Embajadores de la Selva Misionera: guardaparques guiaron a estudiantes de primaria de Puerto Pirámide, de Península de Valdés, en un atractivo recorrido por las áreas naturales

Del 25 a 31 de agosto, visitaron parques nacionales y provinciales, reservas privadas, sitios culturales y turísticos de la provincia, un grupo de 6 estudiantes de primaria y dos docentes de la Escuela N°87 de Puerto Pirámide, un pequeño pueblo de la reserva natural de Península de Valdés (Chubut). Los guardaparques provinciales oficiaron de “Embajadores de la Selva Misionera”, en el marco del programa del GEA (Grupo de Educación Ambiental Zona Norte), y lograron un enriquecedor intercambio educativo, contando con el apoyo solidario de empresas e instituciones para un atractivo itinerario que permitió dar a conocer el valor ambiental de la naturaleza misionera.

Por Patricia Escobar

 

MISIONES (2/9/2019).- Con la guía de voluntarios del Cuerpo de Guardaparques, en el marco del programa del GEA (Grupo de Educación Ambiental Zona Norte) un pequeño contingente de estudiantes que están terminando la escuela primaria N°87 en el Sur del país, concretaron su viaje para disfrutar y conocer en terreno las principales áreas naturales de la provincia de Misiones y la biodiversidad que ofrece la conservación de la Selva Misionera.

Durante la semana del 25 al 31 de agosto, por medio de una red solidaria que se formó, liderada por guardaparques del Ministerio de Ecología, cedieron tiempo de su actividades personales y dispusieron de los recursos posibles para organizar la visita del contingente de niños (4) y niñas (2) acompañados de su maestra Estela Quiroga y la profesional auxiliar Florencia Juarez.

El curso de 6to grado, terminará este año la escuela primaria en Puerto Pirámide, el único pueblo dentro de la reserva natural Península Valdés (Chubut). Viven en uno de los sitios paisajísticos más bellos de la Argentina, bajo la categoría de área protegida y declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, pero con un bioma totalmente diferente a la Selva Misionera, ya que su naturaleza se caracteriza por disfrutar de las ballenas, pingüinos, lobos marinos,  médanos y abiertos al Océano Patagónico.

El contacto con los guardaparques se inició tras el encuentro de Astroturismo que se organizó algunos meses atrás en la reserva Natural Yateí del Corredor Foerster – Urugua-í en el municipio Comandante Andresito, por iniciativa del Ministerio de Ecología en conjunto con instituciones de investigación, reservas privadas y turismo de toda la región. “Del encuentro participó la vice-intendente de Colonia Pellegrini, Corrientes, quien al conocer el trabajo en terreno de los guardaparques de la provincia y las áreas naturales de la provincia de Misiones, compartió la historia del interés de este grupo de niños y niñas del sur del país que habían realizado una investigación escolar de los diferentes biomas naturales de la Argentina y expresaban, en conclusión, que el lugar que les gustaría conocer era la Selva Misionera, muy diferente a la naturaleza y áreas protegidas de su provincia”, explicó el guardaparque Evaristo Sosa (San Pedro), en la entrevista con ArgentinaForestal.com

Las distancias y los costos logísticos hacían inviable para la escuela y los padres de los estudiantes concretar el largo viaje a Misiones, por lo que surgió de la solidaridad de guardaparques voluntarios del GEA Zona Norte organizarse para proponer un itinerario con el apoyo del organismo provincial y ser los “Embajadores de la Selva Misionera” para la visita de los estudiantes sureños.

La iniciativa hizo posible que vivan la experiencia ambiental en la Selva Misionera, con una actividad que incluyó descubrir la belleza del “Cielo Guaraní” dentro de las áreas naturales protegidas de Misiones.

“Uno de los estudiantes del grupo presentaba una discapacidad que requería de una silla de ruedas permanente. Su papá nos planteó como un problema, pero con los guardaparques logramos conseguir y adaptar una silla de ruedas que le permitió circular por los senderos de las áreas naturales visitadas, por lo que no fue impedimento incluir en los paseos al estudiante”, contó Evaristo con el entusiasmo que lo caracteriza.

