Las exportaciones de trozas de coníferas desde países de las Américas se dispararon un 35% en el primer semestre de 2020

Gregorio Aznarez, gerente regional de China National Forest Products (CFPC) para las operaciones de América del Norte y Sur, realizó un análisis del comportamiento del mercado internacional respecto a las exportaciones de rollos de madera desde América del Norte y América del Sur durante el primer semestre del 2020. En contacto con ArgentinaForestal.com  el especialista aportó su visión respecto a la rentabilidad del negocio forestal en el país que afecta a toda la cadena foresto-industrial y sobre la iniciativa en Misiones de estudiar costos de la materia prima de los subproductos de Chip y Raleo y determinar en un plazo de 60 días un precio mínimo o de base en el mercado ante el “desequilibrio” por el excedente sin aprovechamiento industrial en la región.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

ESTADOS UNIDOS Y ARGENTINA (13/8/2020).- El Covid-19 impactó en forma negativa en las cadenas de suministro de numerosos sectores en todo el mundo. Sin embargo, las exportaciones de productos forestales de coníferas a China se han mantenido fuertes durante la primera mitad de 2020 para las regiones de América del Norte y del Sur.

“A pesar de la pandemia por coronavirus, las exportaciones de trozas de coníferas a China aumentaron un 35% durante el primer semestre de 2020 (primeros seis meses del año) desde América del Norte y del Sur. Este repunte fue el resultado de un cambio temporal en la estrategia de compra desde China para dicho producto, ya que otros proveedores importantes, como Nueva Zelanda y Europa, se encontraban en medio de restricciones impuestas por los gobiernos locales ante el Covid-19”, explicó Gregorio Aznarez.

Las exportaciones de trozas de pino SYP (Southern Yellow Pine en EEUU se denomina a un conjunto de especies que incluyen el pino Taeda y Elliotti, principales especies forestadas en la Mesopotamia Argentina), aumentaron un 25% durante los primeros seis meses del año.

“Aunque otros proveedores importantes de coníferas en el mundo, estaban atravesando restricciones en sus exportaciones por el Covid-19 (Nueva Zelanda por ejemplo), este aumento se explica principalmente por el cese de los aranceles impuestos por el gobierno chino a los productos forestales de Estados Unidos (EE. UU.)”, analizó el profesional.

“China permaneció con serias restricciones por el Covid-19 luego del acuerdo comercial “Phase 1” firmado entre China y Estados Unidos, por lo que no hubo un impacto significativo en las exportaciones de trozas de pino desde la Costa Este entre enero y marzo, pero, para el segundo trimestre de 2020, fue el período de exportación más activo para los exportadores estadounidenses desde 2016”, precisó.

 El Puerto de Savannah fue, una vez más, el puerto que manejó más volumen con 22.500 “TEUs” unidades de contenedores equivalentes a veinte pies, un aumento del 21 por ciento, en los primeros seis meses del año.

 

América del Sur se abrió a las exportaciones de trozas de pino

Producto de la sobre oferta de trozas desde Europa, las exportaciones de pino desde América del Sur a China habían bajado sensiblemente, por lo que principalmente los exportadores uruguayos se concentraron la mayor parte de los últimos seis meses de 2019 en desarrollar el mercado de la India. “Durante ese período, las exportaciones de Uruguay aumentaron al volumen inédito de 140.000 metros cúbicos, abriendo un nuevo mercado para las trozas de pino desde América del Sur. Debido al tamaño del mercado y las restricciones del gobierno en medio de Covid-19, el mercado de India se cerró por completo a principios de 2020”, analizó Aznarez.

Ante estas restricciones, indicó que los exportadores respondieron rápidamente para satisfacer la demanda de China y aumentaron sus exportaciones en un 65% durante los primeros seis meses de 2020 en comparación con los últimos seis meses de 2019. “Este aumento fue impulsado por Uruguay que exportó casi tres veces el volumen durante el primer semestre de 2020 en comparación con los últimos seis meses de 2019”, precisó.

En tanto, en el caso de las exportaciones desde la Argentina, el primer semestre de 2020 evolucionó respecto al mismo período de 2019 en cuanto a las toneladas. “Argentina ha tenido un crecimiento sustentable de las exportaciones de trozas de pino a granel. Cabe resaltar que debido a la ubicación geográfica de las principales zonas forestales del país y la ubicación de los puertos transoceánicos, la logística interna juega un papel importante en la cadena de valor forestal”, remarcó el especialista en Mercado Internacional.

Menores costos de flete marítimo y logística interna, combinados con una buena capacidad de cosecha y suministro, el transporte por camión y la infraestructura portuaria, fueron factores que  hicieron posible que los exportadores aprovecharan esta oportunidad.

En conclusión, para Gregorio Aznarez la pandemia Covid-19 ha tenido un impacto negativo en las cadenas de suministro de numerosos sectores industriales en todo el mundo en los últimos meses, pero no así el mercado de productos forestales.“Muchos productos básicos vieron reducido el comercio como resultado de la reducción de la demanda, el cierre de instalaciones de fabricación para proteger a los trabajadores, etcétera. Sin embargo, un sector que se ha mantenido fuerte durante el período inicial de la pandemia son las exportaciones de productos forestales de madera blanda a China. En CFPC, nuestras exportaciones de trozas de pino y madera aserrada de las Américas a China aumentaron a 450.000 metros cúbicos durante el primer semestre de 2020”, finalizó.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *