Corrientes | Nuevo banco de germoplasma de especies botánicas tropicales y subtropicales del IBONE, CONICET y UNNE

En Corrientes se oficializó la creación del Banco de Germoplasma de Especies Tropicales y Subtropicales (BGCTES), un sitio de preservación de material biológico para la conservación de la biodiversidad.  Alberga las colecciones del Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE, CONICET – UNNE) y de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

 

Fuente: CONICET

 

CORRIENTES (21/1/2023).- En Corrientes se oficializó la creación del Banco de Germoplasma de Especies Tropicales y Subtropicales (BGCTES), un sitio de preservación de material biológico para la conservación de la biodiversidad. Se trata de una de las primeras instituciones de este tipo en la región y funcionará bajo la modalidad de doble dependencia del Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE, CONICET – UNNE) y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

El Banco permitirá al IBONE, una de las instituciones científicas pioneras del Nordeste, seguir consolidándose como referente regional, nacional e internacional en la investigación y conservación de especies vegetales de diversas familias. Sus objetivos serán coleccionar y conservar el germoplasma de especies vegetales, es decir, el material genético que permite su reproducción.

Los bancos de germoplasma son sitios dedicados a la preservación del material biológico. Su objetivo final es lograr la conservación de la biodiversidad a corto, mediano o largo plazo, evitando la pérdida de la diversidad genética causada por factores ambientales, físicos, biológicos, o como consecuencia de las actividades humanas.

Una de las responsables de la creación de BGCTES, sigla con la que desde ahora se conocerá al banco, fue Graciela Lavia, investigadora del CONICET en el IBONE, quien contó que se trata de un proyecto largamente anhelado por la institución, que pudo hacerse realidad tras varios años de trabajo. “Junto con una comisión, hemos trabajado en un marco formal para la gestión y conservación de germoplasma de las colecciones que existen desde hace muchos años en nuestras instituciones y que son el insumo fundamental para nuestra labor científica y docente. Este recurso permite conservar las especies ante numerosas amenazas, como la degradación de los hábitats naturales, los cambios ambientales, la contaminación, la expansión de la frontera agropecuaria, y -particularmente en nuestra región- las sequías prolongadas o los incendios. Todo el material va a poder ser formalmente preservado, además de compartido con otras instituciones, en procesos regulados con estándares internacionales”, destacó.

El BGCTES reúne ejemplares que se han colectado, acondicionado y conservado desde hace varias décadas, con más de 800 introducciones en colecciones de semillas, colección viva en invernáculos, a campo y en condiciones in vitro. Están representados géneros de vegetales de diversas familias, por lo que se trata de material valioso para la diversidad botánica y para la conservación de especies de importancia provincial, regional, nacional y mundial.

Entre las especies que se conservan en el BGCTES se encuentran especies silvestres y cultivadas de los géneros de leguminosas: Arachis y Stylosanthes; gramíneas: Paspalum, Andropogon; variedades de mandiocas (Manihot esculenta), aguaí (Chrysophyllum gonocarpum.) y orquídeas.

De la comisión de redacción del reglamento del BGCTES también participaron otros especialistas del CONICET y de la UNNE, como Ricardo Medina, Andrea Brugnoli, María Hidalgo, María Laura Pérez, Paula Alayón Luaces y Alejandra Ortiz.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.