Enriqueciendo experiencias naturales

“Este fin de semana partieron de regreso a su destino hacia Península de Valdés desde Puerto Iguazú, después de haber realizado seis días de recorridas por las principales áreas naturales de la Selva Misionera, visitando lugares históricos y culturales, como las Ruinas Jesuíticas en San Ignacio”, indicó Sosa, detallando en parte el itinerario realizado para los pequeños visitantes.

El tours preparado incluyó desde el Parque Nacional Iguazú, las Cataratas y el paseo ecológico que ofreció Iguazú Jungle; el Refugio de Fauna Silvestres Güirá Oga, La Aripuca Iguazú, y el Jardín de Los Picaflores. En San Ignacio, realizaron dos días de actividades, visitando las Ruinas Jesuíticas, el Parque Provincial Teyú Cuaré, y actividades turísticas en el Club del Río. En Santa Ana fueron al Parque Temático de la Cruz y mariposario, siguiendo el plan de viaje hacia Aristóbulo del Valle, para realizar actividades en el PP Salto Encantado del Valle del Cuña Pirú.

Retomando camino después, nuevamente hacia el norte de la provincia, para visitar las áreas naturales del PP Puerto Península en Andresito, y el PP Urugua-í, con un itinerario que incluyó la visita a las Minas de Piedras Preciosas de Wanda, siguiendo hacia el ecoducto, un aula satélite en Paraje Tres Leones, de la Escuela N°707; hasta llegar al Corredor Biológico Urugua-í Foerster, para pernoctar en la reserva privada Yateí, donde realizaron la observación astronómica del Cielo Guaraní.

 

Una red solidaria

La excursión fue posible por la colaboración de personas, empresas e instituciones, que en forma solidaria conformaron una red que permitió a los chicos conocer las ANP de la mano de los guardianes de la Selva Misionera.

El mapa de ruta realizado fue atractivo desde lo educativo y turístico. El grupo arribó el domingo 25 de agosto en Puerto Iguazú y regresó este sábado 31 de agosto a su destino en Puerto Pirámide, un pueblo pequeño de alrededor de 500 habitantes, en Península de Valdés. “Este grupo de chicos de 11 años, son los únicos del pueblo de esta edad y en el nivel primaria, realmente es muy pequeño”, acotó Evaristo, uno de los guías y coordinadores del recorrido, que estuvo acompañado por Víctor Zemunich, Intendente de Zona Norte.

Pero en cada uno de los parques y reservas se sumaban nuevos voluntarios para atender a los pequeños visitantes. Los traslados y logística con el apoyo de Ecología y Turismo, además de las autorizaciones correspondientes. “La verdad que tenemos para agradecer a muchas personas por sumarse en aportar desde pases libres hasta ayuda económica para lograr el objetivo.  Jorge Anfuso, Leandro Castillo, o Alejandro Sommer, de la Asociación Misionera de Astronomía Aficionada-Cielo Guaraní brindó la charla de Astronomía con la cosmovisión Guaraní. La gentileza de Iguazú Jungle que ofreció el paseo ecológico en el Parque Nacional Iguazú, o los propietarios de reservas privadas como Yateí o el Club de Río con el alojamiento para los chicos. La empresa Awasi colaboró con combustible y la AGUMIS (Asociación de Guardaparques de Misiones) con mercadería para las comidas de la semana de viaje”, mencionó Evaristo, entre algunos de los tantos que se sumaron a la propuesta.

Entre los guardaparques voluntarios en el itinerario realizado, colaboraron también Chito do Santo, Cesar Nuñez, Víctor Soutus, Norberto Olivera, Ricardo Escobar, Oscar Iansat, Fabio Malosh, Clara Gónzalez y Omar Barrionuevo, entre otros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *