El Mercosur inicia otra cumbre con muchos temas pendientes

Escenario previo a la reunión en Puerto Iguazú

Admiten que las dificultades de los países miembros retrasan el objetivo 2006.La incorporación semiplena al bloque por parte de Ecuador, Venezuela y Colombia se pospondrá por unos meses No asistirá el presidente de la Comisión Europea .

Fuente: La Nación

BUENOS AIRES (6/7/2004).- Marco Aurelio García, asesor de política exterior del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, reconoció en su última visita a Buenos Aires que las difíciles situaciones de cada uno de los socios del Mercosur y la fuerte tarea de relaciones externas del bloque están retrasando el llamado Objetivo 2006, que los países miembros se propusieron hace un año para profundizar un verdadero mercado común. . Tal vez por eso se explica que en la cumbre regional de Puerto Iguazú, que comenzará pasado mañana y se extenderá hasta el jueves, concluya la presidencia semestral de la Argentina con altibajos. Las negociaciones de tratados comerciales con otros bloques y países constituyen uno de los mayores logros de la presidencia argentina, según el secretario de Comercio, Martín Redrado. Se cerró en abril pasado el acuerdo de libre comercio con la Comunidad Andina de Naciones (CAN), integrada por Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Este último país ya estaba asociado al Mercosur desde los 90 y Perú se había sumado con esa categoría en diciembre pasado, pero sólo hace 20 días logró acordar la liberalización comercial con Uruguay. . Postergación . Detalles técnicos impedirán que en esta cumbre se formalice la asociación con Ecuador, Venezuela y Colombia, que sólo se pondría en vigor en septiembre u octubre próximos. Sin embargo, se producirá una declaración política en favor de su incorporación semiplena al bloque y por eso vendrán los presidentes colombiano, Alvaro Uribe, y venezolano, Hugo Chávez. Faltará el ecuatoriano Lucio Gutiérrez, que aduce que debe preparar la próxima cumbre de la CAN en su país. Tampoco asistirá el peruano Alejandro Toledo, de gira por España e Israel. Una alta fuente del Palacio San Martín conjeturó que sus ausencias pueden atribuirse a la presión de Estados Unidos, que negocia con ambos acuerdos comerciales para el año próximo, mientras encuentra resistencias del Mercosur al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). “Pero Colombia también está negociando con Washington”, inquirió este cronista. “Es que su situación interna le exige la búsqueda de aliados entre sus vecinos del Norte y del Sur”, respondió el diplomático argentino. El gran ausente será el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, que iba a venir a anunciar el acuerdo que se prevé firmar en octubre próximo, pero desistió por el fracaso de la última reunión técnica del mes pasado en Buenos Aires. Una fuente diplomática europea atribuyó la ausencia a que Prodi está abocado a su regreso a la política italiana, para embestir contra el primer ministro, Silvio Berlusconi, y al traspaso de poder al portugués José Manuel Durão Barroso. “Todo indica que vamos a tener un acuerdo en octubre, pero quizá sea más aguado de lo pensado”, declaró la fuente de la Unión Europea (UE), ilusionada con la reunión técnica que se celebrará en San Pablo tras la cumbre de Mercosur. . En Iguazú, los cuatro países aprovecharán para definir márgenes de negociación en comercio de bienes y servicios, inversiones y compras gubernamentales. Redrado destacó que la negociación con la UE llevó a que el Mercosur coordinara por primera vez una propuesta integral y única de apertura comercial. . Además de la habitual comparecencia de los presidentes de Chile y Bolivia, vendrá el de México, Vicente Fox, interesado en asociarse al Mercosur, aunque reacio a firmar el tratado de libre comercio (TLC) necesario para obtener esa categoría. Su interés en el bloque es político. México, sin embargo, envió hace tres semanas a la Argentina una oferta de desgravación arancelaria de 2000 productos. Pocos son agrícolas y algunos más, agroindustriales. . Por Alejandro Rebossio De la Redacción de LA NACION .

Fuente: La Nación

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *