Falleció Yolanda Ortíz, la primera autoridad ambiental al crearse la Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Argentina y también la primera mujer en ejercer ese cargo en Latinoamérica

Una pionera de las causas ambientales que pasó a la historia de la política ambiental de la Argentina, con el máximo reconocimiento por su compromiso, pasión y lucidez en la causa ambiental. Fue nombrada en el gobierno del Presidente Juan Domingo Perón en 1973, convirtiéndose así también en la primera mujer en ejercer ese cargo en Latinoamérica, y una de las primeras a nivel mundial. “La educación es el mayor valor estratégico para el desarrollo sustentable”, señalaba en cualquiera de los ámbitos académicos y de la ciencia donde fuera invitada a compartir su visión y experiencia.

Por Patricia Escobar

BUENOS AIRES (23/6/2019).- El ambiente está de luto. Falleció este sábado 22 de junio de 2019, a los 94 años. Nació en Tucumán, pero era una ciudadana de la patria grande, por la toma de conciencia, legislación y gestión ambiental que supo llevar adelante, y que genera en muchos ambientalistas “un orgullo Argentino”.

El General Juan Domingo Perón, quien fue uno de los pocos líderes mundiales en percibir la crisis ambiental que se avecinaba ya a principios de los 70’ y que fue reflejada en su visionario “Mensaje a los Pueblos y Gobiernos del Mundo (1972)”, la eligió. Yolanda fue, además la única mujer de aquel gabinete y la historia de la política argentina la recordará como una pionera en las causas ambientales.

Era doctora en Ciencias Químicas de profesión, una auténtica mujer de ciencia. Creó el Consejo Federal del Medio Ambiente, donde estaban representadas todas las provincias. Y hay quienes aseveran que su principal y gran innovación fue incorporar la perspectiva ambiental en la industria. En los últimos años, presidía una ONG ecológica y era asesora ad honorem en la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable y del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

Durante su gestión se comenzó a idear el COFEMA. Yolanda residió 6 años en Venezuela para exiliarse luego del fallecimiento de Juan Domingo Perón, al regresar a la Argentina formo la Organización No Gubernamental CAMBIAR la cual se dedicó a la educación ambiental.

En febrero de 2009, el COFEMA rindió un homenaje a la trayectoria de Yolanda Ortiz, por haber sido la primera secretaria de Medio Ambiente que tuvo la Argentina y Latinoamérica, en 1973.

En 2017 se le había rendido homenaje en el Palacio del Congreso de la Nación Argentina donde se le otorgó la Mención de Honor por su trayectoria, el mayor reconocimiento de la Cámara de Diputados de la Nación.

El secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, a través de su cuenta oficial de Twitter expresó: “Bendita sea la memoria de Yolanda Ortíz. Una persona sabia, de mucho compromiso con el área. Su legado se mantendrá siempre vivo”.

Desde el PNUD Argentina expresaron en “en Memoria a Yolanda Ortiz, primera Autoridad Ambiental en Argentina y la primera mujer en ejercer ese cargo en Latinoamérica. Yolanda, continuaras presente en cada uno de los pasos que demos por el Ambiente y el Desarrollo Sostenible”.

“Una divulgadora incansable de la Carta ambiental a los Pueblos de Perón hasta entre las propias filas de la militancia justicialista. Nos deja sus enseñanza y su enorme voluntad de vida y militancia. Hasta siempre Yolanda!”, expresaron desde la organización Educadores Ambientales en Red

 

Sentida despedida en las redes

Hasta donde le dieron las fuerzas, Yolanda Ortíz, asistía a encuentros y debates que tuvieran que ver con los recursos naturales. Recordada como “la ambientalista de Perón”, en las redes sociales durante toda la jornada fueron expresando sentidas palabras de despedida:

“Falleció la querida Yolanda Ortiz, ex Secretaria de Ambiente del General Juan Domingo Perón, que supo resumir lo femenino de lo ambiental, el amor a la naturaleza , y la férrea defensa en la convicción de sus ideas sin alterar su tono ni estilo, propio de su enorme sabiduría y calidez. Que la Pacha Mama te alumbre en cada luminoso y generoso amanecer entre tus montañas preferidas, como mejor homenaje a tu estancia en esta vida”, expresó al dar a conocer la noticia, Homero Bibiloni.

El Centro de Concientización Ambiental de Machagai, en Chaco, lleva su nombre y ella estuvo presente  para la inauguración. Volveremos a encontrarnos compañera, expresó  Héctor Justino Vera.

El ministro de Ecología de Misiones, Juan Manuel Díaz, expresó: “Se fue una vanguardista de la causa ambiental y del rol de la mujer a principio de los años 70 en que fue designada Secretaria de Ambiente de la Nación por el presidente Juan Domingo Perón. Siempre te recordaremos querida Yolanda Ortiz”.

Silvia Kloster: “Ayer nos dejo físicamente, pero quedan para aquellos que tuvimos la bendición de conocerla y escucharla sus ideales claros, valientes e inteligentes.Dios te tenga ante su presencia Yolanda!!!

Charly Alberti: “El ambientalismo está de luto. Hoy despedimos a Yolanda Ortiz, una mujer brillante, pionera en la defensa del Medio Ambiente. Nos acompaño en R21 desde el 2014 como miembro Honorario. Su enorme legado seguirá presente en todos nosotros”.

Javier Corcuera: “Se fue Yolanda Ortiz. Un ejemplo de que el peronismo pudo tener ambientalistas comprometidos con la sociedad, con su vocación política y a la vez, técnicamente sólidos. Generosa con sus pares. Hoy, difícil de encontrar. Compartimos varias charlas lindas”.

“Escucharla era emocionarse y entender el significado real de la madre naturaleza ha dejado enseñanzas valiosísimas para los que trabajamos en defensa del derecho a un ambiente protegido digno para todos”, señalaron otros. “Una institución en lo ambiental”, se repetía entre los mensajes de condolencias.

Emilia Yélamos, desde Tucumán: “Toda tu vida la dedicaste a cumplir tus sueños de defensa de un ambiente más amigable con las personas, sin que ser mujer sea un impedimento sino una herramienta de poder. Te querré siempre, con la admiración del primer día que sin conocerme me abriste tu puerta para ayudarme con la humildad que solo se reserva para los grandes. Descansa amiga”.

Sus últimas entrevistas

Siguiendo la utopía de la sustentabilidad : “Hace falta una revolución mental”

 

Página 12 / Año 2013

YOLANDA ORTIZ, PIONERA DE LAS “POLITICAS VERDES” EN ARGENTINA Y LATINOAMERICA: “Los temas ambientales son ante todo cuestiones económicas”

 

La Gazeta / Año 2016

Yolanda Ortíz: “Necesitamos una revolución mental para luchar contra la contaminación”

 

Edición del Jueves 11 de junio de 2009

Yolanda Ortiz y sus recuerdos de un Perón ecologista – Política | Economía Política

ENTREVISTA A UNA PIONERA EN LA GESTIÓN ESTATAL DEL MEDIO AMBIENTE

Yolanda Ortiz y sus recuerdos de un Perón ecologista

De la “revolución mental” del Perón del ‘73 (que las facciones del peronismo en violenta pugna no tomaron en serio) al concepto de desarrollo sustentable actual. Del Mayo Francés del ‘68 al paradigma de la complejidad. 83 años y una lucidez notable.

Por Luis Rodrigo

politica@ellitoral.com
Fuente: El Litorial

En el tercer gobierno de Perón hubo un cargo novedoso: secretaria de Medio Ambiente. Era 1973, la experiencia del casi interinato de Héctor Cámpora se había agotado en menos de dos meses y el peronismo, aunque convulsionado siempre vertical, pretextaba una vez más su condición de movimiento para evitar resolver sus insalvables contradicciones internas (ahora trasladadas al gobierno): en ese marco, el discurso del presidente en favor de la “revolución mental” y el cuidado de la ecología parecía una forma de evitar -al menos públicamente- definirse sobre la lucha intestina.

Sin embargo, hubo al menos una mujer que creyó -y cree firmemente- en aquellas definiciones. Yolanda Ortiz no provenía del justicialismo y simpatizaba con las posiciones de la democracia cristiana (sobre todo la de Chile). Había vivido en París, como becaria, el Mayo Francés, y hoy sigue definiéndose como una humanista. Piensa que la dirigencia política argentina -en el mejor de los casos- no ha logrado salir del reduccionismo, del enfoque parcial sobre los problemas ambientales, sin entender el paradigma de la complejidad.

Con 83 años y el antecedente de haber sido pionera en la gestión desde el Estado sobre los problemas ambientales, hoy sus opiniones y la estatura de su personalidad tienen un reconocimiento que excede los marcos partidarios. Para ratificarlo basta decir que vino a El Litoral junto a Ariel Carabajal, director de Producción Limpia y Consumo Sustentable de la Nación, y del secretario de Medio Ambiente de la Provincia, César Mackler y el subsecretario del área Carlos Martín.

—Deben haber sido muy pocos los que en 1973 hablaban de medio ambiente.

Yolanda Ortiz: —Hoy las condiciones son muy distintas, también con relación a los decisores. Pero en ese momento había una política muy clara, un líder que consideraba que lo ambiental era el problema, no uno más… Perón señalaba muy bien la importancia que tenían para él los hombres de ciencias para detectar los problemas con un rol fundamental para la acción. Pero no fue comprendido en ese momento. Por entonces ya había un déficit de comprensión de esa problemática, pero bueno con gran entusiasmo se pusieron los cimientos… Lástima de después vino la dictadura y todo eso se frustró.

Cuando apareció el “Mensaje Ambiental a los Pueblos y Gobiernos del Mundo” (*), los mismos peronistas cuestionaron eso. Le reprocharon que hubiera vuelto (Perón) con esa propuesta, no entendían. Y eso que eran gente con mucha cultura, muchos viajes afuera, pero no, no lo entendieron. Se perdió una oportunidad.

—Se tomaba a esa visión como una forma de no definir a la puja entre las facciones internas del peronismo.

—Exactamente. Había entonces en la sociedad una contestación al modelo pero no un proyecto alternativo, no hubo una adhesión a la propuesta de Perón. Fíjese que las mujeres, el movimiento feminista, nos decía esto es una forma más de darle trabajo otra carga a la mujer: me costaba a mí realmente hacerlas entrar en razón. Ellas decían que siempre el desarrollo toma a la mujer como la mano de obra económica y que ahora, con las cuestiones ambientales, se le daba otra obligación más… Tampoco nos entendían.

Bueno, tuvo muchas vueltas este tema y finalmente cuando desarman esa construcción que había hecho el General a partir de secretarías importantes, como eran Recursos Hídricos, Recursos Naturales y Renovables y No Renovables, y a esos señores secretarios Perón los baja, los pone como subsecretarios y nombra a una mujer al frente de esta secretaría… Realmente solamente él podía hacer eso. Y fue difícil tratar de encontrar un espacio, de crearlo.

—Estaba la Argentina de entonces actualizada en su visión de lo ambiental. De la experiencia europea por ejemplo.

—Fíjese que dio la casualidad que tenía una beca en Francia entre 1967 y 1968 así que viví en París todo el capítulo de Mayo del ‘68. Y es ése el mismo movimiento que sigue cuestionando el modelo de desarrollo, la crisis ambiental pone de manifiesto el fracaso de este modelo, y hay una distancia muy grande por ejemplo, una relación antagónica entre lo ecológico y la economía. Hoy esto sigue y por eso tenemos acciones como el programa de desarrollo limpio que busca un proceso diferente.

En la Argentina, aquel intento de Perón por darle al problema ambiental la máxima prioridad no fue comprendido por la sociedad. Y después vino la dictadura, y es recién ahora que el tema ambiental se ha instalado con más fuerza. Pero tampoco hoy se ha instalado de la mejor manera: el tema figura pero aparece el medio ambiente como negocio o como conflicto. Los políticos no terminan de entender al mensaje ambiental; tal vez, nosotros no sabemos enseñárselos. Pero hay una luz de esperanza, la actual gestión tiene una concordancia en tomar la producción como base para hacer un desarrollo que respete al ambiente, tomar esa alternativa. No es estar en contestatarios, ni tampoco en el conflicto, sino dar respuestas. Tratamos de tener mejor suerte que entonces.

—Si pudiéramos mirar dos fotos sobre el ambiente en la Argentina, la de entonces y la actual, qué veríamos.

—Creo que avanzamos cuando somos conscientes de que somos seres responsables y que sabemos adónde estamos parados. La globalización nos ha sacudido de alguna manera. El paradigma de la complejidad se va metiendo de a poquito, todavía predomina la cosa lineal que no reconoce el abordaje que requiere la complejidad de la realidad. Hay, quiérase o no, un cambio en la gente. Necesidad de protagonizar cambios, una reacción frente a los problemas ambientales.

Pienso que los que en los ‘70 éramos un poco utópicos, y que ahora estamos más con los pies sobre la tierra. Pero tiene su contrapartida, la pérdida de valores, y algo que me da mucha preocupación que es una especie de amoralidad que se quiere instalar. Y el individualismo cada vez más exacerbado que crea un ego que constituye un nudo, yo diría para poder trabajar en equipo y poder dar respuestas frente a lo que se manifiesta ya como una reacción de la biósfera por el maltrato que se le da a los recursos naturales y al ambiente.

—Veo que del peronismo a Ud. le gusta nombrar el último gobierno.

—Es que estuve ahí. Siempre fui una humanista. Prefería a los humanistas, a la democracia cristiana, la chilena sobre todo. En 1973, Perón decía “sin participación popular y sin justicia social tenemos que esperar verdaderas explosiones sociales”. Y fueron sus palabras verdaderos vaticinios.

—Lástima que cada uno por izquierda y derecha en el PJ, leía lo que quería…

—Sí, realmente. Pero él era muy claro: creo que uno de los hechos más importantes de mi vida ha sido trabajar con Perón.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *