Deforestación: denunciaron ante la Corte de Justicia de la Nación la “sistemática violación de la Ley de Bosques” en Chaco

Este jueves, la ONG Greenpeace presentó ante el máximo tribunal una denuncia por “la sistemática violación de la Ley de Bosques en Chaco”, presentación que llegó el mismo día de la visita del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a la provincia, Juan Cabandié. También la organización civil “Somos Monte Chaco” elevó un documento al ministro para denunciar daños ambientales, entre otros cuestionamientos a la gestión del gobierno provincial por lo que está ocurriendo con los bosques nativos en pandemia por coronavirus.

Fuente: con información de Data Chaco y Somos Monte Chaco 

 

CHACO (10/6/2021).- En el marco del amparo judicial en representación de los menos de 20 yaguaretés del Gran Chaco Argentino, Greenpeace denunció ante la Corte Suprema, “nuevos hechos, acciones y omisiones que evidencian la sistemática violación a la Ley Nacional de Bosques (26.331) en la provincia de Chaco”.

“Gran parte de las zonas desmontadas coinciden con el territorio y hábitat del yaguareté, poniendo cada vez más en riesgo su supervivencia”, subrayaron.

“Los científicos estiman que en Argentina el territorio del yaguareté quedó recluido en los últimos dos siglos a tan solo un 5% de la superficie original y en la región chaqueña está al borde de la extinción. A pesar de haber sido declarado Monumento Nacional no se está protegiendo su hábitat, que es continuamente arrasado por las topadoras para ampliar la frontera agropecuaria, lo que pone en serio peligro su subsistencia. Al violar la Ley de Bosques, el gobierno del Chaco es cómplice de este ecocidio, que implica más cambio climático, inundaciones, enfermedades, desalojos de campesinos e indígenas y pérdida de biodiversidad”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

La medida cautelar presentada hoy por la organización ecologista a la Corte Suprema de Justicia de la Nación solicita “el inmediato cese provisional” de cualquier tipo de actividad de desmonte, al advertir “la pérdida de 7.811 hectáreas de bosques nativos en la provincia entre los meses de noviembre de 2020 y abril de 2021, encontrándose vigente el fallo de la Justicia chaqueña que suspendió los desmontes. Paralelamente, y contrariamente a lo establecido por dicho fallo judicial, el gobierno provincial convocó a la realización de audiencias públicas durante el mes de junio del presente año para autorizar Cambios de Uso de Suelo (desmonte) en 8 fincas”, cuestionaron.

“En este preocupante marco, donde la deforestación (con y sin permisos) no cesa ni con fallos judiciales, el gobierno de Chaco decidió avanzar con la actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), para lo cual convocó a la participación de talleres en distintas localidades durante el mes de junio, a pesar de las restricciones a la circulación y a actividades por la pandemia de COVID-19, y la falta de conectividad a Internet de sectores claves para la discusión sobre lo que se realizará en sus territorios, como indígenas y campesinos”, agrega la presentación de Greenpeace.

 

Cabandié visitó Chaco

Este mediodía, el gobernador Jorge Capitanich recibió al ministro Cabandié en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, donde trataron:

  • La actualización del ordenamiento territorial de nuestros bosques nativos.
  • El proyecto de un Fondo Verde con emisión de bonos verdes y bonos de carbono que compensen los servicios eco-sistémicos de los bosques.
  • La creación del Parque Ambiental en el Área Metropolitana para el tratamiento de residuos, su separación desde el origen, el reciclaje y la reutilización.
  • Visita a la laguna El Palmar ubicada entre Las Palmas y La Leonesa. El objetivo es crear un nuevo parque nacional que permita dar a conocer la riqueza de nuestras reservas de biodiversidad.

“Queremos posicionar al Chaco como núcleo de los servicios ecosistémicos para la región y el mundo”, afirmó el gobernador Capitanich.

La carta de SOMOS MONTE CHACO

Desde la organización Somos Monte Chaco comunicaron su malestar al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación «por los gravísimos hechos que están ocurriendo» en la provincia. «Con una muestra de total irresponsabilidad y falta de humanidad, en el medio de una segunda ola de coronavirus, que nos obliga a estar en casa, el gobierno provincial convoca a talleres públicos para hablar del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos», denuncian.

«Por todo lo expresado en el documento que presentamos, pedimos al ministro del Ambiente de Nación un proceso de actualización que garantice verdaderamente la participación de la sociedad en los tiempos y forma que correspondan, y que cumpla con las leyes ambientales existentes», reclama la organización a poco más de un mes de la entrada en vigencia del Acuerdo de Escazú.

Greenpeace se sumó al reclamo al Ejecutivo nacional por la situación en esa provincia. «La actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos no puede realizarse al mismo tiempo que se propicia la deforestación; y debe hacerse mediante un proceso realmente participativo cuyos objetivos sean el fin de los desmontes, el manejo sustentable y la restauración de los bosques nativos», sostienen en una nota enviada ayer a Cabandié.

Asimismo, reclaman que se penalicen las actividades de tala del bosque nativo y piden la «urgente» intervención de la cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible para preservar esos ecosistemas.

 

Juan Cabandié
Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación
CC: Ma rtín Mónaco
Director Nacional de Bosques

De nuestra mayor consideración:

Por la presente, manifestamos nuestra enorme preocupación por los gravísimos hechos que están ocurriendo en nuestra Provincia respecto a la mala gestión de los bosques nativos y el incumplimiento de los derechos ambientales, desconociendo la actual crisis climática-sanitaria que atraviesa el planeta.

Circuló recientemente una serie de tweet desde la cuenta oficial del Gobernador de la Provincia en los que se habla de una reunion “para la presentación final de la actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos”. Los mismos muestran un mapa de OTBN distinto al actual, sin especificar de que se trataría.

Queremos aclarar:
1) El mapa mostrado no cuenta con el aval de un real proceso participativo, no han participado comunidades indígenas ni campesinas, que viven en las zonas de bosque, imposibilitadas por el grave riesgo sanitario de la segunda ola del covid-19 como ha sido denunciado en varias oportunidades.

2) Tampoco cuenta con justificación técnica: el mapa en cuestión no ha salido de ningún debate técnico, ni del Consejo Ambiental, que es el órgano encargado por decreto de llevar adelante la realización del OTBN, entendemos que fue propuesto unilateralmente por el Ministerio de Producción.

3) El área amarilla destacada con un borde verde en el mapa coincide con la de los predios recategorizados irregularmente a partir de 2013 y frenados por la movilización pública en el 2019. Este detalle, junto a las reiteradas afirmaciones hechas por los funcionarios en reuniones oficiales acerca de la posibilidad de un OTBN REGRESIVO nos ponen en alerta.

4) El mismo mapa mantiene la categoría verde de bosques desmontables, en dirección opuesta a lo que Usted planteó en estos años y sin considerar lo que expresaron miles de personas que firmaron en estos meses una petición para prohibir los desmontes.

 

5) No vemos razones para apurar un proceso de actualización y querer terminarlo en agosto, así como declararon las autoridades, en este contexto de pandemia. La única justificación ofrecida hasta ahora, es la necesidad de volver a habilitar los desmontes actualmente suspendidos por ley, necesidad que consideramos engañosa en cuanto las autoridades tienen las herramientas para poder garantizar el aprovechamiento racional de los bosques al mismo tiempo que se realice el proceso de actualización.

6) Resulta muy grave que, pese a estar vigente una medida judicial que ordenó desde octubre del 2020 la suspensión de los desmontes, esto no se hizo efectivo y se desmontaron hasta ahora más de 7.000 hectáreas desobedeciendo a lo dispuesto por la Justicia.

Desde Somos Monte, hemos brindando información certera acerca de estas y muchas otras irregularidades cometidas en estos años, denunciandolas públicamente, mediáticamente, en sede judicial e incluso en el Consejo Ambiental, pero no hemos conseguido respuestas o estas fueron esquivas e incompletas.

Frente a este escenario solicitamos su urgente participación en calidad de Autoridad garante de la Ley de Bosques y en el marco del Acuerdo de Escazú, para que la Provincia de Chaco respete seriamente los compromisos asumidos con la Nación y con los organismos internacionales durante todos estos años, redundando en un daño para la credibilidad del País entero.

Por un Chaco libre de desmontes, atentos saludos,

SOMOS MONTE CHACO

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *