, entre otros.

La casa central de la compañía se ubica en Ruta 1, en los accesos a Montevideo, y es solo una de las 16 sedes con las que la empresa cuenta en el país. A esas se suman otras dos en Argentina (Misiones y Entre Ríos), donde en breve inaugurará dos más (Corrientes y Eldorado).

Julio Blanco, CEO de Interagrovial, uno de los mayores vendedores de John Deere del mundo.

¿Cómo ve al sector agropecuario?

Los pilares de la economía uruguaya están en el sector, al que lo veo invirtiendo y reinvirtiendo. El sector agrícola pasó por un quinquenio muy difícil después de 2014. Pero hubo un cambio de época, volvió la inversión, los beneficios para invertir, los buenos mensajes dentro y fuera del país, y se ve claramente la respuesta.

Hubo un aumento del área de diferentes cultivos, desarrollos tecnológicos, desarrollos humanos, y todo eso está derramando en lo social en todo el país. Esto pasó en todos los rubros, pero fundamentalmente en agricultura, ganadería, forestación y lechería.

 

¿Cómo define a Interagrovial?

Es una empresa uruguaya, familiar, que representa a las tres unidades de John Deere en Uruguay. Una se llama Agricultura y césped; otra es Movimiento de tierra y construcción de carreteras; y la tercera es la Forestal. Consideramos que cada una es tan importante como la otra.

Tenemos una representatividad muy grande. Hace décadas que somos la marca número uno en el agro; estamos con un crecimiento importante en Forestación, queremos convertirnos en líderes de ese mercado; y en Movimiento de tierra ofrecemos equipos viales, tanto John Deere como Wirtgen Group –marca que John Deere adquirió hace cinco años–. Tenemos una participación muy contundente en el mercado, y en muchos rubros ya lideramos.

 

¿Qué posicionamiento tienen en el mercado uruguayo?

La mayor parte de los ciclos productivos de la agricultura se hacen con equipos John Deere. A nivel general, tenemos el 50% del mercado de maquinaria y más del 40% en tractores. Es muy grande la responsabilidad de atender a todos esos usuarios, a ese gran parque de maquinaria.

Y lo queremos hacer cada vez más con propuestas de negocios y conectividad durante todo el ciclo de vida de los productos. Tenemos el propósito de ser una palanca en los sectores donde estamos, tanto en la sostenibilidad económica y ambiental. Nuestra visión ambiental es muy fuerte.

 

¿Han evolucionado más hacia el desarrollo de software en los últimos años?

Sí, hoy John Deere pone más énfasis en el desarrollo de tecnologías de datos y conexión. Hay un sistema que se llama Datos de Soporte Conectados, y con la aplicación My John Deere el cliente tiene todos sus datos en la nube, con información actualizada del campo.

Esto está conectado con las máquinas y ahí se va actualizando toda la información en tiempo real. De ahí se sacan los datos para que las máquinas operen y hagan su trabajo en función de los planes productivos: qué se va a sembrar, cuánto, en qué tipo de campo, cómo es el ambiente, cuántas semillas se van a utilizar en cada parte del campo.

Toda esta información se establece en función de las estadísticas de las zafras anteriores, datos que están en la nube. Las máquinas van a operar considerando esa información procesada y georreferenciada de años anteriores. Esa información le pertenece a cada productor, que la puede utilizar para sus cultivos o incluso si quiere vender el campo, porque cuenta con los datos productivos de cada padrón.

 

¿El desafío del futuro será producir más alimentos con menos recursos?

Sí. John Deere cree que la producción agropecuaria mundial tiene que aumentar, porque el área cultivable es cada vez menor. Así que no solo está la presión de alimentar al mundo, sino también el aspecto de la sustentabilidad, a través de la incorporación de energías renovables. De las mismas áreas y cultivos saldrán alimentos y biocombustibles.

Se necesita hacer cada vez más con menos, y ahí John Deere entra con su propuesta de negocios renovada. Las máquinas son cada vez más grandes, más eficientes y manejan cada vez más información, y así logran una mayor productividad con menor impacto ambiental.

En enero, en Argentina se realizó la entrega técnica del Feller Buncher 903M, el primero operando en el país,

¿Qué importancia tiene para Interagrovial el mercado argentino?

Hace tres años que John Deere nos invitó a participar en el negocio forestal y de maquinaria vial. Manejamos la línea Forestal para toda la Argentina y la línea Movimiento de Tierra en las provincias de Corrientes, Misiones y Entre Ríos. Tenemos una sucursal en Posadas y Concordia y estamos abriendo otras dos, en Corrientes y en Eldorado.

 

¿Qué inversiones tiene proyectadas Interagrovial?

Hemos renovado sucursales, invertido en sistemas, en tratamiento de efluentes de los talleres. Y estamos a punto de inaugurar un centro logístico en Montevideo que nos va a permitir llegar mucho más rápido a todo el país, donde se va a manejar el 80% de las piezas con robotización; se trata de un proyecto de US$ 7 millones.

Las inversiones más importantes de la empresa son en logística y automatización. También hemos invertido muy fuerte en movilidad eléctrica. Somos de las empresas de Uruguay que está más avanzada en eso. Tenemos prácticamente la mitad de nuestro parque automotor eléctrico. Además, invertimos en camiones eléctricos, para la distribución de productos en algunas zonas del litoral.

 

¿En qué otros aspectos se trabaja la sustentabilidad?

Tres puntos de venta son sustentables, con energía solar; uno de ellos es la casa central. Tenemos una fuerte vocación de disminución de la huella ambiental. Si bien aún no tenemos definido el año en que tendremos un mínimo impacto ambiental, vamos en esa dirección, con fuertes inversiones.

Además, estamos trabajando con la ONG Plantatón Uruguay en el programa Juntos por un Uruguay más verde, a través del cual plantamos dos árboles nativos por cada máquina que vendemos. John Deere tiene el objetivo de plantar 1 millón de árboles nativos hasta 2030, y Uruguay es uno de los países que más se comprometió con este programa.

 

¿Qué cosas se hacen bien en otros países y se podrían implementar en Uruguay?

En Uruguay hay un gran debe con los seguros agrícolas. Es algo que los actores de la cadena tenemos que apoyar, para que esas herramientas se puedan desarrollar más. Y el riego podría ser una política de Estado, porque requiere infraestructura, definiciones, leyes; se ha avanzado de forma importante, pero se podría hacer mucho más. Además de ofrecer maquinaria, repuestos y servicios, desarrollaron herramientas financieras.

Sí, en estos últimos cinco años hubo un desarrollo interno de Interagrovial, con un manejo de la cartera de clientes, el desarrollo de servicios financieros, cuentas corrientes, financiaciones propias.

Después desarrollamos el fideicomiso, que nos permitió llegar a clientes chicos  con plazos muy buenos, para que renueven equipos en condiciones que difícilmente conseguirían en un banco. Por otra parte, desarrollamos John Deere Financial en Uruguay. Es un banco de John Deere, que opera en distintos países, y requiere de apoyo del distribuidor. Estamos teniendo muchísimo éxito.

 

Más allá de Interagrovial, ¿en qué invierte Julio Blanco?

Tenemos básicamente inversiones en Uruguay, reinvertimos en el país, esa es nuestra vocación. Tuvimos la suerte de que algunos amigos y clientes nos invitaran a invertir en la obra de participación público privada de Ruta 3 (entre Ruta 1 y San José), donde acompañamos con orgullo a dos líderes de la vialidad uruguaya. En la empresa agropecuaria (Ganadera Barracas), estamos invirtiendo fuerte en subdivisiones, agua en la parcela, bebederos, y apostando fuerte al pastoreo no selectivo, también a la movilidad eléctrica, además de sombra y abrigo para el ganado.

“Cumplir y poner el foco en el cliente” fueron los principales legados que Julio Blanco recibió de su padre, Julio Blanco Durán, quien fundó Interagrovial en 1967. Pero la experiencia en maquinaria agrícola viene incluso de su abuelo paterno, un inmigrante asturiano que había desarrollado el negocio en Soca (Canelones).

La representación de John Deere en Uruguay comenzó en 1984. Desde fines de la década de 1990 y principios de los 2000, la empresa comenzó a ofrecer maquinaria vial; y a partir de 2010 los equipos de cosecha forestal.

Blanco sostiene que ni a él ni a su esposa, María de la Paz, les gustaría vivir en otro país que no fuera Uruguay, porque “las raíces pesan” y “es uno de los mejores países para criar a los hijos”. Tienen cinco, cuatro mujeres y un varón, con edades de 17 a 27 años.

Su familia también es propietaria de la empresa Ganadera Barracas, con campos en Tacuarembó y Canelones, donde trabajan con genética propia, Angus y Hereford, realizan ganadería de ciclo completo y producen toros.

 

John Deere en Argentina | Instalarán tres simuladores para el entrenamiento de operadores y proyectan abrir una nueva concesionaria en Misiones

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.