José Luis Lopetegui, de CAME | “El SIRA autorizó muy pocas LNA, insuficientes para la falta de insumos que urgen a las PyMEs, y crece la angustia por la incertidumbre”

En una entrevista con ArgentinaForestal.com el secretario de Comercio Exterior de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) consideró que “falta creatividad en el gobierno para implementar las medidas. Por la falta de dólares no autorizan la importación de insumos y bienes de capital, y se frene a cientos de empresas. Hay incertidumbre y esto genera angustia en la gente”, sostuvo Lopetegui.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

BUENOS AIRES (21/1/2023).- Son miles las pequeñas y medianas empresas del país que enfrentan diversas situaciones complejas ante la demora del gobierno nacional en el nuevo SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) para dar respuestas a las solicitudes de importaciones de insumos o bienes de capital.. “Están saliendo las aprobaciones de Licencias No Automáticas, pero pocas e insuficientes, esa es la realidad”, dijo el secretario de Comercio Exterior en la CAME, José Luis Lopetegui. 

Desde octubre, a través de una Resolución General Conjunta 5271/2022 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Secretaría de Comercio por la creación del SIRA, se reemplazó del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

“Las PyMEs pasaron de la preocupación a la angustia ante las demoras, pero más aún por la incertidumbre frente a la falta de respuestas a los reclamos”, expresó respecto a la problemática de las importaciones, en una entrevista con ArgentinaForestal.com

Desde la confederación mantienen diálogo permanente con los representantes del Gobierno Nacional. “Nos reunimos, como muchas cámaras empresarias, en mesas de trabajo. Tenemos diálogo, pero no tenemos soluciones. Y eso es lo que necesitamos ante este problema, pero no depende de la CAME sino del Estado Nacional que implementó una medida ante la falta de dólares, pero de octubre a la fecha, a pesar de registrar un 50% menos de declaraciones, hay empresas a las que no han autorizado ni una sola Licencia No Automática”, explicó ante la consulta del medio.

Días atrás publicamos el caso crítico de Industrias Guerra Argentina, como un ejemplo de las consecuencias que implica esta situación para empresas que apostaron al país, donde prácticamente la falta de insumos afecta su proceso comercial y con las demoras están llevando a su paralización. Se trata de una filial de España de maquinaria agroindustrial y equipamientos forestales de más de 30 años en el mercado nacional, y que tenía en carpeta proyectos de expansión en el NEA. “Sin las máquinas que importamos de nuestra casa matriz en España no tenemos equipos para vender, la demora genera altísimos costos operativos y logísticos, estamos sin poder trabajar y en la incertidumbre porque no sabemos ni cuándo ni porqué no se autorizan las solicitudes presentadas, así no se podrá sostener mucho tiempo más esta situación”, explicaba la empresaria Carina Tuñas.

Tal vez te interese leer más : PyMEs acorraladas | Industrias Guerra Argentina paralizada por las demoras en las autorizaciones del SIRA: “Con más de 30 años en el mercado nacional y en pleno proceso de expansión, no podemos trabajar”

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), nuclea a 1.491 entidades del país  y a más de 600 mil Pymes que dan trabajo a 4.200.000 trabajadores registrados. “Como el caso que da testimonio esta empresa (Industrias Guerra Argentina) en su medio, tenemos cientos de llamadas todos los días en la CAME de empresarios que están afectados por la demora en bienes de capital o insumos de los cuales dependen para continuar su proceso de producción. Y ni siquiera estamos hablando de reponer stock, se llegó a una situación extrema para muchas PyMEs que realmente van reduciendo producción y despedirán personal de no revertirse esta situación en forma urgente y en el corto plazo. Y decir esto no es “tirar piedras al gobierno”, esto es lo que está ocurriendo, pero pareciera que algunos funcionarios no toman dimensión, y cuando suceda, será mucho más difícil recuperar una empresa fundida”, agregó Lopetegui.

La realidad es que en CAME están en conocimiento del clima de angustia en cientos de empresas que plantean que “no hay escucha en el Estado Nacional” y se imponen medidas que las perjudican.

Pérdida progresiva de competitividad

Al respecto, el directivo del área de Comercio Exterior consideró que “al gobierno le está faltando creatividad para implementar estas medidas. No debe ser fácil no tener dólares, pero con el SIRA tampoco están otorgando autorizaciones de Licencias No Automáticas (LNA), y en consecuencia se genera otro problema interno en las economías regionales. Esta incertidumbre genera angustia porque las empresas no saben cuándo van a recuperar el dinero invertido, ni cómo enfrentarán este año los egresos que están realizando. Se pierde cada vez más competitividad, no se puede planificar y algunas ni pueden continuar con su producción porque requieren de ese insumo que no se consigue en la Argentina y les frena los procesos. O no pueden vender. Realmente estamos en un cuello de botella, y se percibe claramente la desesperación de los empresarios en estos momentos”, sostuvo Lopetegui.

Para el directivo de CAME, las PyMEs tienen un rol en las economías regionales que es clave tenerlo presente. “Son parte vital de una sociedad, hacen a la eficiencia del sector agroindustrial, foresto-industrial, comercial, textil, metalúrgico, automotriz, tecnológico, todos los rubros son parte de una cadena productiva y todo en su conjunto hace a una Argentina competitiva. Eso es lo que se está dañando con estas medidas mal implementadas, además del riesgo de perderse miles de fuentes de trabajo”, afirmó.

“Hoy se están perdiendo los mejores profesionales de la Argentina, porque se van del país muchos jóvenes que estudiaron y se formaron en universidades prestigiosas que tenemos en todas las provincias. También las empresas de servicios se están instalando en países vecinos, y esto es porque el mundo sigue evolucionando, mientras que la Argentina va perdiendo competitividad. Esto es lo que hay que atender con medidas para revertir la situación. ¿Qué estamos haciendo para que la economía siga fluyendo? Bueno, a eso me refiero cuando considero que a los funcionarios del gobierno les está faltando creatividad en la gestión”, reflexiona Lopetegui.

También cuestionó la falta de una comunicación clara y un plan económico previsible por parte del Gobierno. “Por un lado anuncian la compra de dólares para saldar la deuda externa, entonces a la sociedad le llega un mensaje contradictorio. ¿Hay o no hay dólares?. Esto es lo que le pone mal a la gente. A “Doña Rosa” no le autorizan desde octubre ninguna LNA, les restringen insumos para trabajar y producir, y no dan respuesta sobre los motivos de la demora. Lamentablemente, la solución no depende de CAME, los planteos están realizados por todos los canales posibles pero tampoco nos han dado respuesta al problema que genera la demora del SIRA. Incluso la UIA (Unión Industrial Argentina) también emitió un documento recientemente que refleja la preocupación empresaria sobre este tema”, agregó.

Este martes, desde la Unión Industrial Argentina (UIA) se alertó con un relevamiento que 7 de cada 10 empresas tienen dificultades en el abastecimiento de insumos, lo que podría generar paradas en algunas líneas de producción. La demora en las aprobaciones del SIRA en importación de insumos afecta a fabricantes automotrices, fabricantes de maquinaria agrícola y forestal, fabricantes de muebles y de la industria de la madera, bienes de capital, insumos médicos-sanitarios y agroquímicos, incluso la industria del vino -desde químicos específicos hasta barricas- entre otros.

La agilización de los trámites y autorizaciones dependen de la Secretaria de Comercio Exterior, a cargo de Matías Tombolini, con un seguimiento conjunto con el Banco Central, la AFIP y la Aduana.

El empresario sabe que hay riesgos e imponderables que se presentan, situaciones climáticas, vaivenes de los mercados internacionales, bajo consumo, inflación, con todo están lidiando todos los días desde que abren las persianas del negocio. El problema ahora es que no tiene herramientas para enfrentar la incertidumbre en la que está inmersa la Argentina.

“La sensación de no saber qué decisiones tomar porque no hay información hacia dónde vamos, es lo que genera angustia. Todo esto que está sucediendo en poco tiempo se trasladará a precios finales, y eso lo pagará toda la sociedad argentina. No hay confianza, y todo un país está sufriendo. Si una PyME hoy está solicitando créditos para pagar sueldos e impuestos, es una empresa que no tiene futuro, porque no tendrá como pagar esa deuda si no se trabaja y se produce, Y es el gobierno nacional el que tiene que dar una solución a esta situación”, concluyó el referente de la CAME.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.