Auge de exportaciones forestales en Chile

Internacionales

El sector forestal se está situando claramente como el segundo gran rubro exportador de Chile, después del cobre y de la minería en general.

Fuente:Lignum

CHILE(5/7/2004).- Se trata de desarrollos productivos de largo aliento y maduración, que han sido posibles por los incentivos naturales ligados a las características propias del país y a sus ventajas comparativas. La estabilidad macroeconómica ha jugado un papel determinante, al igual que las claras reglas del juego productivo, basadas en el respeto por los derechos de propiedad, el cumplimiento de los contratos, la persistente apertura de la economía y la libertad de emprendimiento. El desarrollo forestal, la celulosa, el papel, los tableros, la madera en bruto y elaborada y sus variados derivados, destinados al mercado interno y externo, sólo han sido posibles después de enormes inversiones y de largos períodos de espera. Las exportaciones este año llegarán a unos tres mil millones de dólares, con un incremento cercano al 20 por ciento respecto de 2003. En esto han sido determinantes los altos precios del mercado mundial, además de los aumentos en la producción, que continuarán sobre la base de varios proyectos de inversión que se encuentran en pleno desarrollo. Se estima que hacia fines de este año estas exportaciones totalizarían tres mil millones de dólares, y unos cuatro mil 600 millones al término de la década, cifras que, evidentemente, dependerán de los precios. El incremento de las exportaciones forestales fue de 28,1 por ciento en el primer trimestre de 2004, respecto del año pasado. El destino de los productos es variado, destacando la mayor demanda de Europa y Asia. El alto crecimiento de la economía mundial ha jugado un papel importante en este aumento, aunque esto no debe dar la idea de que se trata de algo transitorio: esta industria chilena emplea las más modernas tecnologías en la producción y comercialización, de modo que tiene ventajas claras, que le han permitido competir en las más variadas fases del ciclo económico mundial, superando obstáculos no despreciables, como la oposición y el hostigamiento internacional y nacional de grupos de ecologistas antidesarrollo, las posturas fundamentalistas y violentas de ciertos indígenas, y algunas trabas del aparato estatal que encarecen los procesos y planes productivos. La interminable discusión y las regulaciones en torno a un problema artificial, como el del bosque nativo, de gran presencia en el país, constituyen otra dificultad, que contrasta con una política oficial de éxito, como ha sido el subsidio directo a la forestación. Fuente: El Mercurio

Fuente:Lignum

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *