Brasil: la cartera de inversiones en el sector forestal al 2024 supera los R$ 50 mil millones en el Estado de Bahía y esperan atraer nuevos proyectos verdes

El sector  forestal nacional brasileño tiene un área de bosques de cultivo de 9 millones de hectáreas y otras 5,9 millones de hectáreas de bosques nativos que conservan las empresas del sector. “Estos son números significativos. Y es una visión estratégica”, dijo el presidente de la Industria Arbórea Brasileña (Ibá), Paulo Hartung. Para atraer nuevas inversiones verdes, operan en la concesión de áreas e incentivos fiscales. También brindan apoyo institucional y canalizan las fases de implementación y posterior a la implementación para facilitar estos procesos al inversor.

 

Fuente:  ABAF

 

BRASIL (21/9/2021).- Este martes 21 de septiembre, en celebración del Día del Árbol, la Asociación de Empresas de Base Forestal de Bahía (ABAF), publicó el informe “Bahía Florestal 2021: Oportunidades de Inversión Verde”, en el marco de un lanzamiento virtual que contó con 492 personas registradas de 22 estados.

Fue transmitido en vivo por el canal de YouTube de Malinovski y fue moderado por el director general e ingeniero forestal de la empresa, Ricardo Malinovski. La inauguración estuvo a cargo del presidente de ABAF, Moacyr Fantini Junior, quien también es el director forestal de Veracel Celulose, cuya planta está ubicada en Eunápolis, en Bahía.

Fantini habló con propiedad sobre las consecuencias de este segmento económico para la sociedad y el medio ambiente. Destacó algunas actividades sostenibles, especialmente las de Veracel y de otros miembros de ABAF, y reforzó la importancia del sector en la generación de empleo y sostenibilidad.

“Celebramos 30 años de desarrollo del sector forestal en el sur de Bahía. Cualquiera que haya visitado este territorio hace 30 años y vea cómo es hoy verá claramente su desarrollo”, dijo el directivo.

El secretario de Desarrollo Económico del Estado de Bahía (SDE), Nelson Leal, recordó que siguió los cambios y transformaciones de los vectores económicos en el estado, incluido el forestal. “Fui presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cámara de Diputados y siempre he sido un entusiasta del sector. Es un sector importante para el crecimiento y la sostenibilidad. Y, sobre todo, de oportunidad para la fijación del hombre en el campo. Cambió la faz de la Región Extremo Sur de Bahía. Me doy cuenta de lo mucho que ha crecido y desarrollado esta región”, explicó el secretario.

João Leão, vicegobernador de Bahía y secretario de Planificación del Estado de Bahía (Seplan), también participó en el lanzamiento y recordó que cuando ocupó Seplan por primera vez, los ingresos del estado se concentraban (79%) en la Región Metropolitana.

“Actualmente, la Región Metropolitana corresponde al 72% de los ingresos del estado. No es que los ingresos en la Región Metropolitana disminuyeron, sino que aumentaron en el interior y la costa”, explicó.

A modo de ejemplo, el vicegobernador recordó que el Extremo Sur de Bahía, que tiene una fuerte vocación forestal, casi ha duplicado su recaudación en los últimos años, del 1% al 1,88%.

Los bosques más productivos del planeta

Para el presidente de la Industria Arbórea Brasileña (Ibá), Paulo Hartung, el mundo se enfrenta a un desafío climático urgente. “Un país como Brasil, que tiene el bosque tropical más grande del mundo, con la mayor biodiversidad del planeta y una matriz energética diferenciada, puede tener un papel de liderazgo en el mundo”, dijo.

“El problema del clima es quizás el mayor desafío al que se enfrenta el planeta en este momento. Es importante que entendamos estos movimientos y estas tendencias. Cuando miramos al consumidor de hoy, vemos personas más concienzudas y exigentes. Los productos de los bosques plantados son un sustituto de los productos de origen fósil”, defendió Hartung, quien también recordó que el sector planta un millón de árboles al día.

“Tenemos un área de cultivo de 9 millones de hectáreas y 5,9 millones de hectáreas de bosques nativos que conserva el sector. Estos son números significativos. Y es una visión estratégica”, remarcó.

Para el presidente de Ibá, Bahía es un estado importante en el sector, ya que tiene una superficie cultivada que supera las 600 mil hectáreas y alberga empresas muy importantes en la cadena productiva.

Otro punto planteado por Paulo Hartung estaba relacionado con el proceso de des-industrialización que atraviesa Brasil, por diversas razones. “En esta tendencia, el sector de árboles cultivados ha ido en aumento, y esto viene sucediendo año tras año, desde la década de 1970. La cartera de inversiones del sector en el corto plazo (2024) supera los R $ 50 mil millones. En un momento de recesión en Brasil (2015 y 2016), el sector de árboles cultivados estaba invirtiendo más de R $ 18 mil millones. Tenemos los bosques más productivos del planeta. Nuestros productos compiten en Asia, Europa, América del Norte”, destacó el directivo de Ibá.

Esta ventaja de suelo, clima, genética y tecnología para los mejores rendimiento de plantaciones de rápido crecimiento es compartida en la región con países como Argentina, Chile, Uruguay, y Paraguay.

Paulo Hartung también mencionó las gigantescas inversiones de Suzano en Mato Grosso do Sul, en áreas anteriormente degradadas por actividades humanas, y que ahora están siendo recuperadas y ocupadas por una actividad sustentable, que mejora la calidad de vida y aumenta el índice de desarrollo humano.

Más de 598 mil empleos en Bahía

El director ejecutivo y economista de ABAF, Wilson Andrade, brindó una breve reseña y comentó sobre el desempeño de la asociación.

Destacó las relaciones interinstitucionales como una forma de fortalecer el sector. “Vemos el entusiasmo del gobierno estatal, que se compromete a ayudarnos en este programa, que es implementar el sector en Bahía. Estamos vinculados a sectores de fuerte crecimiento: celulosa y papel, empaques, granos, construcción civil, acero, muebles, textiles, pellets y energía”.

Según Andrade, uno de los principales objetivos de ABAF es integrar a pequeños y medianos productores y procesadores de madera plantada para múltiples usos. “El mercado es enorme, hay 5.000 productos y están llegando nuevas demandas de nuevos productos ecológicos y este mercado necesita ser atendido”.

El director ejecutivo de ABAF también reforzó que el sector fue uno de los pioneros en certificación, tanto de bosques como de productos de origen forestal. Recordó que Bahía cuenta con 521 empresas activas vinculadas al sector, brindando mejores condiciones sociales y ambientales en las áreas de operación.

“Las inversiones voluntarias de las empresas forestales en programas sociales y ambientales benefician actualmente a 598.000 personas en Bahía”, dijo.

También mencionó la productividad del segmento de celulosa y celulosa disolución, que representa el 15% de la producción nacional.

Y que el sector forestal en general, que planta un promedio de 70.000 árboles al día en el Estado, representa el 5% del PIB de Bahía y el 4% de todos los impuestos recaudados.

Oportunidades de inversión verde en Bahía

Finalmente, Wilson destacó algunas razones para creer en las oportunidades de inversión verde. “Tenemos 310 mil hectáreas de área preservada y representamos un sector fundamental para la reducción del cambio climático. Es un sector multiproducto. Y ABAF está dispuesta a apoyar inversiones en Bahía”, invitó.

La directora de Promoción del Desarrollo Económico del Estado de Bahía, Júlia Trindade, cerró el encuentro hablando de los procesos para la constitución de nuevas empresas en Bahía.

“Damos la bienvenida a empresas que quieran invertir en el estado. Operamos en la concesión de áreas e incentivos fiscales. También brindamos apoyo institucional y canalizamos las fases de implementación y posterior a la implementación para facilitar estos procesos”, convocó la funcionaria.

Júlia recordó que el PIB de Bahía en 2020 fue de R $ 303 mil millones y la producción de celulosa y papel tuvo una participación significativa en estas cifras.

Asimismo, informó que entre los objetivos del gobierno estatal está la atracción de fabricantes de papel, higiene personal y otros derivados de la celulosa. “También queremos traer a Bahía fabricantes de muebles y paneles reconstituidos, ya que casi todos los muebles de madera provienen de la Región Sur. Queremos atraer fabricantes de muebles y equipos para el sector”.

Además de un paso a paso en el proceso de creación de empresas en Bahía, Julia Trindade recordó la asociación de larga data entre el gobierno estatal y ABAF. “Incluso antes de la pandemia, establecimos una agenda positiva para mejorar las condiciones del sector, que se dividió en cuatro temas principales: seguridad jurídica, medio ambiente, logística e infraestructura, incentivo a la producción y liberación de créditos fiscales”, concluyó.

El director ejecutivo de ABAF, Wilson Andrade, finalizó la reunión con un mensaje optimista para el sector forestal en Bahía y Brasil: “Creemos en el sector y queremos hacer crecer a Bahía, como Brasil crece, en el área forestal. Estamos enteramente a disposición del Gobierno del Estado, así como de las entidades comerciales y municipios de Bahía. Tenemos los brazos abiertos para inversionistas y personas de los 22 estados brasileños que participaron en nuestro encuentro”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *