El programa “Crece Selva Misionera” logró la reforestación de 178.000 árboles nativos en tres años

La organización que impulsa la iniciativa en la provincia es la Fundación Protestante Hora de Obrar, que recientemente dio a conocer el balance 2020-2022, exponiendo los resultados que llevan adelante con acciones de reforestación de más de 30 especies nativas y talleres de educación ambiental. Tenemos como meta llegar al 2024 con la plantación de 255.000 árboles”.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (24/1/2023).- La Fundación Protestante Hora de Obrar toma a la reforestación de especies nativas  como estrategia de acción frente a la crisis climática en primer lugar.

Por otra parte, con ella logran diferentes beneficios tales como filtrar la escorrentía del agua de lluvia, mantener el caudal  y calidad de agua de los arroyos, aporte de materia orgánica al suelo y de freno a la erosión,  para la conservación de la biodiversidad, la conectividad de las áreas de bosque, etcétera.

Así lo explicó  Romario Dohmann, coordinador del programa en Misiones, que en contacto con ArgentinaForestal.com valoró los resultados del trabajo, ya que en el balance de tres años registraron 178.000 árboles nativos plantados, con más de 30 especies nativas diferentes entre frutales, maderables, melíferas, medicinales, ornamentales, etcétera.

En plena pandemia y con una sequía histórica en Misiones, en 2020 surgió el programa frente a estas dos adversidades las cuales fueron un gran desafío, pero a la vez una necesidad imperante de tomar acciones concretas y urgentes para hacer frente a esta situación tan compleja que es el cambio climático, indicó el coordinador.

La sequía se convirtió en crisis hídrica y los incendios intencionales en crisis ígnea en simultaneo, situaciones que hicieron enfocar los esfuerzos en la reforestación del 2021 y 2022 para la protección arbórea de las vertientes de agua y en plantar en áreas afectadas por los incendios forestales logrando cubrir así en estos 3 años 395 hectáreas forestadas en total.

Estas acciones se logran con la colaboración y aportes de fondos provenientes de cooperación internacional, donantes individuales locales, empresas y la ayuda de las diferentes comunidades de fe de la Iglesia Evangélica del Rio de la Plata en Argentina, Paraguay y Uruguay.

Educación ambiental y acción local

“Todo lo que se realice en restauración y reforestación con especies nativas es un aporte a la conservación de la rica biodiversidad de la selva misionera”, señala el joven naturalista.

En el marco del programa, la sensibilización ambiental fue realizada de manera simultánea durante los 3 años, no solo a los productores sino también a través de talleres sobre educación ambiental en más de 25 escuelas y grupos llegando de forma directa a 1.813 personas sensibilizadas sobre el funcionamiento de los bosques y como preservarlos.

En este sentido, Romario indicó que “la ecología puede y debe trabajarse con un fuerte enfoque social y educativo porque es el comportamiento social no sustentable  quien actualmente actúa sobre los ecosistemas a velocidades que la naturaleza no está preparada”.

Mencionó también que en total fueron 13 las comunidades guaraníes que participaron en la plantación de diversas especies tanto frutales como medicinales en sus territorios.

Y en cuanto a la zona rural, los productores y productoras vinculados fueron 340 familias de 44 municipios diferentes, los cuales buscan con esto producir en sus chacras de manera más sustentable, entendiendo estas acciones de reforestación como medidas para mitigar el cambio climático y adaptar tanto cultivos como actividades pecuarias a los nuevos escenarios climáticos en la región.

“Con este balance positivo cerramos el período 2020-2022, y en la búsqueda se continuar por el camino trazado se continuará con el programa hasta mediados del 2024 teniendo como meta llegar a 255.000 árboles”, sostuvo el coordinador del programa Crece Selva Misionera.

Alianzas para alcanzar objetivos

En simultaneo, Romario indicó que para una mayor eficiencia y articulación, desde la ONG se realizaron convenios de colaboración con la Fundación Vida Silvestre Argentina, el Instituto Nacional de la Yerba Mate, Ministerio del Agro y la Producción y la Secretaria de Estado de Cambio Climático, este último firmado en el marco de la  COP27(Cumbre de Naciones Unidas de Cambio Climático)  que es la instancia máxima de toma de decisiones para la búsqueda de hacer frente a la crisis climática.

“Uno de los hitos de este proceso fue el participar en la creación y consolidación de la Red Trinacional de Restauración del Bosque Atlántico junto a numerosas organizaciones de la sociedad civil, estatales, universidades y empresas de Argentina, Brasil y Paraguay”, agregó el coordinador.

Esta iniciativa fue reconocida como un ejemplo mundial de inspiración para proyectos de restauración en la última COP15 de Biodiversidad la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de Montreal, oportunidad en la que se hizo público el reconocimiento a la tarea que se  lleva para reparar el icónico Bosque Atlántico de América del Sur, considerando a esta red como uno de los diez esfuerzos pioneros para revivir el mundo natural.

“En 2023 el trabajo continuará, y todos quienes tengan interés en sumarse con donación o para reforestar con árboles nativos en áreas afectadas por incendios, bordes de arroyos o áreas degradas de la provincia de Misiones, para contribuir desde la Argentina a mitigar los efectos del cambio climático pueden comunicarse con nosotros”; invitó finalmente.

El Programa Crece Selva Misionera colabora con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Escribir a Romario Dohmann al e-mail:  desarrollo@horadeobrar.org.ar. 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.