El acuerdo con los bonistas, necesario pero no suficiente

Análisis de Sebastián Sansevero (*)

 

ARGENTINA (11/8/2020).- Finalmente se llegó a un acuerdo con los bonistas, para la Argentina era muy importante que se lograra un arreglo, teniendo en cuenta, todos los problemas macro económicos que atraviesa nuestro país (crisis cambiaria, económica, sanitaria, déficit fiscal, desocupación, baja del PBI, etcétera).

El acuerdo ayuda a que la economía no empeore, si no se llegaba a tener un resultado favorable todas estas dificultades iban a ser más difíciles aún de solucionar, por lo que, para nuestro país fue una buena noticia, y el primero en reaccionar fue el mercado financiero con subas de Acciones y Bonos.

Argentina ha dado un primer paso, uno de los principales y más difíciles de negociar, que fue lograr acordar con los Bonistas y reestructurar bonos bajo la ley extranjera por unos USD 66.300 millones, en títulos emitidos en el exterior.

En segundo lugar, y a mi criterio, uno de los mas accesibles, fue la reestructuración de la deuda del Estado Nacional instrumentada en títulos públicos en dólares emitidos bajo ley local, algo de USD 42 mil millones de dólares, por el cual el gobierno ya logro oficializar su reestructuración. Esto implica un alivio en pagos por casi USD 20.000 millones hasta el año 2030.

El siguiente paso y quizás el más difícil, es el acuerdo de reestructuración de deuda vigente con el FMI, ya que va a exigir un cronograma Fiscal y un Plan Económico, algo que hasta el momento no se ha dado a conocer.

El arreglo con los bonistas implicó para la Argentina evitar litigios por parte de los (Holdouts) en Nueva York, producto del default, y que serian un problema mayor para nuestro país y nuestra economía futura.

Otros de los beneficiados con el acuerdo, es el sector privado, quien tiene vencimientos de obligaciones de deuda, en el corto plazo y que para afrontarlos necesitaría pedir dólares al Banco Central, tras el acuerdo, las empresas podrán salir nuevamente al mercado, y obtener financiamiento necesario para cumplir con sus obligaciones y llevar adelante proyectos de inversión, necesarios para reactivar la economía, en el mediano y largo plazo.

En este momento los commodities, están en sus valores más bajos de los últimos años, pocas reservas en el BCRA, y además no podemos tomar deuda con organismos de créditos internacionales, por lo tanto la Argentina necesita cuanto antes un plan económico creíble que proyecte el crecimiento y las inversiones, ordenar su economía, trabajar para crear ingresos de divisas y reservas, recuperar el crédito y financiamiento externo, diseñar e incentivar programas de desarrollo de exportaciones, reordenar cuentas públicas (Programas sostenibles para bajar el déficit fiscal), modificar leyes (Laborales, Tributarias, Previsionales ).

Necesitamos reglas claras para generar confianza y volver a los mercados internacionales.

En conclusión, entendamos que si bien fue positivo el arreglo con los bonistas, para que no empeorara la situación del país, era una condición necesaria, pero no suficiente. Se ha dado un paso muy importante, para resolver la crisis, seamos optimistas y esperemos que se continúe por el buen camino.

 

 

 

Por Sebastián Sansevero (*)

@SebastianSanse1

DAVALOS&ASOCIADOS
Operador Mercado de Capitales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *