En Paraguay también en la pandemia se disparó la venta de madera: FEPAMA informó que son “muchas las industrias que trabajan al máximo de su capacidad”

Si bien la pandemia del COVID-19 tiene un impacto muy fuerte en la economía de la región, en el sector maderero la emergencia sanitaria en Paraguay tuvo un efecto contrario que se ve reflejado en el notable aumento de las ventas que tiene a muchas empresas trabajando al máximo de su capacidad, indican desde la Federación Paraguaya de Madereros (FEPAMA).

 

PARAGUAY (5/8/2020).- Si bien la pandemia del Covid-19 tiene un impacto negativo muy fuerte en la economía de nuestro país, en el sector maderero la emergencia sanitaria tuvo un efecto contrario que se ve reflejado en el notable aumento de las ventas que tiene a muchas empresas trabajando al máximo de su capacidad.

“Es que el cierre de fronteras también incidió en la reducción drástica del contrabando, lo cual generaba una competencia desleal con las empresas nacionales”, según explicaron miembros de la Federación Paraguaya de Madereros (FEPAMA).

Por ejemplo, en la “Capital de la Madera” en Caaguazú, las ventas de muebles de todo tipo tuvieron un repunte significativo, reactivando muchas carpinterías que antes estaban semi paralizadas, lo que su vez deriva en una mayor demanda de materia prima.

“Muchas empresas no están pudiendo dar abasto a esta gran escalada que se tiene en las ventas, la verdad es que el sector se reactivó y está trabajando a máxima capacidad”, afirmó el presidente de la Asociación de Madereros y Afines de Caaguazú, Osvaldo Ríos.

El dirigente significó que esta situación genera un buen movimiento comercial en toda la zona y que de esta manera queda demostrado que el contrabando es el principal flagelo que atenta contra las industrias nacionales.

Situación similar se tiene en la zona de Itapúa, donde el señor Néstor Goralewski, informó que los depósitos de madera mejoraron notablemente sus ventas debido a que no entra más muebles del Brasil, siendo el principal producto comercializado el machimbre de Pino.

“Acá en la zona tenemos como 20 empresas, de no vender nada hay aserraderos que hoy no dan abasto, la preocupación de ellos ahora es que cuando se levanten las restricciones, se volvería a tener el mismo problema de siempre si es que no se toman las medidas adecuadas”, concluyó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *