Innovador, accesible y atractivo bio-velero fabricado en Alemania con materiales renovables

El fundador de GreenBoats, Johann Deimann, fabrica en la que desarrolla alternativas a la fibra de vidrio y las resinas de poliéster a base de estireno que se utilizan habitualmente para construir barcos, construyó un velero denomindado “GreenBente24″, con un 80 por ciento de materiales renovables y está impregnado al vacío.

Fuente: Bente Yachts y BioEconomia

 

ALEMANIA (22/2/2019).- Un barco hecho en Alemania, un puente peatonal en los Países Bajos y clavos de madera austriacos pueden parecer poco comunes, pero comparten un rasgo importante: todos están hechos con biomateriales compuestos o biocomposites.

Un repaso por los tres ganadores del Premio a la Innovación 2017 en la Conferencia Europea sobre Madera y Compuestos de Fibra Natural muestra las ventajas de combinar la resistencia, la durabilidad y el peso ligero de los materiales compuestos tradicionales con los beneficios ambientales de los recursos naturales y renovables.

 

Friedrich Johann Deimann fundó GreenBoats para desarrollar alternativas a la fibra de vidrio y las resinas de poliéster a base de estireno que se utilizan habitualmente para construir barcos. Encontró reemplazos ecológicos y viables con propiedades similares en fibra de lino, corcho y resinas epoxi de base biológica (aceite de linaza).

El velero GreenBente24 está construído con un 80 por ciento de materiales renovables y está impregnado al vacío.

Las fibras de lino proporcionan rigidez, amortiguación de vibraciones e impacto y resistencia a la abrasión, mientras que el corcho liviano agrega flotabilidad y impermeabilidad al agua.

 

El resultado es una embarcación que no se astilla al dañarse, no libera sustancias tóxicas al agua y no permite que ingrese agua en el núcleo del material tipo sandwich del composite utilizado para la construcción del casco. “El producto tiene un aspecto muy bonito“, agrega Deimann.

La resistencia y la rigidez del compuesto a base de lino es ligeramente menor que la de los laminados de fibra de vidrio. Pero tienen la mitad de la densidad, por lo que los barcos verdes pesan aproximadamente 100 libras menos (45 kg). Los materiales renovables también son más amigables para el medio ambiente, ya que se pueden obtener y procesar con muy pocas emisiones de CO2.

 

Aunque el GreenBente24 es aproximadamente entre 15 a 20 por ciento más caro que embarcaciones de alta gama similares fabricadas con resina epoxi, GreenBoats tiene una demanda constante de los clientes. “Los primeros clientes ya navegan felizmente en los mares y lagos alemanes“, dice Deimann. El material biocompuesto que desarrolló para los barcos también se está utilizando en motorhomes en Europa.

 

 

 

PE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *