¿Cómo se diseñó la mayor y más compleja logística para UPM Paso de los Toros en Uruguay?

UMP Paso de los Toros finalizó el proyecto logístico de Cargas Especiales, el más desafiante de la historia forestal de Uruguay. Con más de 7000 viajes desde UPM Fray Bentos hacia UPM Paso de los Toros, 2000 cargas de gran porte, 450 cruces en barcaza y 25 barcos de gran escala, cerraron el proyecto que resultó un desafío enorme, de crecimiento y motivación personal y profesional para todo el equipo.

 

Fuente: UMP Uruguay

 

URUGUAY (13/6/2022).- Desde el inicio de su construcción, UPM Paso de los Toros ha implicado varios retos a la compañía. Entre ellos, la necesidad de trasladar maquinaria, equipamiento y piezas de gran dimensión hasta el centro del país.

El proyecto de cargas especiales, como se denominó internamente, engloba un sinfín de desafíos técnicos, logísticos y de coordinación para que cada pieza llegue en tiempo y forma al sitio de construcción.

El traslado de las piezas comenzó en febrero de 2021 y se extiende por el lapso de un año. El recorrido tiene como punto de partida el puerto de la planta de UPM en Fray Bentos y pasa por las Rutas 2, 24, 25, 3, 20, 4 y Camino El Tala hasta llegar al sitio de construcción de la futura planta.

Fue Mauro Real de Azúa el principal responsable del proyecto de cargas especiales por parte de UPM, y asegura que “hubo que diseñar tal vez la mayor y más compleja logística en la historia de Uruguay y que para ello se despliega un importante operativo de coordinación junto con los inspectores de la Dirección Nacional de Transporte y la Policía Nacional Caminera, involucrando también a las comunidades de la zona”, publica el sitio oficial de UPM en un informe de septiembre de 2021.

 

“El proyecto ha significado una gran evidencia de que en Uruguay se pueden encarar proyectos logísticos de gran envergadura con la participación en conjunto de técnicos, empresas privadas prestadoras de servicios, comunidades rurales y autoridades gubernamentales, todos con un alto nivel de profesionalismo para que juntos se pueda alcanzar el objetivo”. 

Mauro Real de Azúa

Infraestructura vial

UPM encomendó a consultoras internacionales un estudio de todas las posibles alternativas logísticas, contemplando que fuesen viables y tuviesen el menor impacto posible. Una vez analizadas las alternativas y definida la mejor opción, se “presentó el proyecto a las autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la Dirección Nacional de Calidad y Evaluación Ambiental (DINACEA, ex DINAMA) para su evaluación y autorización”, cuenta Real de Azúa.

La coordinación con actores públicos y privados fue una de las tareas que asumió Alejandro Tejada, Gerente de obras civiles regionales de UPM: “Mi rol fue de coordinación entre distintas áreas como ingeniería, permisos, dirección de obras y transportistas; pero muy especialmente con los organismos estatales”.

Alejandro señala esta matriz de interesados tan amplia y variada como uno de los principales desafíos. “Debimos hacerlos parte de nuestro proyecto alineando expectativas con un fin común: realizar el transporte de manera segura y generando el menor impacto posible. Destaco la participación y el apoyo técnico del MTOP y sus regionales departamentales, DINACEA, Dirección Nacional de Hidrografía, UTE, AFE y actores privados como propietarios de campos o concesionarios de rutas”.

El corredor vial se definió en conjunto con el MTOP y UPM fue responsable de realizar una serie de mejoras en infraestructura vial que incluyeron la construcción de 28 bypasses, el acondicionamiento de rutas y caminos, y la mejora de puentes. Entre las obras realizadas, Real de Azúa destacó los bypasses de la ciudad de Young, arroyo Don Esteban y arroyo Grande; así como también el ajuste de altura de todas las líneas eléctricas que cruzan a las rutas del corredor vial.

Según Mauro, uno de los mayores desafíos logísticos y tecnológicos fue la solución para cruzar el río Negro. “Como no se permite el cruce de las piezas por la corona de la represa hidroeléctrica de Baygorria, tuvimos que construir dos muelles en el embalse de la represa y utilizar una barcaza autopropulsada especialmente diseñada para soportar el peso y las dimensiones de las piezas”, indica.

La logística portuaria como eslabón clave

Las tareas en torno al proyecto implican no solamente el traslado de las piezas desde Fray Bentos hasta Paso de los Toros, sino también una gran coordinación en el arribo e ingreso de las piezas a Uruguay. Aquí es donde entra Clara Viazzi al proyecto.

Viazzi trabaja en el equipo de compras de UPM y desde el inicio se enfocó en la logística de entrada de materiales e insumos para la producción y el mantenimiento de la planta en Fray Bentos. Hoy es responsable también de coordinar el arribo de las piezas para la futura planta desde el exterior del país y hacerlo en conjunto con operadores aduaneros, equipos de seguridad, puerto y el área de comercio exterior. “Fui aprendiendo y conociendo una logística que jamás había tenido la oportunidad de conocer. Para mí es un desafío enorme, es crecimiento y motivación personal y profesional”, sostiene.

Al momento han arribado más de diez barcos con piezas que van desde las 2 a las 210 toneladas, como es el caso de un tanque de agua de 39 metros de largo, 6,6 de ancho y 6,5 de alto. Esta pieza arribó en mayo en el barco llamado “Emerald” con una operativa de descarga de 3 a 4 días. La llegada de estos barcos implica el trabajo de muchas personas como estibadores, gruistas, personal de seguridad, control de calidad y estado de la carga, despachantes, personal de administración técnica y quienes apoyan indirectamente para que todo funcione de manera ordenada.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *